¿Cambio de visión?

¡Buenas tardes, Stellaers!

Se me ha ocurrido compartir con vosotros y vosotras la definición elaborada hoy, 10 de mayo de 2016, en la sesión expositiva con la profesora Adriana Gewerc por mis compañeras Araceli García, Cristina Seijas y Sofía Veiga. Además, siguiendo la línea de la entrada "¿Qué estoy aprendiendo?", reflexionaré acerca de la definición realizada hoy y la primera que habíamos elaborado el 1 de marzo de 2016.

Aquel día, con las palabras que la profesora Adriana Gewerc nos ofreció, redactamos la siguiente definición: "Internet crea una cultura digital que constituye una sociedad de conocimiento a través de la difusión y la gestión de la información. No obstante, la falta de seguridad y protección en esta cibercultura puede originar acoso durante la interacción en las redes sociales. Sin embargo, las nuevas tecnologías en educación son herramientas de aprendizaje para la formación y la innovación."

Hoy, elaboramos la siguiente construcción: "Las nuevas tecnologías en educación son herramientas para el aprendizaje y la formación de la competencia y la identidad digital. La comunicación mediante Internet, así como la búsqueda y la difusión de información, producen una globalización del conocimiento y una cibercultura. No obstante, la irregular distribución de la economía y la falta de alfabetización informática, crean una brecha digital en diferentes contextos."

Definición de la Tecnología Educativa

En cuanto a las cinco áreas de la competencia digital que nos ha explicado la profesora Adriana Gewerc después de nuestras producciones, decir que considero que al menos tres de las cinco se encuentran en ambas definiciones de una forma explícita. Por una parte, la información y la comunicación están presenten en ambas. En las dos definiciones se trata la información como un recurso que se consulta, se difunde y se gestiona. Por otra parte, la comunicación abarca dos ámbitos diferentes en las definiciones. En la primera, la comunicación se orienta más hacia el campo de las redes sociales, mientras que en la segunda definición, el sentido de la comunicación abarca mucho más que las redes sociales como medio de divulgación de información y conocimiento. 

Por otra parte, en la primera de las definiciones se hace referencia directa a la seguridad, o a la falta de ella, mejor dicho. Ligamos el concepto de seguridad con el concepto de acoso a través de las redes sociales, lo cual es bastante significativo. En la segunda definición no incluimos el concepto de seguridad, no obstante, sí el de identidad digital, que también hace referencia a la actividad de una persona en la red, pero de una forma diferente. El propio concepto, ligado al aprendizaje y a la formación, dice que esta perspectiva ha cambiado para nosotras tras cursar esta asignatura. Sabemos que sigue existiendo falta de seguridad en la Red, no obstante, esta falta de seguridad también se debe al uso que nosotras hacemos de nuestra identidad digital.

Y, por último, destacar que la creación de contenidos y la resolución de problemas no están directamente reflejadas en ninguna de las definiciones. Sin embargo, considero que la creación de contenidos se refleja a través de considerar las nuevas tecnologías en educación como un elemento de innovación, además de hablar sobre una globalización del conocimiento o una cibercultura. Por otra parte, considero que la resolución de problemas no está reflejada ni implícita ni explícitamente en ninguna de ambas definiciones.

¿No consideramos las nuevas tecnologías en educación como una herramienta de resolución de problemas? ¿Qué pensáis? 

Por último, me gustaría destacar la gran diferencia que existe entre ambas deficiones, tanto en su construcción como en las palabras empleadas. Pese a que no seleccionamos las palabras más técnicas en ninguna de las dos deficiones (copyright, copyleft, wikipedia, e-learning...), considero que la visión ha cambiado de una a otra. En la primera, nos centramos más en Internet y lo que sucede en él: intercambio de información, interacción a través de las redes sociales, etc. No obstante, en la segunda, observamos una profundización en los conocimientos acerca de las nuevas tecnologías en educación.

Sea como fuere, tanto en la primera como en la segunda, hemos considerado las nuevas tecnologías en educación como herramientas de aprendizaje y formación, así que esa parte está asumida. ¡A ver si como pedagogas lo aplicamos!

¿Consideráis que habéis cambiado de visión? ¡Espero vuestros comentarios!

Comentarios

  • Sandra Santamarina

    Boas Carlota. Compartindo a túa reflexión, decir que nós tamén nos centramos nun primeiro momento no mundo de Internet, o que coñecíamos e o cal nos aportaba máis seguridade a hora de definir. Ao non ter ter un aprendizaxe máis rodado sobre o tema derivamos a nosa defición hacia ese ámbito, como as redes sociais, os servizos que presta, etc. Pero despois de cursar a asignatura, e de ampliar os nosos coñecementos sobre o concepto tecnoloxía educativa reversionamos a defición e tocamos outros puntos de vista, como os procesos de comunicativos e formativos que ofrece. Desde o principio, hasta o final, notamos un avance no que se refire aos coñecementos, a forma de expresalos e de entendelos. E sí, espero como futura pedagoga saber utilizarr as tecnoloxías da educación como ferramentas de aprendizaxe e formación, e así aproveitar todo o positivo que nos ofrece. 

    Gústoume moito a túa reflexión, un saúdo!

  • Carlota Rodríguez

    Moitas grazas polo comentario, Sandra.

    Coincido contigo en que cursar esta asignatura cambiou a nosa mentalidade e a nosa formación no ámbito de Tecnoloxía Educativa. Mais aínda queda moito por recorrer, penso eu. Supoño que isto non é máis que un inicio no mundo da Tecnoloxía Educativa e que, se cadra, deberiamos seguir aprendendo as posibilidades que nos ofrece este ámbito para aplicalo nos contextos onde desenvolvamos a nosa profesión, non cres?

    Un saúdo!