EXPERIENCIA

Cuando estaba haciendo la matrícula para este curso me quedaba una sola asignatura optativa por escoger. Las otras las tenía muy claras y, de las restantes, la que más me llamó la atención fue para la que estoy escribiendo ahora: experiencias de aprendizaje en la era digital.

La escogí, sinceramente, porque no soy una gran fan de las nuevas tecnologías pero soy consciente de lo importante que son en nuestro día a día, por lo que creí conveniente irme encariñando poco a poco con ellas (¿a cuántos os pasa lo mismo?). La verdad es que pensaba que sería una materia en la que nos enseñarían cuestiones de ofimática y a manejar determinados programas para hacer del aprendizaje una experiencia más enriquecedora (ahora me siento un poco tonta por ello). Después de las clases de esta semana me di cuenta de que interpreté mal el nombre de la materia.

Esta asignatura comienza con la palabra "experiencias". En ningún momento me había planteado que esto nos llevaría a tener que estudiar y analizar cómo se utilizan las TIC en las aulas, y a investigar cómo funcionan los proyectos que se han implantado desde la administración para acercarlas a los estudiantes de primaria. Aunque no lo haya pensado, el hecho de saberlo ahora me ha animado a reflexionar sobre los verdaderos propósitos de la asignatura.

En mi opinión, en esta clase vamos a aprender, a partir de las realidades escolares, cómo trabajar el día de mañana. Creo que es la primera vez en casi cuatro años de carrera en la que nuestro punto de partida va a ser lo que está ocurriendo en las aulas en el momento actual. Esto nos va a dar la ventaja de meditar sobre nuestro futuro inmedito como docentes y sobre cómo deberemos actuar.

¿Y por qué no le sumanos a esas "experiencias" que vamos a trabajar en clase las nuestras? Todos hemos pasado por un periodo de prácticas en los que las TIC habrán estado presentes de una forma u otra. Gracias a esta herramienta que nos han presentado en clase podemos compartirlas con facilidad. Incluso podríamos comentar los casos particulares de nuestra etapa escolar. 

Os voy a hacer a todos/as la propuesta de forma más directa: ¿Por qué no compartimos nuestras "experiencias" con las TIC en las aulas? De esta forma podremos aprender todos juntos de las experiencias de los demás. 

Recordad, la clase busca aprender desde las experiencias. ¡Hagámoslo desde hoy!

Comentarios

  • Laura Salgado Fernandez

    En cuanto a tu entrada Carol, debo decir que comparto contigo la forma en la que imaginé en un principio esta asignatura y la forma en la que la empiezo a ver, cuando ya llevamos algunas sesiones.

    Pienso que como futuros docentes que seremos, tenemos o deberíamos tener la obligación moral de reinventarnos y adecuar nuestro conocimiento al contexto en el que nos encontremos. Algunos profesores serán más innovadores y otros más tradicionales a la hora de transmitir el conocimiento a los niños y niñas, pero de la realidad es difícil escapar y lo cierto es que las nuevas tecnologías ya forman parte de nuestro día a día y crecen cada vez con más premura en las aulas.

    Coincido también en que es la primera vez que se nos pone de manifiesto, y de manera tan concreta, el presente de las aulas, junto con sus diversas problemáticas y con el fin de trabajar para ponerle remedio.

    De este modo, espero aprender a sacarle el máximo partido a estos dispositivos electrónicos que deberían contribuir a una mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje porque… ¿Verdaderamente son las TIC aquellas herramientas que se instalarán en los centros educativos para siempre o simplemente serán una moda pasajera? Y de ser como en esta primera opción, ¿aprenderemos todos/as a convivir con ellas?