Reflexión acerca de mi proceso de aprendizaje

Las clases de esta materia han llegado a su fin, por eso veo oportuno dedicar una entrada a reflexionar un poco acerca de mi propio proceso de aprendizaje hasta el momento.

Al comienzo cuando se nos explicó en qué consistía la materia y cuál era nuestro trabajo a realizar, me sentí bastante perdida y no sabía por dónde empezar mi portafolios, pero creo que no era la única que se sentía así, ya que tanta libertad para la realización de éste en ocasiones puede ser un tanto agobiante debido a no saber hacia donde enfocarlo.

Una frase que recuerdo del primer día de clase que dijo el profesor para ayudarnos a entender lo que teníamos que hacer, fue algo como que una persona que no haya cursado la asignatura y lea el portafolios tiene que entender y saber todos aquellos contenidos principales  que fuimos dando a lo largo del curso. Esta frase la recuerdo con claridad porque me ayudó a comprender el principal objetivo de nuestro portafolios.

Al principio mis aportaciones se basaban en reflexiones sobre noticias que me parecían realmente interesantes y que tenían mucho que ver con la materia, además de las diferentes tareas que nos iban encomendando a medida que pasaban las clases interactivas y de las reflexiones y búsquedas sobre los temas tratados en las expositivas, pero esto último lo hacía de una forma muy ocasional.

Con el tiempo me di cuenta que me estaba centrando demasiado en las noticias y dejaba un poco de la lado la profundización de algunos aspectos importantes que se iban dando en clase, por lo que cambié un poco la dirección de mi portafolio y decidí centrarme más en reflexionar sobre los contenidos de clase. Además a medida que iban pasando las clases íbamos aprendiendo contenidos que nos ayudaban a mejorar nuestras entradas como la búsqueda avanzada, el empleo de bases de datos, la curación de contenidos… Por lo que pienso que mis entradas han mejorado con el tiempo.

Personalmente creo que mi forma de expresarme en esta red también ha mejorado, ya que al principio me costaba bastante expresar mediante entradas y comentarios aquello que pensaba (un claro ejemplo son las dos primeras entradas) pero con el tiempo  me fui soltando y me siento más cómoda. Simplemente creo que me costaba porque era algo a lo que no estaba acostumbrada y era un poco chocante para mí, ya que estoy acostumbrada a realizar tareas para que lo lean los profesores, no mis compañeros.  Y esto es una de los aspectos positivos que más me gusta de esta materia, el poder aprender de mis compañeros y compartir la información que cada uno pensamos que es importante para la construcción de nuestros portafolios.

El realizar esta reflexión sobre mi propio aprendizaje me ha hecho darme cuenta sobre lo difícil que es autoevaluarse y opinar sobre tu propio proceso de aprendizaje. Creo que nos cuesta porque estamos más acostumbrados a evaluar a los demás que a nosotros mismos, pero ejercicios como estos son buenos ya que te obligan a reflexionar sobre uno mismo, y a darte cuenta de los cuales son tus puntos fuertes y débiles.