Eres un adicto

La  adolescencia  es el periodo donde el individuo se desarrolla  hacia  la  adquisición  de  la  madurez  psicológica a  partir  de  construir  su  identidad  personal  (Castellana, 2003; 2005).  Un 1,98 % de una muestra de 3237 adolescentes noruegos entre 12 y 18 años cumplirían criterios de  adicción  y  un  8,66  %  presentarían  un  uso  de  alto riesgo  (Johansson  y  Götestam,  2004).

Las horas de conexión son distintas según la edad con la tendencia de las chicas a conectarse más que los chicos (Fundación  Catalana  per  a  la  Recerca,  2004).  Respecto al entorno de conexión, la mayoría se conecta desde sus respectivos hogares (78’4%), de los cuales la mitad tienen su propio ordenador y línea de Internet personal; el resto  se  conectan  desde  la  escuela  (26%),  biblioteca  (8%) o cibercafé (5 %) (Estallo, 2000). A través del Chat, el 32%  de  los  menores  facilitan  su  teléfono,  el  17%  ha quedado físicamente con alguien y se han conocido personalmente a través de una cita y el 34 % se han sentido incómodos  en  la  red  en  alguna  ocasión  (Fundación  Catalana per a la Recerca, 2004).

El diagnóstico de la adicción a las TIC parte del mismo principio  que  las  adicciones  a  substancias.  Se  señalan tres  síntomas  nucleares (Echeburúa, 1999;  Griffits, 2000; Washton y Boundy, 1991):

Incapacidad  de  control  e  impotencia.  La  conducta  se realiza pese al intento de controlarla y/o no se pue-de detener una vez iniciada.

- Dependencia psicológica. Incluye el deseo, ansia o pulsión irresistible (craving) y la  polarización o focalización  atencional  (la  actividad  se  convierte  en  la  más importante al dominar pensamientos y sentimientos).

- Efectos perjudiciales graves en diferentes ámbitos para  la  persona (conflicto  intrapersonal:  experimentación  subjetiva  de  malestar)  y/o  su  ámbito  familiar  y social  (conflicto  interpersonal:  trabajo,  estudio,  ocio, relaciones sociales, etc.).

Los síntomas no esenciales más frecuentes son:

a) Tolerancia y abstinencia;

b) Modificación del estado de ánimo. Sensación creciente de tensión que precede inmediatamente  el  inicio  de  la  conducta.  Placer  o  alivio mientras se realiza la conducta. Agitación o irritabilidad si no es posible realizar la conducta;

c) Euforia y trance mientras se desarrolla la actividad;

d) Negación, ocultación y/o minimización;

e) Sentimientos de culpa y disminución  de  la  autoestima; 

f)  Riesgo  de  recaída  y  de reinstauración de la adicción.

 

Bibliografía.

Castellana Roxell, M. & Sánchez-Carbonell, X. & Graner Jordana, C. & Beranui Fargues, M. (2007). El adolescente ante las tecnologías de la información y la Comunicación: internet, móvil  y videojuegos. Papeles del Psicólogo.  Vol. 28(3), pp. 196-204. Recuperado de http://www.papelesdelpsicologo.es/pdf/1503.pdf el 13/05/2016.

Comentarios

  • Cristina Seijas

    ¡Hola Alba!

    Estoy totalmente de acuerdo con tu entrada ya que yo también he elaborado, anteriormente, una que va por el mismo camino que tú indicas en esta entrada. En mi caso, yo establecí una relación entre la adicción a las redes sociales y la adicción al tabaco por presentar casi los mismos efectos negativos. Atendiendo a esto, me muestro totalmente de acuerdo con la relación que estableces respecto a la adicción a las TIC con las adicciones a las distintas substancias. 

    ¡Un saludo!

     

  • Fátima Ramírez González

    Hola Alba! Me parece una entrada muy interesante, ya que normalmente deconocemos estos datos sobre como usan internet los adolescentes. Las personas cada vez tenemos más dependencia de la tecnología que, aunque nos ayude a realizar algunas tareas, también nos crean una adicción, ya que estoy segura de que la mayoría de nosotros lo que hace al levantarse es mirar las notificaciones del móvil, cuando podríamos verlas en otro momento.

    Con esto quiero decir que es "normal" que al final que se acabe creando una adicción, además en los adolescentes, que son, bajo mi punto de vista, a los que les afecta más esto. Por otro lado, como toda adicción hay que tratarla, y además evitarla, es por ello que se deberían crear más centros de rehabilitación y sobretodo dar charlas y educar sobre este tema, ya que muchas veces no se le da la importancia que debe tener.

  • Alba Martín

    Leí tu entrada Cristina jaja y me sorprendió tanto que decidí investigar un poco más. Cuanto más leía, más me sorprendía. 

    Tienes razón Fátima, debemos educar para que tal adicción no sea más que una cosa del pasado.

    Muchas gracias por comentar

  • Laura

    Buenos días Alba!!

    Me parece realmente importante la realización de esta publicación, ya que, en raras ocasiones nos paramos a analizar estos datos, ni siquiera por curiosidad. Es muy cierto, que apoyo totalmente el uso de las nuevas tecnlogías, pero de forma adecuada ya que vivimos en una sociedad donde necesitamos estar todo el día conectados o bien a un ordenador o bien a un movil. Todos pensamos que ser adicto a las nuevas tecnologías no es algo muy común, pero en realidad en muchas ocasiones todos tenemos algo de adicción o al móvil o al ordenador, puesto que si un día nos falta empezamos a comernos la cabeza de forma inmediata como por ejemplo: si pasa algo no me enteraré, si mis amigas quieren quedar no podré ir, no tengo como mirar facebook...

    ¿Creeis que podríamos pasar una semana entera sin estar conectados? Realmente es una pregunta difícil de contestar, pero sin embargo muchas personas dirían que si que serían capaces porque no son conscientes de la adicción que tienen.

    Comparto con mi compañera Fátima, que es un tema que se debería tratar en mayor profundidad con los niños/as adolescentes puesto que son los más afectados por todo esto y en mi opinión, no están realmente concienciados en la repercusión que puede tener esto en sus vidas.

    Un saludo!!

  • Ángela

    Hola Alba!

    Es una entrada que refleja la realidad actual. Los adolescentes pueden ser un porcentaje alto de la población que sufre este tipo de adicción preocupante. Esta adición puede traer consecuencias negativas como señalas en el post que si no se controlan pueden desencadenar problemas. Encontré una página en internet, que te da algunas pautas a seguir para evitar esas consecuencias de las redes sociales que pueden resultar interesantes, como:

    -Evitar la adicción desde casa. Pues no dejandolo comer con el teléfono, no dejar que esté durmiendo con el móvil tampoco, ni que esté a altas horas de la madrugada utilizándolo.

    -Fortalecer su autoestima. Hay muchos niños que al no alcanzar un porcentaje de "Me gustas" se frustran y pueden llegar a pensar que no son tan guapos, que su cuerpo no es ideal. En definitiva, construír una serie de prejuicios hacia sí mismos que no les ayudarán.

    -Enseñarles que su vida tiene valor. Que uno de los grandes problemas de las redes sociales es la constante comparación con otras personas.

    Desde mi punto de vista personal, yo desgraciadamente tamién uso bastante las redes sociales, ya no enfocado a subir fotos, sino por iniciativa entrar y mirar que sube la gente y ya. Como bien dice mi compañera Fátima, muchas veces por inercia al levantarme también miro cosas en el teléfono, pero no podría encontrarle una explicación razonable. Este uso adictivo, también puede causar otra serie de efectos negativos, ya no solo a nivel psíquico, sino también puede producir civeracoso. Cuando señalo civeracoso me refiero a exponer tod tu vida, dando la facilidad a gente ajena a tí a poder acceder a datos que son privados y utilizarlos en tu contra.

    En definitiva, es una buena entrada Alba, ofreces unos datos interesantes! Un saludo

     

    Referencias bibliográficas:

    Redes sociales causan depresión, según estudio [en línea]. Disponible en: http://www.sura.com/blogs/calidad-de-vida/redes-sociales-estudio.aspx

  • Jenny Prieto

    ¡Hola Alba! La verdad es que me ha llamado la atención tu entrada debido a los datos que aportas, ya que se puede comprobar como los adolescentes llegan a abusar y confiar en las nuevas tecnologías con total normalidad, haciendo que lo que se puede extraer de ellas pueda terminar siendo muy perjudicial y peligroso. Además de crear adicción, dependencia, pueden llevar a los usuarios a realizar actuaciones de las que posteriormente se podrían arrepentir, que quizás si estuviesen más informados y concienciados sobre lo que ocurre, poniendo como ejemplos otros casos reales, su comportamiento y decisiones cambiarían su rumbo.

    En una de mis entradas iniciales he profundizado sobre esta temática, puesto que considero muy importante incidir en su educación a partir de su ingreso en esta etapa de transición y rebeldía para que se haga un buen uso de éstas y no se exceda el tiempo que se les dedica.

    A continuación te adjunto una TESIS en la que se pronfundiza sobre los adolescentes y la relación con las TIC , así como problemas derivados de su uso. Por ejemplo, se ha demostrado que el abuso de las TIC contribuye al consumo de alcohol o sustancias tóxicas, pero si existe un control en cuanto a alguno de los elementos se va a ver reflejado también en el otro. Se hace mención a la impulsividad vinculada a las TIC, etc. Por último, hace referencia al papel que deben adoptar las familias y escuelas.

    La verdad es que me parece muy interesante, y pienso que su lectura podría ser de utilidad para la sociedad en general, aunque especialmente para aquellos padres o familiares que tengan en su círculo a personas adolescentes adictas, permitiéndoles conocer cómo deberían actuar ante este tipo de problemáticas.

    ¡Un saludo!