Trabajando con la tecnología. Autobiogrfías

En la clase expositiva del 4 de octubre hemos tratado nuestras autobiografías que respondían a nuestras vivencias en la escuela enfocadas al uso de la tecnología.

De primero nos pusimos en parejas o tríos para comentar los aspectos más relevantes de la experiencia personal de cada uno. Luego  las comparamos para llegar a una conclusión que fue compartida en un grupo pequeño de cuatro o cinco personas. Lo mismo, en gran grupo. Después de contar cada uno un poco su experiencia nos dimos cuenta de que eran muy parecidas a excepción de algunos/as compañeros/as que sí tuvieron la oportunidad de trabajar con tecnología de manera activa ya que habían realizado un robot, un videojuego o el montaje de un ordenador. Unas experiencias muy interesantes que sobresalieron por encima del resto aunque, escasas.

En mi grupo se había comentado que en educación primaria habíamos tenido un pequeño contacto con la tecnología pero, se resumía a la escucha de audios o visualización de películas. Fue en la enseñanza secundaria donde ese contacto fue haciéndose más visible pero seguía las líneas  donde la tecnología era utilizada por el profesorado en gran medida y se reducía al alumnado en el uso para búsqueda de información, utilización de programas como el PowerPoint o visualización de películas. En algunos colegios ya tenían pizarras digitales e impartían clase apoyándose en ellas.

A medida que avanzaba la clase a raíz de preguntas realizadas por la profesora fuimos concretando lo que entendíamos por tecnología ya que nuestra concepción era incompleta. Nos centráramos en el uso de los aparatos electrónicos, no incluyendo como tecnología la pizarra de rotulador o el rotulador entre otros elementos.

Luego de exponer nuestras experiencias escolares con el uso de la tecnología, y tener un poco más claro el concepto de tecnología, hicimos una clasificación según las perspectivas que puede tener en la escuela.

  • Aprender sobre las TIC:  es una perspectiva instrumental donde se trabajan las herramientas
  • Aprender de las TIC: es un medio más para aprender, similar a aprender con el libro de texto pero con el propósito de motivación del alumnado. Las actividades están diseñadas por el profesor y los alumnos/as contestan sobre lo que hay, es decir, siguen una pauta. Un ejemplo sería la aplicación LIM. Es la que más se suele emplear por ser la más sencilla de llevar a cabo.
  • Aprender con las TIC: el objetivo es que los productos que hagan tengan un impacto social. Los alumnos/as actúan, investigan, se produce un aprendizaje significativo. Es un medio para aprender.

Por último, no podemos dejar que la tecnología nos guíe.  Me gustaría hablar sobre esto porque creo que puede traer consigo una realidad oscura. ¿Qué quiero decir con realidad oscura? Pues bien. Me refiero al mal uso de las tecnologías por los niños y niñas, en especial a ordenadores o tabletas con conexión a Internet.

Como maestros/as debemos tener especial cuidado con las herramientas que vamos a utilizar en el aula, ya que como se comentó con anterioridad, en la red estamos todos expuestos, no existe privacidad alguna.  Por esta razón pienso que se debería de explicar o advertir a los más pequeños para prevenir de males mayores tales como los que se están dando y que por desgracia van en aumento. El mal uso de la tecnología puede convertirse en la pesadilla de muchas personas.

Volviendo a la frase en cuestión, y siguiendo un poco la estela de la problemática anterior, el maestro/a es quien de buscar los recursos más apropiados para su clase, en este caso, preguntarse hasta qué punto utilizaría la tecnología en aula  y cuáles serían sus usos porque es él/ella quien conoce la realidad de su aula y las necesidades de sus alumnos y alumnas y a raíz de ello utilizar una u otra perspectiva aunque, para lograr la competencia digital es necesario que se trabaje desde las tres perspectivas pero, personalmente, ya que nos encontramos en un momento de innovación, veo como mejor una basada en un aprendizaje significativo donde el alumnado aprenda de manera activa, que el niño interactúe.