EL FRACASO DE LAS TIC EN LAS ESCUELAS

La implantación de dispositivos tecnológicos en las escuelas no ha supuesto ningún cambio en el proceso de aprendizaje... ¿Qué está fallando?

¿Por qué las TIC implantadas en las escuelas no han tenido un impacto real sobre la manera en que se concibe la educación?, Si se habla tanto sobre las posibilidades que ofertan las nuevas tecnologías, ¿cuál es el motivo para que el aprendizaje no sea más efectivo cuando se utilizan?

____________________________________________________________________________________________________

 

Muchas veces hemos tratado en clase la cuestión del uso de las TIC en las escuelas y su poco impacto a nivel educativo. Todos recordareis diversos relatos de compañeros y compañeras que estudiaron en escuelas donde se implantaron dispositivos tecnológicos que no tuvieron ningún tipo de repercusión (pizarras digitales, ordenadores portátiles…), entre otros factores, por el hecho de que el profesorado seguía utilizando los nuevos dispositivos de la misma forma en que utilizaban los antiguos.

Nos encontramos, sin duda, ante el ejemplo perfecto de cómo la educación en las escuelas está completamente alejada de la realidad de la sociedad en la que se halla.  Vivimos en un mundo donde los recursos multimedia tienen cada vez más peso, las personas nos vemos influenciadas de manera exagerada por estímulos audiovisuales, los medios nos bombardean con información, tenemos acceso ilimitado a una cantidad ingente de información que todavía no sabemos cómo gestionar, y a pesar de todo esto las escuelas siguen ancladas en un paradigma educativo basando en acumular la mayor cantidad posible de conocimiento. Se sigue asociando el fracaso y la falta de conocimiento a la no acumulación de contenidos, sin tener en cuenta que en la sociedad actual lo indispensable es aprender a gestionar la información y hacer una adecuada curación de contenidos que permita a los individuos tener herramientas suficientes para poder ser sujetos activos de su propio aprendizaje y ser más independientes.

Como indica Sáez López(2016)  “Con el error de mantener enfoque de transmisión masiva, con alumnos pasivos utilizando las TIC, lo único que obtenemos en una enseñanza más cara, menos eficiente, y lo que es más peligroso, el hecho de que docentes, administradores e instituciones pueden llegar a la conclusión errónea de que las TIC no mejoran en nada los procesos de enseñanza-aprendizaje, cuando el error está en el ámbito metodológico.”

Los alumnos ya no son sujetos pasivos de su propio aprendizaje, y con las nuevas tecnologías los profesores están perdiendo su carácter de autoridad para pasar a funcionar más como facilitadores en el proceso de aprendizaje.

Los métodos educativos tradicionales se erigían sobre la perspectiva del paradigma conductista, castigando los errores y premiando los aciertos, sin dejar lugar a la relación de contenidos, a la construcción del conocimiento ni al aprendizaje autónomo. Si continuamos trabajando sobre este prisma, la aplicación de las TIC en las escuelas no supondrá ningún tipo de cambio. Necesitamos cambios metodológicos y a nivel pedagógico para desarrollar toda la potencialidad de las nuevas tecnologías.

Como indican Cuadrado and Fernández(2016) “La integración de estas tecnologías a la práctica habitual del aula pueden, efectivamente, ser soportes de innovaciones, de cambios, de otras maneras de hacer otras cosas distintas de las que se han hecho siempre.” Sin embargo esto sólo será posible desde una perspectiva constructivista de la pedagogía.

Personalmente considero que, aunque el método conductista puede ser eficaz para la enseñanza de ciertos aspectos, el paradigma constructivista es mucho más enriquecedor y favorable, pues se enseña a los alumnos que los errores son una forma más de aprendizaje y no algo que hay que evitar o por lo que castigarse, además de hacer del alumno un sujeto activo en su proceso de aprendizaje. Desde esa perspectiva considero que el potencial que nos ofrecen las nuevas tecnologías a nivel pedagógico es muy rico e interesante, y deberíamos de trabajar para fomentar un cambio en el modelo educativo que logre adaptar la escuela a la nueva realidad del mundo. No podemos continuar llenando nuestras escuelas de tecnología, invirtiendo dinero y recursos en instalar este tipo de dispositivos si luego no vamos a hacer una adaptación del currículo para aprovecharlos.

Os dejo con un vídeo que representa bastante bien el tema que estamos tratando. Seguramente tenga mucha relación con lo que muchos de vosotros habéis vivido en vuestras escuelas.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Cuadrado, I. and Fernández, I. (2016). Funcionalidad y niveles de integración de las TIC para facilitar el aprendizaje escolar de carácter constructivista.

Enlace web:  https://www.redib.org/recursos/Record/oai_articulo492317-funcionalidad-niveles-integracion-tic-facilitar-aprendizaje-escolar-caracter-constructivista

 

Sáez López, J. (2016). La práctica pedagógica de las tecnologías de la información y la comunicación y su relación con los enfoques constructivistas.REICE 2012 - Vol 10, Núm 1

Enlace web: http://www.rinace.net/reice/numeros/arts/vol10num1/art4.htm