Aprender jugando

En la lección del 15 de Noviembre de 2016 hicimos un recursus histórico sobre las primeras formas de ordenador nacido en los años 60. En pleno 2015, estamos acostumbrados a tener dispositivos electrónicos y pequeños ordenadores en prácticamente cualquier momento y lugar de nuestra vida cotidiana. Pero 50 años atrás las cosas eran muy diferentes. Los ordenadores eran como papeles digitalozados que contestaban.

Despues inicia a tomar pie la idea de utilizar los ordenadores en aula, se empieza a pensar que es muy interesante aprender con el ordenador y a través de él. El mensaje más importante que se quiso transmitir es que cada alumno tuviera que tener una apropiación de ello.

Lo que se va siguiendo es el modelo constructionista. El constructivismo es una corriente pedagógica basada en la teoría del conocimiento constructivista, qué hace él que el estudiante construya sus mismos procedimientos para solucionar un problema. Eso implica que sus ideas se modifiquen y que el estudiante sigue a aprendiendo.

A este propósito también hemos tratado de dos herramientas multimedial muy utilizadas en las escuelas españolas:  Scratch y Squeak.

Scratch es una aplicación informática y permite explorar y experimentar con los conceptos de programación de ordenadores a través el uso de un sencillo sistema gráfico.

Sin embargo, Squeak es una plataforma multimedial que sirve para incorporar textos, sonidos, imágenes y vídeo, y es también una multiplataforma porque funciona bajo diferentes sistemas operativos.
 

La idea básica de estos dos programas es la de aprender jugando y aprender también a utilizar de manera eficaz el ordeador. Los chicos en estos proyectos planifican y ejecutan siempre solos, así que aprenden de sus mismos y de sus mismos errores.

Personalmente, durante las practicas efectuada el año pasado en Bologna tuvo la suerte de poder observar una lección en que se utilizó Scratch. Los niños, bajo la guía del enseñante, se han vuelto verdaderos expertos en programar. Lo que se notó principalmente fue el gran interés que cada uno de ellos enseñó por la materia en cuestión. Hasta los niños que se encontraban en más en dificultad las otras materias, han logrado sin problema conseguir la actividad propuesta por el enseñante y este porque Scratch es un programa extremadamente attrattivo y a fuerte miembro motivacional para los niños porque bajo forma de juego.