Dependencia tecnológica.

¡Buenas noches!

Hoy quiero contaros una anécdota que considero que describe bastante bien la relación que tienen hoy en día algunas personas con la tecnología.

Ayer asistí a un concierto, cuando este comenzó la mayoría de las personas que había a mi alrededor sacaron su móvil o cámara de fotos para tratar de grabar o fotografiar lo que estaba sucediendo (yo incluida). Hasta aquí todo normal, teniendo en cuenta que siempre que asistimos a un evento que nos interesa tratamos de crear un recuerdo físico, yendo más allá de lo que se nos quedará en nuestra mente.

A medida que el concierto transcurría no pude evitar fijarme en una pareja de unos 30 años que tenía justo delante de mí, ya que llevaban grabando la actuación (con un móvil) desde que esta había dado comienzo, y así continuaron hasta el final de la misma…

Al chico, quien grabó la mayor parte del tiempo, se le notaba incómodo, ya que cada poco rato cambiaba el móvil de mano (lógicamente debería tener los brazos agotados). Cada cosa que hacían la grababan: cuando se besaban, bailaban, etc. Y lo más curioso de todo esto no sólo era el hecho de que no parecía que estuviesen disfrutando realmente de las 2h de música en directo por la que habían pagado, sino que se les veía mucho más enérgicos y contentos en el momento que la cámara enfocaba a alguno de los dos, que el resto del tiempo que pasaban detrás de la misma…

Con esto, lo que quiero tratar de reflejar es la dependencia que crea en algunas personas el uso de las tecnologías, creando tal distanciamiento entre uno mismo y lo que está viviendo. Esta pareja pudo decir que asistió al concierto pero… ¿realmente estuvieron allí?

Aquí os dejo una foto tomada por mí en la que se puede observar perfectamente la situación que os comentaba.

DSC00166.JPG

Comentarios

  • Carlota Rodríguez

    ¡Hola, Amaia!

    Me ha pasado algo parecido esta tarde subiendo a la noria en la alameda. Nos montamos y estuvimos más pendientes de "la foto" que, junto la alta velocidad a la que iba, fue un visto y no visto. Y realmente teníamos muchas ganas de ir y no lo disfrutamos casi nada. Tienes mucha razón en lo que dices, tenemos una gran dependencia y, más aún, en situaciones como esta o como la del concierto que nos cuentas.

    En lo correspondiente con tu pregunta: no, no creo que estuviesen allí. Al final acabas más preocupado por tener un buen vídeo que por disfrutar el momento y vivir la canción... Me pasó algo parecido en un concierto el verano pasado. Me perdí mi canción favorita del artista por quitar el móvil de la mochila y ponerme a grabar. Creo que no compensa. Como mucho una foto o un vídeo breve. Pero eso de estar todo el concierto grabando... demasiado.

    Un saludo y gracias por compartir esta experiencia 

  • Carla Garabal

    Me gusta tu entrada Amaia!!!! 

    Creo que, hoy en día, es algo que nos pasa a todos y todas. Cada vez que vamos a un sitio estamos mas pendientes de sacarnos fotos, de salir bien en estas,...que realmente de disfrutar del paisaje, viaje, excursión, concierto,...Tenemos una gran dependencia del móvil y la mayor parte de nuestro tiempo estamos pendientes de él. A veces no disfrutamos del momento, de la compañía,...por estar atentos al smartphone. 

    Respondiendo a tu pregunta...dudo que hayan estado allí en cuerpo y alma como se suele decir; es obvio que fisicamente estuvieron pero en alma, mentalmente? no lo creo...su mayor recuerdo supongo que será el vídeo y no la propia experiencia de estar allí disfrutando de la  música...

  • Maria Saco Cuartero

    Hola Amaia! Me parece interesante que compartas con nosotros esta experiencia, ya que creo que es algo que está presente en nosotros en la actualidad. Creo que llega a ser demasiado excesivo, tal y como reflejas con tu ejemplo, porque en realidad no disfrutaron del concierto y dudo a que lo vieran con entusiasmo, ya que me imagino que practicamente todo el tiempo, por no decir todo, estuvieron pendientes de que el vídeo quedara bien grabado y que se grabara absolutamente todo.

    Esto me parece excesivo, aunque soy consciente de que todos lo hacemos, yo incluída. Me parece bien si se saca una foto para un futuro recuerdo, además de lo que queda en nuestra cabeza, pero no pasarse todo el rato grabando. Creo que todos nos debemos dar cuenta, de que en actos así lo mejor es disfrutar del momento, ya que todo va a quedar en nuestro recuerdo, y grabar un video para verlo despues no es lo mismo...

    Un saludo!

  • Beatriz Pena Alonso

    Totalmente de acuerdo como los comentarios de mis compañeras. Al final estamos más centrados en tener mil fotos y vídeos de esos momentos que en pasarlo bien y disfrutarlos, por el único hecho de pensar ¿y si no vuelvo a estar/ver esto? (yo creo). Este hecho se asemeja mucho a cuando vamos de vacaciones o a algún sitio diferente. Todo el rato pendientes de inmortalizar y guardar todo lo que nos vamos encontrando, y al final no sacamos la cara de la pantalla.

    Cuando leí tu comentario me acordé que el otro día un chico estaba hablando del bautizo de su hija, y que se pasó una hora con la cámara, viendo el momento por la pantallita. Y claro, decía "para que ella lo vea cuando sea mayor". Y al final es eso, grabamos o quitamos fotos para enseñarle a los demás, que nosotros ya lo hemos visto, hemos estado allí, pero a lo mejor hemos perdido de disfrutarlo de verdad. Después de tu post, intentaré disfrutar más y grabar menos ;)

  • Leti Carrera

    Hola Amaia. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es tal la dependencia que sufrimos con los dispositivos tecnológicos, que no somos consciente de ello. Esta pareja quería inmortalizar hasta el mínimo detalle de la actuación, pero se les escapaba algo; no estaban disfrutando realmente de lo que estaba pasando en esa instancia.

    Considero que en muchas ocasiones es mucho mejor tener recuerdos memorísticos que no centrarse simplemente en recuerdos grabados sin ninguna trascendencia. 

    Un saludo.

  • Ariana

    Hola Amaia ¡¡ Qué entrada tan interesante, a la par que real. Es muy habitual en la actualidad encontrarnos con situaciones como la que tú bien describes, donde estamos tan pendientes del mundo virtual que nos olvidamos del mundo real. El problema está, en que muchas veces no nos paramos a pensar en la de tiempo que perdemos con nuestros aparatos tecnológicos, quizás si lo pensásemos dos veces, intentaríamos cambiar muchos de nuestros comportamientos de cara al uso de los mismos. Un saludo ¡¡

  • Andrea Sarotti

    Hola Amaia, me gusta mucho tu entrada y me llamó la atención el título. Refleja fielmente la actitud de la mayoría de nosotros frente a los hechos de la vida cotidiana. 

    La verdad es que no creo que disfrutasen del concierto y menos de estar grabando cada cosa que hacían mientras lo veían. La última vez que fui a un concierto me paso algo muy parecido pero, en mi caso, se trataba de un grupo de personas que se veían mucho más interesados en exponer, más tarde, su vida en las redes que de disfrutar el momento y la música. 

    Estoy muy de acuerdo con Ariana, creo que, como bien dice ella, no nos paramos a pensar en el tiempo que perdemos subiendo vídeos o grabándolos para luego subirlos o rememorarlos más tarde. La verdad no sé hacia dónde nos conducirá todo esto pero da que pensar. 

  • Annabel

    Buenas Amaia, me encantó tu entrada. Definitivamente estoy de acuerdo con todo lo que habeis escrito todas. Yo he vivido este tipo de situaciones en las excursiones de senderismo que he hecho con mis amigos y amigas. La mayoría se pasan todo el tiempo con la cámara a cuestas sacando fotos y pidiendo que se las saquen. Cuando llegamos por ejemplo a algún lugar increíble la gente está más pendiente de sacarse buenas fotos para mostrar al resto que de disfrutar de ese paisaje y de la magia que tiene. Durante los últimos años he visto como cambiaba la esencia de caminar y estar en contacto con la naturaleza por vendernos como si fueramos productos.

  • Alberto Villaverde

    Cuánta razón!! Son múltiples los ejemplos de que ya no disfrutamos, simplemente preferimos hacernos la foto para demostrar que hemos estado y se nos olvida por qué hacemos las cosas. Es triste pero cierto. 

    Tal cual como:  6a00d8341bfb1653ef017d4158076b970c.jpg

  • Cristina Ramos

    hola amaia! este post me a mi tambien me ha recordado muchisimo a una foto que muestra cómo fotografiamos las cosas en vez de disfrutarlas, y es esta:  imagen.jpg

    La mujer, es la unica persona que realmente esta esperando para ver a través de sus ojos a la persona que tanto espera!