REPLANTEAMIENTO DE LA EDUCACIÓN

La gran mayoría de la gente de mi generación hemos crecido rodeados de libros de texto y de fichas que en muchas ocasiones no sacaban lo mejor de nosotros mismos/as, ya que nos limitaban a la hora de darle rienda suelta a nuestra imaginación y creatividad. Éramos niños/as, pero en el interior de cada uno/a de nosotros/as había un potencial distinto que, me aventuro a decir, en numerosas ocasiones, los docentes no supieron impulsar.

A medida que avanza el tiempo si es cierto que noto algunos cambios en la educación primaria en comparación con mi etapa educativa, pero estos cambios no siempre son negativos o positivos, a veces simplemente todo sigue igual, la esencia de la enseñanza sigue siendo la misma, entonces me pregunto, como seguramente muchos de vosotros y vosotras, si el campo de la tecnología, tan reciente en el tiempo, avanza a pasos agigantados, ¿por qué no ocurre lo mismo con la enseñanza?

En la clase expositiva del martes día 15, vimos dos vídeos que nos mostraron una realidad bastante diferente a la que conocíamos, por lo menos en mi caso. Nunca imaginé que esta metodología pudiese utilizarse hace "tantos años" ya que yo asocio el uso de la tecnología en el ámbito educativo en la actualidad. Realmente me sorpredió mucho saber que ya no sólo aquellos niños y niñas utilizaban aparatos tecnológicos para la construcción de aprendizajes, sino que además lo hacían de forma  competencialy lo que aprendían resultaban ser aprendizajes de calidad que perdurarían en el tiempo, aspecto que en la actualidad, en lo poco que he visto, no sucede.

Al no ser conocedora de muchas cosas, pienso que aún queda mucho por inventar, pero la realidad no es así, siempre habrá algo descubierto con anterioridad que aun siendo una maravillosa idea no haya prosperado porque algo o alguien no ha querido.

En el primer vídeo aparece Seymour Papert, matemático, informático, educador, inventor del lenguaje de programación Logo en la década de los sesenta y amigo de Piaget, en el cual se apoyó para trabajar sobre el construccionismo. En el vídeo vemos dos herramientas que se utilizan para la mejora del aprendizaje, una de ellas es un ordenador. Los niños/as interactúan con él, utilizan códigos y crean melodías y gráficos. La segunda herramienta que aparece es un robot, el cual programan con un lenguaje específico y obtienen en un papel situado debajo del mismo, figuras geométricas. Podemos ver como mediante esos dos soportes lúdicos el alumnado aprende de manera competencial, ya que es él mismo el que interactúa y experimenta.

En el segundo vídeo, en el cual también aparece Seymour Papert, podemos ver una continuación y mejora de lo anterior. En él se nos muestra un software llamado Squeak, que permite que el alumnado construya objetos echando mano de las ideas que ellos/as ya tienen. Para ello se enfrentan a un problema que el docente les plantea y mediante las múltiples opciones que ofrece la simulación de Squeak los niños y niñas dan con la solución, pero no se sabrá si han aprendido o no hasta que la simulación salga correctamente. De esta manera es el propio alumno/a el encargado de construir sus propio conocimiento, aquello que conocemos como constructivismo. Consecuentemente al utilizar este modelo de aprendizaje se consigue la promoción de procesos de crecimiento personal del alumno/a.

Tras haber hablado de esto parece que todo son ventajas, ya que los niños y niñas construyen su propio aprendizaje, no se lo transmiten los profesores/as, ofrece diversas perspectivas, ya que el significado se encuentra en la mente del alumno/a, la construcción del significado surge a raíz de un problema o una cuestión a la que tiene que dar solución y establece una conexión con la vida real, entre otras.

Además desde el ámbito de la enseñanza, este programa ofrece una gran flexibilidad de cara al uso que el docente puede llegar a darle y también pone a disposición del alumnado una serie de herramientas que serían difíciles de encontrar en otro tipo de software, según nos dice Fernando Fraga y Adriana Gewerc en un artículo de la revista latinoamericana de tecnología educativa.

Parece ser que todo esto no es suficiente para poder ponerlo en práctica en las aulas españolas, la pregunta que inevitable surge a raíz de esta cuestión es ¿por qué no? Pues porque como todos/as podemos imaginarnos resulta indispensable que el profesorado esté formado en esto para que sea capaz de responder con seguridad a todas aquellas dudas que surjan cuando los niños y niñas estén trabajando con el programa y realmente esto no sucede en un porcetaje muy alto.

Resulta bastante frustrante que teniendo al alcance todas estas y más herramientas no se utilicen contando con tan numerosos beneficios para los discentes. Bien es cierto que no es indispensable utilizar la tecnología para llegar a potenciar al máximo las mentes de los más pequeños/as, pero es una herramienta fantástica que se podría utilizar si hubiese disposición para ello, pero como viene ocurriendo en estos casos los gobiernos no siempre abogan por un mayor desarrollo, ya que los intereses van un paso por delante.

 

Referencias:

Díaz, A. & Hernández, R. (1999). Constructivismo y aprendizaje significativo. Estrategias docentes para un aprendizaje significativo, pp.13-33.

Fraga, F. & Gewerc, A. (2006). Profesorado y Squeak ¿Una oportunidad para romper los mitos sobre la tecnología en la escuela?. Revista Latinoamericana de Tecnología Educativa, vol. 5, nº 2, pp. 465-482.

Morabito, S. (2009, junio 18). Seymour Papert [Archivo de video]. Recuperado de:

Squeakers. What is Squeak? [Archivo de video]. Recuperado de: http://www.squeakland.org/resources/audioVisual/movie.jsp?id=17

Comentarios

  • Carolina Rodríguez Llorente

    Estoy totalmente de acuerdo Laura en que uno de los factores que impide que este tipo de metodologías se empleen en las aulas tiene que ver con la escasa formación del profesorado que, aunque en muchas ocasiones la administración ofrezca cursos para ellos (este no es el caso), a veces tampoco está interesado en formase. Esto lo he visto personificado en mi tutora de prácticas que, apesar de contar con medios básicos para utilizar las TIC para que sus alumnos y alumnas aprendieran con ellas, prefería dejarlos a un lado porque se consideraba una "negada" en este tema. 

    De todas formas creo que hay otro factores que también influyen. Tú has mencionado a la administración educativa y al Gobierno, así que yo voy a añadir a los padres. Creo que la familia es un colectivo que puede mover montañas si se lo propone. Sería cuestión de que se dieran cuenta por fin de que estudiando como lo hacen sus hijos no van a llegar muy lejos ni van a explotar todo su potencial. Yo soy una más de esas niñas y niños que pasaban desapercibidos en clase porque se dedicaban a estar callados y a trabajar, pero estoy convencida de que si mis padres se hubieran informado y puesto de acuerdo con otros progenitores habrían podido llegar a cambiar muchas situaciones en mi colegio. Con esto quiero decir que no todo es culpa de los docente que a veces, tras muchos años de docencia, se vuelven apáticos y repetitivos en su trabajo. Creo que con un impulso positivo por parte de los padres metodologías como ésta de Papert podrían impulsarse en las aulas.