Proyecto Abalar y Proyecto E-DIXGAL

En la clase expositiva del 20/9/16 se ha abordado el tema sobre el Proyecto E-DIXGAL, a través del artículo “Presencia del libro de texto digital en Galicia: Una mirada estadístico-geográfica del Proyecto E-DIXGAL” de la Revista de currículo y formación del profesorado.  Este artículo nos explicaba cuál es la situación actual del sistema educativo en la comunidad de Galicia con respecto al uso de la tecnología.

Hoy en día nos encontramos en un momento de cambios y avances, especialmente a lo que se refiere a la tecnología, proporcionándonos una serie de herramientas que cada vez están más presentes en nuestra vida. Me refiero a los aparatos electrónicos. Cada vez son más las personas quienes los utilizamos, de alguna manera u otra, para fines distintos, siendo  introducidos en los diferentes entornos. De esta manera, en el ámbito educativo no iba a menos.

Por lo tanto, para dar respuesta a esta demanda tecnológica, la Administración puso en marcha en el año 2009,  el programa Escuela 2.0 que consistía en proporcionar a las escuelas con equipamiento tecnológico. Cada alumno/a tendría un ordenador y conectividad. Se empezó introduciendo en Educación Primaria para quinto curso y, posteriormente se extendería a sexto curso y a primero y segundo de la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Siguiendo este proyecto, la Consejería Educativa de Galicia inició el Proyecto Abalar para el curso 2010-11, ofertándolo a todo tipo de centros, tanto públicos como concertados, con la finalidad de conseguir una plena alfabetización de las TIC entre los profesores y alumnos gallegos, modernizar el sistema educativo gallego, mejorar la calidad de la enseñanza en Galicia y reducir el fracaso escolar. Estos objetivos aparecen recogidos en la página “Espazo Abalar” de la Xunta de Galicia. Hasta aquí todo promete pero este Proyecto trae consigo otra realidad que es la que se observa en el artículo de Fraga y Alonso.

Por un lado, los centros que quisiesen formar parte deberían de reunir o atender a una serie de requisitos o características. Esto provocó la llamada “brecha digital”, “rompiendo el principio de equidad educativa en clara contradicción con el desarrollo de la competencia digital que se espera para todos los niños y niñas” como se señala en el artículo. (p.95). Entonces, ¿es un Proyecto que va en contra de la igualdad de oportunidades? En mi opinión, si se oferta un proyecto, una nueva metodología o recursos materiales, deberían de garantizar que todos los centros escolares  puedan optar a ello. No veo sensato que a día de hoy se originen estas diferencias, especialmente en el ámbito educativo ya que siempre se está luchando por ese principio de equidad.

Por otro lado, Visto la demanda del anterior proyecto, en el 2014 se inició un nuevo proyecto: Proyecto E-DIXGAL que sigue la línea del Abalar pero con la diferencia de que las TIC pasan a un plano principal, es decir, los libros de texto en papel son substituidos por versiones digitales de dos editoriales seleccionadas directamente por la Administración Educativa. Personalmente, la elección de los recursos debería caer en manos de los docentes o de los propios centros educativos, ya que son ellos quienes conocen la realidad escolar y por lo tanto sus necesidades. De hecho, la enseñanza debe ser individualizada y que atienda a las necesidades del alumnado y de la escuela. De nada sirve llevar a cabo un proyecto si no se ajusta a la realidad de los centros. ¿O es que quieren volver a una enseñanza guiada, privando la creatividad y el pensamiento crítico?

Después de analizar los datos del informe nos queda hacernos la siguiente pregunta: ¿Estos proyectos que finalidad tienen realmente? Porque si buscaban una mejora educativa para los niños y niñas, queda demostrado que no se ha hecho para todos y todas tal y como se refleja en los mapas del artículo al que hago referencia ya que en ellos se puede observar que los centros Abalares se concentran en las zonas de costa y en los grandes núcleos urbanos, siendo escasos en la zona interior. Entonces, ¿qué conclusión podemos llegar? ¿Son acertados estos recursos? ¿Buscan algo más fuera del ámbito educativo? Es decir, ¿hay razones ocultas de otra tipología (económica, política…)?

Para concluir, tal y como dijo Carolina en su entrada: La tecnología en las escuelas gallegas,  “Debemos aprender a ser críticos con las propuestas que nos presenten a nosotros el día de mañana” (Rodríguez Llorente, 2016).

Referencias:

Fraga, F. & Alonso, A. (2016). Presencia del libro de texto digital en Galicia: una mirada estadístico-geográfica del Proyecto E-DIXGAL. Profesorado. Revista de Currículum y Formación del Profesorado, vol. 20, nº1, pp. 91-112.

Webgrafía:

https://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/es/espazo/proxecto-abalar/faq/que-es-el-proyecto-abalar