Primera definición de asesoramiento

Comenzamos la sesión hablando sobre la revisión del portafolio, así como sobre la posibilidad de realizar una entrada común semanalmente sobre el trabajo realizado en clase, lo cual me agradó, pues es un cimiento para construir un aprendizaje comunitario.

                A continuación, le atribuimos al asesoramiento educativo una serie de significados que voy a desgranar. Primero, la profesora propuso una idea muy beneficiosa para la mejora del asesoramiento educativo; realizó el postulado de que todos los asesoramientos tienen elementos comunes, y por ende, podemos aprender de los otros ámbitos de asesoramiento más desarrollados, con vistas a mejorar el asesoramiento educativo. Bajo esta premisa, crearé una entrada alternativa al presente documento, realizando una mayor profundización sobre esta idea.

                La idea sobre la que giro esta sesión fue el significado de asesoramiento educativo. Me resultó llamativa la primera diapositiva que decía lo siguiente:

“Asesoramiento ¿Qué es?: participar, informar, atender, orientar, interactuar, optimizar, consultar, comunicar, colaborar, apoyar, observar, comprender, dialogar, aconsejar, potenciar capacidades, equipo, ayudar, desarrollar, mejorar, actuar, resolver problemas, guiar, ayudar a tomar decisiones, identificar puntos fuertes y débiles, seguimiento de procesos, actuar con honestidad…”

Esta diapositiva tiene gran interés, puesto que a partir de ella podemos extraer los principales ejes sobre los que se asienta el asesoramiento. Me resulta interesante cuando se desmenuzan los conceptos con los que estamos trabajando en diversos verbos, pues creo que a partir de ellos podemos impregnarnos de una definición propia que sustentará nuestra práctica profesional. Este tipo de definiciones son mucho más funcionales que las comúnmente utilizadas definiciones teoricistas, que designan, al fin y al cabo, una abstracción del concepto real que queremos manejar. Aún mencionando esto, no quiero decir que esté en contra de este tipo de definiciones, ya que pueden aportar múltiple información y aclaraciones  que serían difícil de explicitar en un simple verbo. Por esto, expondré las principales definiciones propuestas en clase, seguidas de un pequeño comentario que expresará mi opinión acerca de ellas.

-          “La función del asesoramiento puede definirse como una operación de diagnóstico, identificación de falencias (carencias), en comparación con un modelo e indicación de proyectos de acción” (Fernández, L., 1997).

Esta definición presenta como característica particular la función de diagnósticos, es decir, de delimitar los puntos fuertes y débiles sobre los que se debe de sustentar la acción. Además, nos indica la comparación con un modelo que nos servirá como criterio para realizar un cotejo contrastable.

-          “El asesoramiento es una interacción en dos sentidos – un proceso de buscar, dar y recibir, ayudar. El asesoramiento se dirige a ayudar a una persona, un grupo, una organización o un sistema más grande para movilizar los recursos internos y externos con objeto de posibilitar su capacidad de resolver problemas y realizar esfuerzos de cambio” (Lippit y Lippit, 1986:1).

Me llama la atención de esta definición la interacción en dos sentidos (concepto con la que aún presento discrepancias), así como la enmarcación del asesoramiento en un contexto que presenta un problema, para el que hay que obtener un cambio.

-          “El asesoramiento es un servicio indirecto que tiene lugar entre profesionales de estatus similar. Es iniciado por el asesorado, quién tiene total libertad para aceptar o rechazar los servicios en cualquier momento. Involucra el asesor y el asesorado en una relación confidencial y colaborativa que se configura por las siguientes metas para el asesor/a:


- Ofrecer un punto de vista objetivo.
- Ayudar a mejorar destrezas de resolución de problemas.
- Ayudar a incrementar la libertad de elección de acción del asesorado.
- Apoyar el asesorado en las elecciones hechas.
Incrementar la conciencia del asesorado acerca de los recursos válidos para tratar con los problemas persistentes”.
(Aubrey, 1990:3)

Las ideas más resaltables de esta definición son el servicio indirecto, el estatus similar, y el origen del asesoramiento. También me resultan llamativas las ideas de confidencialidad y colaboración presentes en esta definición.