La pedagogía conectivista

Reflexión de las sesiones del 11 del 10 de 2016

 

La pedagogía conectivista

 

De la teoría conectivista nace un nuevo modelo de pedagogía basado en sus pilares. Siemens, el máximo pensador de la teoría viene a decir que el mundo está cambiando rápidamente por “culpa” de las TIC. La economía está girando hacia trabajos más interactivos, en los que se premian la creatividad y la innovación. Asimismo la información y el conocimiento son más plurales, más abiertos y más cambiantes. Todo ello gracias a la ciencia que con su avance permite hacer nuevos descubrimientos a mayor velocidad y a las TIC que explayan los saberes a/en la red.

La educación, que siempre va un paso por detrás de la economía, también debe cambiar su modelo según Siemens. La inteligencia, entonces, ya no será individual ni personal, sino que se tratará de una red de conocimiento, que pese a que siempre la hubo, con las TIC (a través de la web 2.0) es mucho más potente. Su metodología estaría basada en crear un conocimiento global (del alumnado) que vaya mucho más allá de las fronteras del aula, trayendo los procesos cotidianos y las ideas propias del alumnado a través de blogs o redes sociales, permitiendo que sean ellos mismos los que vayan creando su conocimiento y lo guíen, permitiendo que la creatividad de la infancia siga latente (y como dijimos antes que siga viva para la nueva economía). Lo que se traduce en un currículo abierto y continuo.

Los cursos abiertos en línea es una de las actividades principales de su metodología, en ellos el conocimiento se extiende afuera de las aulas, y en ellos pueden (deben) participar los estudiantes pero también es necesario que expertos conecten con el alumnado. El docente simplemente abre el tema a tratar a través de una pregunta, un vídeo, una noticia… Y el alumnado podrá aportar información, datos, experiencias, etcétera a través de diferentes plataformas de web 2.0 como redes sociales o blogs conectando ideas y crear así su propia red de conocimiento. También pueden servir para ver gustos, dudas, curiosidades para poder seguir creando el conocimiento ligándolo con sus experiencias o aficiones. Los contenidos quedan más reducidos y el trabajo sería competencial.

 

De esta teoría se pueden sacar ideas muy interesantes, pero empezaré por las críticas para luego poder moldear la idea de trabajo para llevar a la educación.

 

En primer lugar el habla de que con el cambio de economía es preciso llevar un cambio a las escuelas. Este discurso me recuerda al uso que los grandes poderes siempre le quisieron y quieren dar a la educación, crear una población a su antojo. Porque sigue hablando de una educación dependiente de la economía y el modelo económico, y a mi parecer la educación tiene que ser libre e independiente. Por supuesto que se debe preparar al alumnado para un futuro, pero pienso que es más necesario prepararlos de forma íntegra que laboral. De todas maneras, las TIC sí que están presentes hoy en día y no tienen que ver con lo laboral entonces sí que tenemos que incidir en ellas pero no planteándolas desde una perspectiva laboral ni económica.

Otro punto controvertido del que habla es de la brecha digital, y realmente no veo la relación entre esta metodología y perspectiva con la brecha digital, es más creo que incluso la agrava, pues esta pedagogía depende exclusivamente del uso de las TIC. Pero ¿qué pasa si uno o varios alumnos o alumnas no dispone de medios digitales? Tendríamos que abandonar el proyecto para no afondar esa brecha (siempre y cuando no dispongamos de medio para paliarlo). Lo mismo ocurre entre distintas regiones, que pueden ser más pobres o más ricas, entonces también ahondaríamos más en la brecha. Esto entonces es un punto controvertido. No digo que no haya que usar esta metodología o estos recursos, solo quiero romper con su idea de que ayuda a paliar la brecha digital. Como ya dije en la entrada del proyecto Abalar y E-Dixgal lo primordial es dotar de igualdad de oportunidades a todos los niños, tratando de no romper así la equidad educativa. Pero si ya disponemos de ellas, este modelo de trabajo sería una buena idea.

En relación con la primera crítica está el apartado social de la educación, que en mi opinión es el más importante. Pues con esta metodología creo que tampoco se trabaja mucho esta “disciplina”. Es cierto que el trabajo es cooperativo, pero en la vida el trato personal es esencial, y tras la distancia que este modelo puede implicar no puede trabajar tan naturalmente estos aspectos cooperativos y sociales.

Para finalizar pongo una crítica de la que Sobrado habla en el monogáfico de la revista ESE proporcionado por el docente en el Campus Virtual. Esta consiste en desvincular la teoría del verdadero aprendizaje ya que este consiste en la experiencia. Y es cierto que Siemens habla mucho de las ideas conectadas, del aprendizaje cooperativo y de las TIC como medio de aprendizaje, pero realmente, como vengo manteniendo durante ya unos años, la educación consiste en interactuar con el medio, así, si la metodología de la duplicación de información (que Siemens ve obsoleta) no promulgaba este aprendizaje interactivo y práctico, las actividades que Siemens propone tampoco, pues hablan mucho de la teoría e incluso de situaciones reales de participantes, pero las experiencias son personales y la práctica de la teoría parece ser casi nula. Esto para estudiantes universitarios tiene su beneficio, pero para primaria quedaría muy corto. Se debe profundizar más en la práctica.

 

Una vez conocidos los puntos negativos, pasemos a los aspectos favorables que creo que son mayoritarios y de más peso.

Del conocimiento cooperativo ya hablamos en las clases anteriores con las webs 2.0. Dijimos que es muy interesante que el propio alumnado construya su conocimiento, sus definiciones y sus mapas mentales. Este método de trabajo va muy en esa línea pues es el propio alumnado quien lleva el material y las ideas (relacionadas con el temario) para tratar en el aula. Lo que le llevará a interiorizar mejor los conocimientos.

La innovación y la creatividad también están presentes pues de las ideas del alumnado se depende para trabajar en el aula, proponiéndoles que diseñen ellos mismos el propio material.

El currículo cerrado y centrado en los contenidos se debe abrir paso (un punto complicado pero no utópico) hacia un currículo abierto y basado en las competencias. Esto es así porque por un lado tenemos que el propio alumnado será el guía de su educación, y por otro porque los contenidos hoy en día son cambiantes y se pueden encontrar en la red. Por lo tanto lo que debemos hacer es que el alumnado aprenda a buscar, seleccionar y conectar los contenidos en/de la red para que encuentre y trabaje con cualquier conocimiento de manera óptima y rigurosa.

Otra cuestión que me viene a la cabeza es el uso de las publicaciones en la red por niños y niñas menores de doce años. Puesto que Siemens promulga es uso de las redes sociales o los blogs para conectar con el alumnado. Si utilizamos plataformas privadas o protegidas (como en el caso de las wikis) ya parece más válida la propuesta.

Por último el conectivismo pedagógico permite que el aprendizaje no se cierre en el aula, proponiendo un aprendizaje continuo ya que fuera de ella el alumnado podrá seguir investigando o recopilando datos y experiencias, ya sean más o menos voluntarias, para seguir proponiendo a través de las propias redes.

 

Por lo tanto, para nuestro futuro pedagógico, ¿qué conclusiones y actividades se pueden sacar de esta sesión?

Bajo el contexto en el que Siemens nos deja (con el que estoy de acuerdo) el conocimiento es muy cambiante, y en la red está dispuesto prácticamente todo ese conocimiento. La primera idea con la que me quedo es con el currículo abierto basado en las destrezas competenciales. Tenemos que enseñarle a nuestro alumnado a interactuar con la red para encontrar ese conocimiento (destreza competencial). A su vez los niños deben ser su propio guía de aprendizaje. Esta idea no está relacionada con las TIC y es anterior, pero sin duda con ellas es mucho más fácil que el alumnado colabore en el aula con sus ideas, propuestas y experiencias.

Otra idea es el aprendizaje colaborativo, que gracias a su aspecto social sirve para tratar el trabajo en grupo, cordialidad, respecto, etc. La crítica que antes hacíamos se refiere a un aprendizaje solo en distancia. Además proporciona mucha riqueza intelectual, pues en la metodología tradicional los libros traen su propia propuesta y su aprendizaje único pero aquí el campo es mucho más diverso y amplio.

También le permite al docente comprender mejor a su alumnado y ver sus gustos, para poder crear escenarios de aprendizaje donde ellos se encuentren más cómodos y puedan interiorizar mejor las destrezas y la información. Asimismo destacar lo motivador de la idea, pues al ser participes en la actividad del aula también se centran y se interesan más en el asunto.

 

Solo he trabajado una vez con este sistema de curso en línea abierto. Por supuesto este año con Stellae, en la que nosotros ponemos los contenidos, damos nuestras opiniones, podemos proponer proyectos… Las ideas principalmente tienen que partir de los proyectos y enseñanzas que el maestro da semanalmente, pero es mucho más que eso pues no se nos priva de añadir ideas o variar las ya propuestas.

 

Recopilando lo anterior me parece que asienta las bases de una gran metodología educativa. Nosotros proponemos el tema pero ellos nos darán sus puntos de vista, propondrán ejercicios, nos contarán experiencias… Pueden usar el aula virtual para dejar las opiniones e ideas evitando así redes sociales y recursos más abiertos (que también los tendremos que tratar en alguna ocasión) debido a la política de privacidad o la publicidad inmersa en determinados recursos. Pero esto lo que servirá es de apoyo para el aprendizaje interactivo del aula, pueden proponer proyectos o experimentos para hacer en la clase. Y relacionándolo con lo anterior también les servirá de apoyo en la wiki del tema. Pues pueden integrar en ella ideas a las que todos fueron aportando y experiencias propias que les ayudarán a recordar mejor los conocimientos.

 

Realmente, la integración de el alumnado en los contenidos y en las propuestas de la clase no es algo nuevo. Simplemente con unas preguntas previas en el aula podemos ver opiniones, experiencias e ideas previas que alumnado tiene, pero sí que hoy en día las TIC proporcionan más amplitud al asunto y permiten hacer ese aprendizaje continuo del que antes hablábamos. Además la teoría está completamente en lo cierto respecto a que el aprendizaje se va conectando en nuestra cabeza sí, pero a través de conocimientos que podemos ver en las redes. Por lo tanto la metodología nos ayuda a trabajar y ser competentes sobre Internet. Como ya dijimos Siemens deja de lado la experimentación colectiva pero seguramente sea porque su trabajo esté más centrado en la universidad que en en el aprendizaje en Primaria.

 

Webgrafía

 

https://cv.usc.es/pluginfile.php/117356/mod_resource/content/1/2%20Aprendizaje%20Web%2020%20Conectivismo.pdf

 

Sergio López Montero