TIC EN LAS CÁRCELES

LA IMPORTANCIA DE LAS TIC EN EL CONTEXTO PENITENCIARIO

Una de las cosas que me apasiona de la pedagogía es poder extenderla a todos los ámbitos de la vida y no sólo a las escuelas. Es por esto que, después de un intenso aprendizaje con respecto a la Tecnología y todos los usos que se le pueden dar a nivel educativo y la importancia que tiene en el mundo actual, he decidido buscar algún ámbito en el que puedan suponer una mejora de la calidad de vida de las personas y que no esté tan explorado.

 

____________________________________________________________________________________________________

En este caso voy a centrarme en el contexto penitenciario, uno de los más duros en los que podemos trabajar las personas que nos dedicamos a la pedagogía, y en definitiva a cualquier ámbito, ya que las cárceles son lugares de innumerables conflictos y con gente muy diversa con problemas muy específicos. Además son lugares donde el aprendizaje, las nuevas oportunidades y la integración distan mucho de ser lo óptimo para las personas.

En primer lugar deberíamos enfatizar sobre una cuestión clave, y es que los seres humanos somos sociales por naturaleza, necesitamos de los demás para sobrevivir, para desarrollar nuestra personalidad, y aprender, es por esto que no podemos vivir aislados y sin ningún tipo de contacto, somos lo que somos en tanto que nos rodeamos de otras personas.

Las personas que ingresan en los centros penitenciarios se ven privadas de su libertad, pero no necesariamente deberían verse privados de la comunicación, y menos con respecto a sus redes afectivas, las cuales pueden suponer un apoyo muy importante en su proceso de reintegración y reeducación.

Si lo que pretende el Estado con la creación de cárceles es establecer métodos seguros de reeducación y reintegración de las personas, no tiene ningún sentido que se prive a los presos de poder aprender a manejar las nuevas tecnologías y sacarles provecho tanto para su reinserción como para la futura salida del centro.

Si todas las nuevas tecnologías que se utilizan en las cárceles para reprimir y controlar a los presos, se utilizaran para desarrollar métodos educativos novedosos y mejorar la comunicación de los reclusos con el resto de la sociedad y acercar las prisiones a la comunidad, la reinserción de estas personas sería más rápida, efectiva y positiva.

 Como indica García Llorens(2012) “Las penas privativas de libertad deprimen las capacidades psicosociales de sus internos. De la misma manera que un animal en cautividad jamás se comportará ni adquirirá las habilidades necesarias, como lo haría en su medio natural, para sobrevivir en libertad. Los internos desarrollarán habilidades psicosociales para “sobrevivir” en su nuevo sistema, que se rige por sus propias normas, que nada tiene que ver con la vida en libertad. Al salir de la cárcel el interno deberá enfrentarse de nuevo a una inadaptación con su nuevo medio. A consecuencia del internamiento el preso puede desarrollar una autoafirmación agresiva”

Podemos comprender por lo tanto, que la privación de comunicación de las personas presas no supone más que un impedimento para poder lograr que se desenvuelvan en la sociedad. Además del hecho de que se sitúan las cárceles en lugares alejados de los núcleos urbanos, convirtiéndolas en verdaderos centros de exclusión. No podemos pretender que los individuos desarrollen capacidades de socialización si les privamos de la acción misma de poder comunicarse.

 

Una de las cuestiones que caracterizan a las nuevas tecnologías, como hemos comentado muchas veces en las clases, es que no son un medio de comunicación lineal en el que los usuarios son meros consumidores de información, sino que la comunicación es circular y los usuarios pueden ser creadores a la vez que consumidores. Esto supone un factor muy importante para los reclusos, pues gracias a los nuevos medios de comunicación pueden acceder a nuevos canales donde ser creadores de sus propios contenidos, pueden ser reconocidos por su trabajo, valorados por sus experiencias y conocimientos y tenidos en cuenta dentro de la sociedad. Esto, aunque parezca insignificante, supondría un gran paso en cuestiones educativas y psicológicas, pues una persona que se siente integrada (aunque sólo sea de forma virtual), y valorada, tendrá muchas más facilidades para desenvolverse en el mundo actual, además facilitará la reintegración a la sociedad porque esa persona se sentirá de algún modo incluido en ella. De este modo, citando a Elvira-Valdés(2014) “Para los estudiosos de la comunicación, este proceso fundamental abarca diversas funciones entre las que se mencionan: satisfacer necesidades, fortalecer y mantener el sentido de identidad, cumplir con las obligaciones sociales, desarrollar relaciones, intercambiar información e influir en otros” Podemos concluir que el proceso comunicativo es esencial para lograr estos objetivos.

En definitiva, las nuevas tecnologías no sólo nos proporcionan recursos para poder mejorar los procesos educativos, sino que nos permiten llevar a cabo acciones que anteriormente no podríamos ni imaginar. Dentro de las cárceles, las nuevas tecnologías pueden suponer un punto de cambio muy importante, acercando estos espacios al resto de la sociedad y estableciendo lazos comunicativos y de aprendizaje que ayuden a las personas.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Elvira-Valdés, M. (2014). Presos 2.0: comunicación y TIC’s en contextos de encarcelamiento. Perspectivas de la Comunicación.

Enlace web: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5283567

 

García Llorens, J. (2012). TIC: alternativas de comunicación dentro del sistema penitenciario.

Enlace web: https://riunet.upv.es/handle/10251/15508

 

 

Comentarios

  • Jenny Prieto

    ¡Hola Annabel! Estoy de acuerdo en que las TIC son importantes en el contexto penitenciario para poder ayudar a la reeducación y reinserción de las personas en la sociedad. Me parece una entrada muy interesante, aun así bajo mi punto de vista, es necesario establecer un control en cuanto al uso que se le conceda a cada preso, además de estar bajo supervisión en determinadas ocasiones y existir un registro de sus actuaciones que permitan comprobar si se utilizan para la finalidad con la que se crea esta iniciativa.

    Pienso que se deben tener en cuenta las TIC, ya que como tu dices, podrían impulsar y favorecer su reeducación de una forma positiva y efectiva. Se podrían ofrecer, por ejemplo, premios por buen comportamiento basados en un mayor contacto con el mundo de las nuevas tecnologías, siendo esta una vía más rápida para lograr su recuperación e integración social.

    Por último, me gustaría compartir contigo un proyecto aplicado en las cárceles catalanas que a través de las TIC pretende mejorar la autonomía de las personas presas y fomentar su participación para lograr la cohesión social. Éste es el PROYECTO ÒMNIA, Espero que te sirva para adentrarte un poco más en lo que envuelve a las instituciones penitenciarias y de ejemplo para comprender cómo emplean las TIC en ellas.

    ¡Un saludo!

  • Annabel

    Buenas Jenny, efectivamente como dices el uso de las nuevas tecnologías en el contexto penitenciario debería ser bajo supervisión, pues de otro modo se podrían establecer por ejemplo redes de narcotrafico, venganzas u otro tipo de cuestiones peligrosas. Se establece un protocolo de control semejante al resto de medios de comunicación que tiene el preso (llamadas, visitas, etc). Gracias por el aporte, es uno de los que vi cuando decidí hacer el post,aunque preferí enfocarlo de forma un poco más genérica, sin duda es un proyecto muy interesante. En la bibliografía, el documento de García Llorens, J. (2012) tiene algunos ejemplos también,por si te interesa echarles un ojo. Un saludo!