Papel del pedagogo en la tecnología educativa

Entre una de mis últimas entradas me gustaría hablar un poco de lo que podemos aportar nosotros como pedagogos/as en este campo, pienso que es un tema interesante y una buena forma de ir finalizando con mi Blog.

Como he comentado en casi todas mis entradas cada vez la tecnología está más a la orden del día y se introduce más en nuestras vidas.

Siempre he defendido mi postura en contra de la tecnología pero, “si no puedes con ellos, únete a ellos” es una de las frases hechas que en este caso puedo permitirme decir.

Dentro del campo educativo que es lo que a nosotros/as nos incumbe en mayor medida como pedagogos/as pienso que puede ser una herramienta de gran utilidad si la aplicamos bien y sin un uso excesivo.

Cómo dice Tania Paola Peralta (2011) en uno de sus artículos:

La tecnología educativa nos permite crear nuevos modelos de enseñanza y nos abre las puertas a un acceso universal dónde podemos encontrar infinidad de información, el cual nos abre paso al desarrollo del aprendizaje en los alumnos/as al mismo tiempo que complementa el saber en los docentes.

 

Precisamente puede que esto sea uno de sus mayores puntos a favor, la continua formación que puede crear en los formadores mientras estos la utilizan al mismo tiempo para la ayuda de los procesos de enseñanza-aprendizaje con sus alumnos/as.

Gracias a la tecnología la educación puede llegar a más partes del mundo y deja a nuestro alcance la facilidad de buscar cualquier tipo de información que nos interese, adaptándose a las circunstancias de nuestro momento y las continuas remodelaciones de nuestra sociedad.

Cómo dice Juan Domingo Farnos (2013), investigador en Tecnologías Educativas, e-learning y gestión del Conocimiento en su blog:

Las herramientas digitales pueden abrirnos muchas puertas para vincular el aula con el mundo real y proveer herramientas de reflexión que ayuden a los alumnos/as a encontrar el sentido.

 

Con esto me refería anteriormente, esa forma de aproximarnos a la realidad desde un dispositivo electrónico, ya que pienso que todos/as estamos de acuerdo en que por ejemplo una clase expositiva sin ninguna herramienta de apoyo no tiene comparación a una clase expositiva en la que puedes contrastar la información recibida en ese momento con otras opiniones, ver vídeos de la realidad que está aconteciendo a tu alrededor o un simple Power Point dónde ves la información sintetizada que junto a imágenes puede llegar a resultar de gran utilidad.

De esta forma el profesorado también puede mostrar a sus alumnos/as como utilizar de manera útil todo esto.

Aunque en este momento me parece importante recalcar, una vez más, la importancia que tiene hacer un uso responsable de la tecnología que utilizamos, aquí entra en juego el papel del docente para poder transmitir esta educación, porque aunque actualmente crezcamos de la mano de la tecnología esto no significa que seamos unos expertos en el tema, al contrario, esta confianza puede crear en las personas una gran serie de problemáticas.

¿Y tú que opinas sobre esto? ¿Ves la tecnología educativa como una herramienta útil en el campo educativo?

 

Un saludo Stellaers! Ánimo con los últimos retoques de vuestro Blog!

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

- Domingo Farnos, J. (2011). Tecnología educativa y roles de profesores y alumnos en un mundo 2.0. [Blog] Innovación y conocimiento. Recuperado de: https://juandomingofarnos.wordpress.com/2011/02/06/tecnologia-educativa-y-roles-de-profesores-y-alumnos-en-un-mundo-2-0/ el día 4/07/2016.

- Página web: Galeon. Recuperado de: http://esneda.galeon.com/ el día 4/07/2016.

- Peralta, T. P. (2013). La tecnología educativa como apoyo pedagógico. [Blog] Utelblog. Recuperado de: http://www.utel.edu.mx/blog/rol-personal/la-tecnologia-educativa-como-apoyo-pedagogico/ el día 4/07/2016.

Comentarios

  • Sara Gañete Borrageros

    Hola Sara. He de decir que pienso igual que tu. No me gusta el uso de las tecnologías y lo seguiré defendiendo. Pero hay que admitir que en su medida exacta y acompañados de una metodología adecuada, todo es posible. Debemos adaptarnos a los tiempos y en este caso, no nos queda más remedio que hacerlo.