¿MODIFICAN LAS TIC NUESTRO CEREBRO?

¿MODIFICAN LAS TIC NUESTRO CEREBRO?

Una de las cuestiones de las que más se habla en el ámbito de las TIC es si el uso de estas nuevas tecnologías modifica nuestro cerebro y el proceso de adquisición del conocimiento. En las clases este siempre ha sido un tema recurrente y sobre el que existen todavía muchas dudas. En el presente artículo intentaremos poner sobre la mesa algunos datos que nos aporten más claridad al respecto, y sobre los cuales podremos trabajar más adelante.

__________________________________________________________________________________________________

Durante nuestra existencia los seres humanos hemos desarrollado innumerables instrumentos tecnológicos, los cuales han supuesto, según afirman Carrasco y Méndez (2013) el desarrollo de competencias que se encuentran ligadas a cambios en la evolución cerebral.

Sin embargo esto no significa que las tecnologías modifiquen exactamente nuestro cerebro, sino que este posee lo que se conoce como plasticidad neuronal, lo que le permite remodelarse constantemente para ofrecer respuestas específicas a los estímulos y experiencias que vivimos. De este modo podemos decir que “ la experiencia deja huella en la estructura del cerebro, la experiencia deja surco en la orientación del comportamiento” Carrasco y Méndez,(2013).

Los seres humanos somos capaces de llevar a cabo una cantidad de tareas tan diversas que se podría decir que poseemos una versatilidad a nivel cerebral extraordinaria. Nacemos con habilidades innatas como mamar, observar, agarrar etc. Pero también con habilidades latentes, que pueden suponer una gran innovación funcional mediante la mediación instrumental, es decir, mediante nuestra interacción con el medio que nos rodea y por lo tanto con la tecnología.

Es importante tener en cuenta también que esta plasticidad cerebral se mantiene durante toda nuestra vida, aunque es menor que en la primera infancia, no desaparece. Nuestro cerebro está en constante cambio adaptativo.

Algunos de los cambios que han provocado las TIC a nivel cerebral según Pérez Lindo,(2014) son:

 

  1. A nivel memorístico, internet permite crear una “memoria exogámica” sobre la que se asienta el desempeño intelectual de los individuos, ya que lo que antes se debía memorizar ahora está presente en archivos electrónicos.
  2. Las redes sociales suponen un nuevo modelo de socialización para los individuos, por lo que estas están reemplazando a los anteriores agentes principales de socialización: La familia, el Estado, la Iglesia, las escuelas etc.
  3. “La interacción con Internet crea discontinuidades en el pensamiento de los sujetos. Cambia el modo de asimilación de informaciones y de conocimientos. El sistema de información condiciona el funcionamiento de la inteligencia.”
  4. Se ha abandonado la lecto-escritura por los estímulos audiovisuales, provocando una pérdida considerable de capital lingüístico en los individuos del mundo occidental.

 

Sin duda podemos determinar que las nuevas tecnologías ejercen una modificación sobre nuestros cerebros, y por lo tanto cambian, aunque no determinan del todo nuestra forma de aprendizaje, ya que la plasticidad cerebral nos permite desarrollar nuevos modelos de conocimiento durante toda nuestra vida.

Es necesario por lo tanto tener en cuenta estas variaciones a la hora de trabajar en las escuelas, pues si seguimos proporcionando una educación basada en estímulos poco motivadores, dejando de lado la educación en materia de comunicación audiovisual, con esquemas reduccionistas y completamente aislados de la realidad, fracasaremos por completo. Estamos a tiempo de cambiar y desarrollar nuevos modelos educativos adaptados a las necesidades de estos tiempos, necesidades que se hacen cada vez más patentes a medida que surgen nuevos avances tecnológicos.

 

 

Bibliografía:

Carrasco, J. Méndez, J. (2013). El cerebro y las TICS. Education in the Knowledge Society (EKS)

Online:http://campus.usal.es/~revistas_trabajo/index.php/revistatesi/article/view/10213/10623

 

Pérez Lindo, A. (2014). Las TIC, el proceso del conocimiento y las competencias docentes. Avaliação: Revista da Avaliação da Educação Superior (Campinas), 19(3), pp.631-642.

Online:http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S1414-40772014000300006&script=sci_abstract&tlng=es

Comentarios

  • Ana Belén

    Hola Anabel! Me ha parecido una entrada muy interesante. Creo que nadie he escrito un post así tan claro, y estoy de acuerdo contigo, sobre todo el los 4 cambios que han provocado las TICs segun Pérez Lindo. 

    Mi opinión, aunque suene muy repetito a estas alturas, es no abusar de las nuevas tecnologías ni tampoco dejar de usarlas para siempre; es decir, creo que es mucho más provechoso, intercalar el uso de las TICs en el aula, con materiales y recursos cotidianos. De esta froma, potenciamos la motivación, la interacción y promovemos la atención de los alumnos y al mismo tiempo, les damos a entender que las TICs no lo abarcan todo, haciendo que trabajen de manera autónoma. 

    Un saludo!! 

  • Vanesa

    Hola Anabel! Hace poco hablaba en una enteada no de como las TIC modifican nuestro cerebro, sino de los cambios en el aprendizaje con la introducción de las nuevas tecnologías. La aparición de las TIC como mencionas ha provocado cambios en la memoria, en la socialización, etc. lo que hace que las personas ya no aprendamos igual que hace años. Y si ya no aprendemos igual la educación ya no debe ser la misma, los docentes ya no son la única fuente de información y por ello, debemos avanzar hacia en conectivismo donde el docente es considerado un guía cuya función no es transmitir información sino hacer que los alumnos aprendan a aprender. 

  • Beatriz Pena Alonso

    Muy buena entrada Anabel, explicada con claridad y aportando una visión clara a cerca de la implicación de la TIC en el desarrollo y construcción de nuestro cerebro. Sin duda, los cambios que aporta Pérez Lindo me parecen de lo más acertados, pue sen muchos casos se está primando por el conocimiento de la tecnología antes que aquello que reulta básico en el proceso de enseñanza aprendizaje. Tal y como apunta Ana Belán en su comentario, es más una cuestión de saber equilibrar que de desechar por completo uno u otro campo. 

    A mi propio entender, es necesario que la persona que accede a las nuevas tecnologías lo haga valorando estas como un recurso positivo y útil, pero también reconociendo la importancia de desarrollar otros ámbitos como el lector o la escritura. Y no quiero decir que no se pueda realizar esta tarea a través de las tecnologías, pero veo más positivo abordarlo desde más perspectivas. Que al fin y al cabo, se dice que el saber no ocupa lugar. 

  • Annabel

    Buenas! Me parece muy interesante lo que comentais. A mi una de las cosas que más me impresionó al haber realizado la entrada fue aprender que realmente nuestro cerebro tiene una plasticidad increíble, y que gracias a ello podemos reaprender muchas cosas durante todaanuestra vida. Después de haber hecho esta entrada mi forma de ver el uso de las tecnologías ha cambiado por completo, yo creo que ni siquiera es una cuestión de cantidad, sino de cómo se utilicen, de sacarles el mayor provecho. Las TIC han aparecido en nuestra vida y lo han hecho para quedarse, con lo cual sacar el mayor provecho de ellas creo que debería ser como decís uno de los principales retos de la educación, ya que han cambiado por completo nuestra sociedad.

  • Leti Carrera

    Hola!

    Toda actividad cambia el cerebro porque en eso consiste el aprendizaje, sin embargo las TIC lo hacen de una forma un tanto peculiar. La interacción continua entre el cerebro y una máquina influye en nuestra memoria, atención e inteligencia emocional.

    Cabe destacar que muchos autores las conocen como las “tecnologías de la inteligencia”. Por ello es realmente importante enseñar a utilizar las TIC, pero esto no significa enseñar los trucos tecnológicos sino enseñar a usar inteligentemente la tecnología.

    Un saludo chicas.

     

    Marina, J. A. (2014, Noviembre 11). ¿Qué está haciendo Internet con nuestra Inteligencia? El confidencial. Recuperado de http://www.elconfidencial.com/

  • Ángela

    Hola Anabel, buena entrada!! Desde mi opinión yo creo que la tecnología en gran medida si ha producido cambios en nuestro cerebro. En la actualdiad, nuestro cerebro no puede funcionar de la misma forma que pensaban nuestro antepasados. A nuestro alcance se encuentran millones de cosas que pueden requerir un mayor o menos grado de trabajo cerebral.

    Como en cada era, llegan herramientas a los seres humanos para quedarse, y en ese siglo nos ha tocado a nosotros con las TIC. Para bien o para mal, tenemos que conseguir sacarle el mayor provecho y todos los aspectos positivos.

    Un saludo