Programar o no programar, aprender mediante la acción

En cuanto a la clase del 15 de noviembre, esta se caracterizó por la visualización de un vídeo titulado "Un antes y un después" que trata sobre la aplicación Squeak, entre otras cosas, un programa que según nuestro profesor " desconcierta desde un primer momento" ya que en principio solo se observa una pantalla en blanco.

    Dicho vídeo también nos muestra una grabación realizada hace varias décadas sobre el proceso de aprendizaje dentro de un aula a través de una cámara de 360 grados, cuando la tecnología no era ni la mitad de lo que es hoy en día . Visto este proceso, me parece una técnica muy interesante para ver desde fuera como funciona realmente una clase y así, poder tener otro punto de vista lo cual nos puede permitir aprender de nuestros errores además de darnos la oportunidad de observar más tarde las cosas que pasan dentro del aula que muchas veces se nos escapan ya que no podemos estar al cien por cien con cada alumno.

    Por otro lado, en el vídeo también pudimos ver a Saymour Papert, pionero en inteligencia atificial, donde proclamaba que los ordenadores eran excelentes para aprender debido a que es muy interesante lo que puede hacer un niño con un ordenador en sus manos y la guía adecuada. De hecho, su idea no era que los niños hicieran cosas sino que aprendiesen mediante la propia acción es decir, tenía una visión constructivista del aprendizaje.

    En cuanto a estas afirmaciones he de decir que estoy de acuerdo en cuanto a que los niños deben de aprender a través de su propia acción pero, tanto a través de un ordenador como en la vida real. De todas formas, yo estoy más a favor de las experiencias de la vida real pero, también soy consciente de que llevarlas a cabo es muy difícil en la mayoría de los casos y que los ordenadores por otro lado suplen las posibles carencias o imprevistos que se pueden producir en una experiencia real además de que actualmente se pueden elaborar experiencias muy reales e igual o incluso más significativas para el alumnado, ya que pueden realizar acciones que en la vida real no podrían por diferentes motivos como su peligrosidad.

    Además, también debemos tener en cuenta que estamos preparando a niños y niñas que trabajarán en un futuro, en la mayoría de los casos, con alta tecnología la cual deben saber gestionar y, si la gestión de ésta comienza desde edades tempranas mucho mejor, ya que no se encontrarán, como nos pasa a muchos de nosotros, frente a programas que presentan un gran problema, en parte porque abandonamos esa curiosidad por la que nos dejábamos llevar cuando éramos pequeños la cual potenciaba nuestros deseos de experimentar para saber cómo funcionaban las cosas sin prestarle ninguna atención a las instrucciones. Ahora mismo,  creo que desistiría al poco tiempo si me pusieran frente a un objeto cuyo funcionamiento desconociera  y lo pretendiese averiguar sin instrucciones a la vista que me pudiesen mínimamente guiar.

    En cuanto al programa Scratch, vimos que los niños aprendían a través de simulaciones, aprendían jugando e interactuando, en este caso, con ordenadores pero, esto se podría extrapolar al mundo animal donde los animales también aprenden jugando para poder sobrevivir  por ejemplo;  los leones juegan a cazarse entre ellos como práctica previa a la caza real. Por otro lado, he de reconocer que, en mi caso particular, nunca he leído las instrucciones de mis juguetes ya que prefería experimentar y descubrir las cosas por mi cuenta, incluso hoy en día por ejemplo, a la hora de estrenar un móvil, ya que ignoro las instrucciones y comienzo a experimentar con él pero, esto no es nada nuevo debido a que lo llevo haciendo toda mi vida sobre todo para aparatos electrónicos, desde una game boy, a una play station, dvd, etc.

    Volviendo al tema de Scratch, el vídeo nos mostraba a una profesora y cómo le preguntaba  a los niños el por qué era la simulación creada de esa manera y qué significaba para ellos, acción  que provoca que los niños afiancen el conocimiento ya que tienen que volver a pensar sobre lo hecho y reflexionar para explicárselo a los demás, lo que conlleva a que el conocimiento sea mucho más significativo porque, al fin y al cabo, en el momento en el que le explicamos algo a otra persona significa que nosotros ya lo hemos entendido. Concretamente,  dicho método es utilizado por muchas personas, tanto niños como adultos, como refuerzo para uno mismo  a la vez que ayudan a otras personas a entenderlos, ésta es una de las bases del sistema cooperativo ya que promueve la diversidad en grupos con niños de características muy variadas lo que provoca que unos le tengan que explicar ciertos contenidos a otros y así, se mejora el aprendizaje de ambos ya que uno refuerza su conocimiento y el otro lo ve desde otra perspectiva, concretamente desde la perspectiva de una persona de su edad, si nos remitimos al colegio, con experiencias vitales mucho más parecidas que con el profesor o profesora.

    De todas formas, estas técnicas de aprendizaje en las que se le da mucha importancia a la reflexión sobre lo hecho es mejor realizarlas en aulas con pocos niños y niñas porque es imposible en una sesión dejarles a todos tiempo para que expliquen lo aprendido y por lo tanto, es inviable en clases de casi treinta alumnos como las que hay actualmente en  muchos centros.

     A pesar de los problemas en cuanto a reflexionar acerca de lo realizado en clases muy abundantes también debemos de contemplar el hecho de que con programas como Scratch, que sumerge a las niñas y niños en el mundo de la programación o con Squeak con el cual también se fomenta la programación a través de diferentes áreas del conocimiento como las matemáticas o las ciencias, son ambos formas muy interesantes de trabajar contenidos a través de la construcción del conocimiento por parte del alumnado.

    De todas formas, creo que hay que luchar en contra de la creencia que se está extendiendo de que el simple hecho de programar implica que aprendas ya que no es cierto, sino que el alumnado aprende gracias a todo lo que está ligado al hecho de programar establecido previamente por el profesor o profesora es decir, aunque se utilicen programas del estilo de Squeak el docente también debe diseñar un escenario de aprendizaje óptimo para el desarrollo del alumnado, aunque también debemos tener en cuenta que a pesar de la moda que hay actualmente de que cada profesor haga sus propios materiales esto no implica que sean mejores que por ejemplo, utilizar un libro ya que, además de que todos tenemos fallos y desconocimiento hacia muchos temas no podemos esperar que nuestros materiales sean perfectos. Incluso me atrevería a decir que esta tendencia va en contra de uno de los paradigmas de la Web 2.0 que está a su  vez tan extendido y que es el hecho de crear comunidad para aprender todos de todos y construir conocimientos a partir de los de otras personas, es decir, crear comunidad a través de la colaboración de los usuarios, como decía Alan Kay, pionero en la programación orientada a objetos y el diseño de sistemas de interfaz, ya que si cada uno crea su material se cometerán los mismos errores constantemente y la educación no avanzará de la forma en que lo podría hacer, ni la educación ni nada, ya que al fomentar el individualismo estamos estancando la evolución.   

    Por lo tanto, se debería promocionar en todos los colegios los beneficios que tiene crear comunidades de aprendizaje tanto en red como físicamente y así, maximizar el aprendizaje de las niñas y los niños pero, esto en realidad no creo que tenga demasiadas salidas ya que mucha gente es muy recelosa de su trabajo por diferentes motivos como el miedo a la crítica, concretamente a la mala, algunos quizá simple egoísmo... Realmente no se me ocurren muchos más motivos por los que un profesor o profesora no quisiera transmitir conocimientos, experiencias, materiales... Ya que creo que debería de intentar aportar a sus alumnos los mejores métodos y materiales que pueda tener a su alcance y  para ello, es vital que todos trabajemos en conjunto ya que tenemos las herramientas y no las utilizamos como deberíamos.

    Por otro lado, no debo de olvidarme de aquellos docentes que no les interesa una enseñanza menos tradicional, por los motivos que sean pero, lo que no ven es que probablemente estén favoreciendo a unas carencias en su alumnado que otros no van a tener y las cuales, se manifestarán más adelante creando desigualdades, algunas de ellas muy fuertes, que se podrían haber solventado fácilmente si durante primaria los métodos de enseñanza hubiesen sido diferentes pero,  con todo esto no quiero decir que si aprendes bajo el método tradicional vayas a fracasar en la vida ni mucho menos, simplemente que quizá desarrolles ciertas carencias, quizá inapreciables a primera vista pero, que en algún momento se manifestaran de una forma u otra como por ejemplo, mostrando una mayor dificultad a la hora de aprender algún tipo de contenido.