Son buenos los deberes?

Buenas tardes casi noches stellaers!

En esta ocasión quiero traeros un debate al orden del día que tantos comederos de cabeza a toda la comunidad educativa. Se trata de los deberes. Todos a lo largo de nuestro camino por el sistema educativo nos hemos enfrentado a diferentes metodologías de aula, dependiendo plenamente de cómo enfocase la asignatura el profesor de turno. Así pues había profesores que sabías perfectamente qué día de la semana había su asignatura porque conllevaba que había tarea, después ya venía el debate de cada uno de hacerlos o no, copiarlos o hacerlos tu... esta última decisión habitualmente se tomaba en función de la reprimenda o las consecuencias que pudiera traerte no hacerlos. En mi caso yo no sabía quien era el primero que hacía el "workbook", a mi me llegaba uno hecho y a los 5 minutos mi tarea estaba completa. 

Indagando por internet encontré el siguiente titular:

"La directora de un colegio de Nueva York ha decidido prohibir los deberes"

A mayores, la directora de este centro especifica que los niños deben invertir su tiempo de ocio en cosas más productivas como ver la televisión o estar con su familia. (El estereotipo americano nos hace imaginar que probablemente sean las dos a la vez). Según el artículo el colegio estuvo un año investigando sobre los efectos de los deberes y ha considerado esta opción. 

Aquí me surgen varias dudas que podrían llevar a un debate muy interesante: ¿en qué invierten los niños el tiempo cuando no están en clase ni haciendo deberes? ¿el tiempo libre se ha convertido en tiempo para jugar a los videojuegos y al ordenador? Aún así no quiero desviarme del tema central de esta entrada. En España desde Pedagogía Blanca optan por una racionalización del trabajo escolar en casa, "un exceso de deberes supone una gran frustación para el niño que quiere concluir el trabajo asignado, ve cómo este le sobrepasa y el cansancio no le permite seguir estudiando". Uno de los argumentos más fuertes a favor de los deberes es el de ver estos como una ayuda para que creen hábitos de estudio, pues en el futuro los necesitarán. Y yo me pregunto... no es suficiente hábito levantarse a las 8, para estar a las 9 en el colegio hasta las 5 de la tarde? 

Estoy deseando leer vuestras opiniones... Un saludo y ánimo con comparada!!

Os dejo el link del artículo completo:

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-03-16/el-colegio-que-ha-decidido-prohibir-los-deberes-y-por-que-ha-hecho-lo-correcto_727781/

Comentarios

  • Raquel Rodriguez

    Boas tardes casi noites Alberto!

    Felicítoche por introducir este debate na nosa rede social. Persoalmente posicionome en contra dos deberes que lles impoñen ao alumnado, principalmente o alumnado de Educación Primaria. Considero que a educación neste país abarca demasiados contidos, que ao pouco tempo se olvidan, xa que o alumnado non consegue interiorizar a gran cantidade de información que lles estamos obrigando reter. Por iso mesmo, ante o libro de texto de 12 temas, os mestres non atopan outra opción que mandar deberes. En relación con isto, e sen infravalorar ningunha materia, penso que sería mellor que os mestres impartisen menos contido, para que o alumnado poida afondar e traballar nel e se converta nun aprendizaxe significativo. Ademais, pra que queremos tanta información se a esquecemos? Porque... Cáles son as capas da atmósfera? ou... Que é "Óxido de hierro (III)"?

    Engádoche un video moi relacionado coa túa entrada e que me parece realmente interesante, espero que che guste.

    Un saúdo!

  • Cristina Ramos

    Buen artículo Albero, la verdad es que es especialmente interesante. La semana pasada en la interactiva de la asignatura Educación Comparada, uno de los grupos que expuso hizo alusión al número de horas que le dedicaba un niño español y uno finlandés y es que estos últimos dedicaban la mitad de tiempo a los deberes. 

    Yo creo que, en muchas ocasiones, la realización de los deberes puede servir como un apoyo, o para poder avanzar en algún tema que esté atrasado, pero considero que un/a niño/a que aprovecha bien las horas lectivas no necesita tantas tareas y puede realizar otras actividades extraescolares, o jugar, los/as niños/as tienen necesidades de juego y exploración. Además, es sobrecargar al alumno/a, nunca deja de hacer cosas para clase tal y como se hacen en clase. También decir que en relación a lo que preguntas acerca del tiempo libre jugando a videojuegos y al ordenador me hace recordar uno de los artículos de nuestro compañero Xabi donde nos habla del uso de Minecarft como un recurso educativo; oye, podría ser una buena alternativa, ¿no? 

  • Lara Rodriguez

    Buenas noches Alberto!

    El tema que planteas es de gran controversia y siempre a tenido numerosas opiniones al respecto.

    En mi caso opino que los deberes se están llevando al extremo, puesto que convivo con niños de edades escolares y desde los tres años han tenido que realizar tareas, algunas muy cuestionables, en casa. Muchas de estos deberes requieren la presencia de los padres e, incluso, muchos de ellos son debidos a la falta de tiempo o de organización de la clase. Es cierto que muchas existen muchas opiniones que dicen que los deberes son justificados y que pueden crear hábitos, como tu bien dices, pero en edades tempranas puede provocar un estrés en los pequeños/as no recomendable.

    Con respecto al uso de las tecnologías, pienso que los discentes pueden ocupar parte de su tiempo haciendo otras tareas o actividades extraescolares, pero eso depende en gran medida de la supervisión de los tutores. Un niño/a puede experimentar miles de habilidades y sensaciones tanto fuera como dentro del aula, pero debemos darles la oportunidad para que lo hagan. Sin embargo, también es cierto que para muchos padres es más cómodo que sus hijos vean la televisión o jueguen con la tablet, pero ¿de verdad son conscientes de todo aquello que se pierden por estar demasiadas horas delante de una pantalla?

    Excelente tema de debate! Un saludo.

  • Amaia

    ¡Hola Alberto!

    Gran debate el que creas con tu entrada... La verdad es que el tema de los deberes en España llega a límites incomprensibles. Como ya han dicho algunas de mis compañeras, mandar tantas tareas a un niño puede crear una sensación de estrés innecesaria, pero bien es cierto que todo en su justa medida no tiene por qué ser malo. Es decir, si un día no se termina el tema que tocaba en el aula, o algo no ha quedado claro, ¿por qué no mandar una actividad como método de apoyo? El problema considero que surge cuando esto se convierte en un hábito, una carga para el niño después de haberse pasado tantas horas en el colegio... De esta manera es imposible que un niño pueda sentirse motivado.

    Y en relación a la pregunta que propones sobre las tecnologías y el tiempo libre de los niños... también es un tema a considerar, ya que no todo el tiempo libre se invierte de la manera correcta, bien es cierto que cada uno tiene sus gustos o nos puede apetecer más o menos hacer algo en un determinado momento. Pero cuando hablamos de niños en edades escolares debemos pensar en inculcarles ciertos valores también en relación a esto.

     

  • Óscar González

    Creo que a la mayoría de estudiantes los deberes nos parecen una autentica lata de toda la vida. Quizá el principal problema es cómo están planteados. Como tú bien dices, la jornada escolar de un alumno es más que suficiente, si la aplicamos bien claro está. Tanto la eficiencia a la hora de trabajar contenidos de clase como la satisfacción que proporcionan los deberes son muy bajas, especialmente de acuerdo a esto último. Sinceramente, yo cuando hacía los deberes lo único que quería era acabar rápido para ir a jugar. Bien es cierto que para algunas actividades concretas los deberes nos ofrecen  la posibilidad de consolidar ciertos conocimientos o aptidudes si se usan correctamente, hablando de situaciones concretas, sin abusar de su uso. A pesar de esto último, si te lo paras a pensar la jornada escolar de un estudiante, y más si hablamos de las primeras etapas escolares, es ya de por sí muy larga y agotadora como para tener que hacer horas extra, no podría estar más de acuerdo contigo en este sentido.

    En resumen, creo que hay un gran problema a la hora de plantear los deberes y que su uso es realmente excesivo y generalizado.

  • Cristina Seijas

    ¡Buenas Alberto!

    En este caso yo lo tengo claro y me mojo; no, creo que no es nada positivo ni favorable mandar deberes a los/as niños/as y menos, esas cantidades de deberes que ya han comentado mis compañeros y compañeras en los comentarios anteriores.

    Parece que en el sistema educativo español, los deberes son "aquellas cosas que no dieron tiempo a trabajar en clase". Recuerdo que en muchas ocasiones mis profesores y profesoras nos decían "lo que no hagáis aquí lo tenéis que hacer en casa" o "bueno como no dió tiempo de acabar esto, lo acabáis en casa" creo que este tipo de frases nos suenan a todos y a todas los que hemos sido alumnos  y alumnas alguna vez. En relación a esto, coincido con Óscar ya que creo que el problema más grande está en el planteamiento que se le otorga a los deberes (además de la cantidad que ya he expuesto antes). Los deberes son entendidos para los/as menores/as como "algo negativo" como "un castigo" y esto hace que los lleven a cabo tarde, mal y arrastro, elevando así, los niveles de frustración en nuestros niños y niñas y, por consecuente, elevando el rechazo a acudir a la escuela en niveles muy tempranos del sistema educativo.

    Creo que todos y todas, y más nosotros y nosotras por nuestra futura profesión, deberíamos de  acabar con esta "aficción" por parte del sistema educativo y, más concretamente,  de algunos profesores  y profesoras que tan insaluble es para nuestros/as educandos/as.