Alfabetización digital

Por Borja

Buenas Stellaers! Pues hoy voy a realizar mi última entrada en la red hablándoos de la alfabetización digital.

Este término tiene su origen en los inicios de los años 90, como medio para responder a la necesidad de aprender a usar de una manera correcta y responsable las nuevas tecnologías que fueron dominando en la realidad. A partir de aquí, se vio este término desde dos perspectivas diferentes: el punto de vista tecnológico y el punto de vista comunicativo.

El plano comunicativo considera la alfabetización digital dentro del marco de los medios de comunicación, como una evolución de la misma adaptada a las necesidades del mundo mediático y resulta fundamental el papel de la alfabetización como medio de transformación a nivel social. Por otro lado, el plano tecnológico defiende que estar alfabetizado en el mundo digital se relaciona únicamente con el uso correcto de las Tecnologías de la Información y Comunicación como instrumentos. Yo entendí fácilmente este plano al pensar lo mismo, para mí la alfabetización digital debería dirigirse sólo a aquellos que no tuvieron mucha experiencia con el uso de las TIC, pero no es así. En general, todos tenemos que mejorar en ese sentido, como nativos digitales que somos.

A pesar de que existen indicios de identificar la alfabetización digital con la aplicación de instrumentos informáticos, se extiende en mayor medida el enfoque mediático. Esto lo demuestra la Unión Europea pronunciando más a menudo “alfabetización mediática” antes que “alfabetización digital”, al contener un significado más amplio. Lo mismo ocurre con la UNESCO que sustituye el término “digital” por “mediática e informacional”.

Una vez explicados los dos planes pues quiero referenciar a Gutiérrez Martín (2003), que explica la alfabetización mediática de la siguiente manera: “No se trata tan sólo de aprender a leer y escribir multimedia, sino de desarrollar las aptitudes necesarias para disfrutar leyendo y escribiendo, para interpretar de manera crítica y productiva el sentido de lo que se lee, y para ejercer plenamente el derecho a recibir, producir y transmitir información multimedia”. Teniendo en cuenta este argumento, decir que las competencias de la alfabetización mediática son las siguientes:

  • Saber: dominio de lenguaje textual, audiovisual y digital.
  • Saber hacer: fomento del pensamiento crítico, autonomía personal, resolución de problemas y trabajo en equipo.
  • Saber ser: reconocer la libertad de expresión, facilidad de acceso a la información, comunicación intercultural y participación en el mundo público y democrático.

Por tanto, podríamos decir que la competencia digital resulta la combinación de las conductas de un saber, de un saber hacer y un saber ser.

Y la pregunta que me gustaría plantear es: ¿Disponemos nosotros de esas competencias a día de hoy como nativos digitales?  

En mi opinión, debe entenderse el proceso de alfabetización digital desde un punto de vista educativo reduciendo las brechas en lugar de abrirlas más todavía. Es necesario proponer pautas educativas para adquirir nuevas habilidades y poder desarrollar competencias transversales logrando un desarrollo tanto a nivel personal como comunicativo.

Para rematar quiero dar la referencia de Tíscar (2008), que dice lo siguiente: “Mientras que el enfoque tecnológico se centra en el uso de la tecnología disponible en el mercado sin entrar a cuestionar sus implicaciones económicas y políticas, en el enfoque comunicativo, muy influido por la pedagogía crítica, se fomenta el cuestionamiento y la apropiación creativa de las tecnologías”.

 

Un saludo

 

Referencia:

- http://tiscar.com/2011/07/17/alfabetizar-en-la-cultura-digital/