Final

Nunca he sido muy dada a las redes sociales. No quiere decir que no las tenga o que no las use, pero si es verdad que entro en ellas una vez al día solo para comprobar si alguien me ha enviado algo. Y es que la gente las usa tanto que si no tienes una propia te quedas atrás mientras todos avanzan. Por eso, no comparto y no subo nada a Facebook, por que simplemente no tengo necesidad de hacerlo. Creo que cuando me explicaron la asignatura pensé en lo mucho que me iba a costar tener que estar pendiente de otra red social y de subir cosas. Después de un año complicado y de un mes fuera sin Internet trabajando en el campamento, sigo diciendo lo que ya pensaba, que volcarme en un red social me iba a costar. Sin embargo he de admitir, que he aprendido cosas que me han interesado a medida que hacía los blogs y debo añadir que incluso he disfrutado escribiéndolos. Esta asignatura, ha sido diferente y sobretodo, me hecho darme cuenta de que a pesar de que no esperaba nada de ella, me ha enseñado que algunas cosas, aunque no te puedan gustar al principio, pueden sorprenderte al final. Estoy segura de que no es a la primera persona que le pasa con esta materia, y seguro que no soy la única a la que al principio le cuesta ponerse a escribir sobre algo de lo que tampoco conoce.