DIGCOMP

El DIGCOMP es un artículo que describe el marco de competencias digitales que se deben desarrollar en un aula educativa de Europa. Actualmente, la competencia digital está en muchos ámbitos de la vida desde el trabajo hasta la educación, y los ciudadanos tienen que ser competentes en este ámbito.

En este artículo, la competencia digital es definida como la habilidad para usar tecnologías digitales. ¿Qué son las tecnologías digitales? Hace veinte años, estas se consideraban sinónimos de ordenadores, pero en la actualidad estas engloban los móviles, consolas, redes sociales… También, todo este tipo de tecnología afecta a nuestro día a día a través de la compra por internet o de la recogida de información. Estos dos últimos campos de la tecnología muchas veces pueden llegar a ser peligrosos debido la fuente que se consulta.

Después de esta introducción sobre el estatus de la tecnología en la sociedad actual, DIGCOMP fue creado para crear un consenso sobre los componentes de las competencias digitales. Estos consisten en cinco áreas digitales y 21 competencias.

Las cinco áreas tratadas son las siguientes:

  1. Información: recogida, análisis, identificar, ordenar…
  2. Comunicación: enviar, conectarse, hablar… a través de diferentes soportes digitales.
  3. Contenido- creación: a través de los diferentes medios digitales, se crean o editan nuevos contenidos para ampliar la información previa.
  4. Seguridad: protección personal o sobre diferente información recogida.
  5. Solucionar problemas: conocer el uso de las tecnologías y utilizarlas para solucionar problemas o toma de decisiones.

Las 21 competencias son las siguientes:

1.1.  Ojear, buscar y filtrar información.

1.2. Evaluar información.

1.3. Almacenar y recuperar datos.

2.1. Interactuar a través de las tecnologías.

2.2. Compartir información y contenido.

2.3. Simpatía por una ciudadanía interconectada.

2.4. Colaborar a través de diferentes canales digitales.

2.5. Trabajar en torno a la ciudadanía digital.

2.6. Tener una identidad digital.

3.1. Recursos de protección.

3.2. Protección de la información y de la identidad digital.

3.3. Protección física.

3.4. Protección del entorno.

4.1. Resolver problemas técnicos.

4.2. Identificar necesidades.

4.3. Innovación y creatividad para el uso tecnológico.

4.4. Identificación de la competencia digital.

5.1. Desenvolver contenido.

5.2. Integrar información y reelaborar.

5.3. Licencias y referencias.

5.4. Elaborar elementos multimedia.

5.5 Programar.

Después de nombrar todas las áreas y competencias, cada competencia tendrá un nivel evaluador que medirá el nivel competente del examinado o alumnado. Existen tres niveles diferentes: base, intermedio y avanzado.

Para finalizar este análisis del DIGCOMP, en los centros que he estado se ha utilizado la competencia digital en el área uno y dos, que tienen que ver con la información y la comunicación. Es decir, la búsqueda o el análisis de la información recogida y la interacción del alumnado a través de una red social fueron las únicas competencias tratadas en las pocas aulas en las que he participado como docente.

Algunos docentes piensan que por utilizar la pizarra digital haciendo actividades que se pueden hacer en una libreta ya están utilizando la competencia digital y no es así.

Por lo tanto, debería existir un conocimiento por parte del profesorado de este documento creado en el marco europeo y según lo que dijo el profesor y mi experiencia en un centro, esto no ha llegado a los centros españoles. Una pequeña crítica es que este documento no está facilitado en castellano.

Bibliografía:

Ferrari. A, Neza. B, Punie, Y. (2014) DIGCOMP: a Framework for Developing and Understanding Digital Competence in Europe. Pp. 3-15. Enlace: https://www.openeducationeuropa.eu/sites/default/files/legacy_files/asset/Digital%20Literacies%20and%20eCompetence_In_depth_38_1_0.pdf