• Blogs
  • Ana
  • Relexión: las TIC a lo largo de mi vida académica

Relexión: las TIC a lo largo de mi vida académica

Como bien empezamos comentando en la clase de hoy de Proceso de mejora y uso de las TIC, todos nosotros estamos en contacto constante con la tecnología y desde hace ya bastantes años estas nuevas herramientas se vienen aplicando a la educación, desde mi punto de vista, no siempre de la manera más acertada.

Para empezar, haré un breve repaso del uso de las TIC a lo largo de mi vida académica. En la primera etapa de educación infantil, correspondiente a las edades de 0-3, utilizaban reproductores de música para hacer determinadas actividades o relajar a los niños antes de dormir. En la etapa siguiente, los docentes utilizaban con mayor frecuencia las tecnologías. Mi escuela de EI no contaba con un patio cubierto en condiciones por lo que era frecuente que los días de lluvia nos pusieran películas o documentales de las que posteriormente hablábamos en clase, dibujábamos, etc. Además, en la escuela nos daban CD's con juegos para que instalásemos en los ordenadores de nuestras casas y aprediésemos cosas como contar, los colores, las letras, etc. Entre estos recuerdo con especial cariño los juegos de Teo, que me entretuvieron durante muchas horas. 

En primaria, siguieron utilizando televisiones, reproductores de video, ordenadores, etc., para poner documentales relacionados con la materia, películas, vídeos, etc. Además, en esta etapa teníamos una asignatura de informática por lo que, dependiendo del curso, íbamos un par de horas al aula de informática y estabamos con los ordenadores. Estas clases se daban de dos formas: un día utilizabamos programas para aprender a escribir en el teclado de manera correcta, utilizando todas los dedos, programas de matemáticas, de ciencias, etc. Por otro lado, había días en los que nos enseñaban aspectos del funcionamiento del ordenador y nosotros después, de manera libre, poníamos en práctica; nos enseñaban a buscar juegos, información, descargar imágenes, etc. En la etapa de primaria, era frecuente también que en determinadas asignaturas como inglés o música, utilizasen reproductores de música para realizar actividades relacionadas con el idioma o con la música. 

En la ESO, hubo un pequeño cambio en la forma de dar las clases y es que con mayor frecuencia los maestros utilizaban la tecnología para realizar sus tareas docentes. Nos enseñaban mediante power-points, visualizando vídeos en youtube, películas, documentales, etc. por lo que tanto ordenador como proyector estuvieron muy presentes durante todos los cursos de esta etapa. En 1º de la ESO empezó el proyecto abalar, que en mi instituto pilló a todos por sorpresa. Estuvieron hasta mitad de curso instalando las pizarras táctiles y dándonos ordenadores por lo que en primero casi no los utilizamos. En 2º, teníamos una hora a la semana de uso de los ordenadores y variaba de asignatura cada semana aunque si es cierto que en ocasiones algunos profesores utilizaban el material con mayor frecuencia. Además de esto, también utilizábamos los ordenadores en tecnología para elaborar planos o circuitos eléctricos, así como en música con una aplicación que nos permitía colocar las notas en el pentagrama y luego poder reproducir nuestras composicines. La última novedad con respecto a las etapas anteriores fue que en este momento nosotros, los alumnos, teniamos la responsabilidad también de elaborar nuestros trabajos mediante el ordenador, buscar informacción, acceder al aula virtual, etc. 

En Bachillerato, la mecánica era muy similar a la de la ESO, con la diferencia de que ya no disponíamos de libros de texto. El material necesario para la asignatura era elaborado por los profesores y colgado en el aula virtual del centro por lo que el ordenador volvía a ser un indispensable para nosotros. 

Esta fue mi experiencia pero en la clase de hoy he podido comprobar que la utilización de las TIC varía mucho de un centro al otro tanto en frecuencia como en calidad, lo que desde mi punto de vista es algo muy importante a tener en cuenta y es que no podemos olvidar que es una gran herramienta que puede ser muy útil para la educación, siempre que esta esté adaptada de manera adecuada a la enseñanza.