Toma de contacto

Por Bianca

Hoy, 7 de febrero de 2017, ha tenido lugar la primera sesión interactiva de la asignatura Tecnología Educativa; a la que he acudido bastante intrigada debido a su sorprendente comienzo de la semana pasada; iniciándose con una dinámica completamente distinta a la que estamos acostumbrados, dejándonos más libertad de acción. Y esto es algo que me ha llamado realmente la atención, que la asigntatura tiene como principio fundamental reafirmar nuestro papel como discentes, como agentes activos en nuestro propio proceso de aprendizaje, dándonos libertad para administrar correctamente nuestra autonomía como constructores de conocimiento. 

La sesión ha comenzado con una actividad de presentación que nos ha permitido conocer un poco más a nuestros compañeros. Este ejercicio nos ha motivado a participar de manera espontánea, y ha resultado ser un tiempo agradable en el que hemos compartido características personales con nuestra profesora, acercándonos un poco más a la misma; algo poco usual en los procesos de enseñanza-aprendizaje que hemos experimentado hasta el momento.

Ponteriormente, tuvo lugar el visionado de un pequeño vídeo que me ha hecho reflexionar sobre las barreras que nosotros mismos construímos cuando fracasamos, o cuando creemos que nuestros objetivos son demasiado elevados para nosotros; autoafirmándonos con ellas en nuestra incapacidad. Esto tiene mucho que ver con nuestra propia autoestima y la libertad que debemos tener para intentar aquello que queremos y, porqué no, también para fracasar en el intento; ya que el fracaso también posibilita un nuevo aprendizaje basado en la experiencia vivida. Pero eso sí, un primer fracaso no puede ser motivo justificado de no volver a intentar nuestros propósitos en otros momentos o condiciones ya que solo así podremos autosuperarnos, y esto es lo que nos hace ser libres. 

Finalmente, hemos compartido de manera general nuestras percepciones sobre la Tecnología en las aulas, sus posibilidades y limitaciones; lo que suposo un primer acercamiento al papel del pedagogo ante todos aquellos recursos que, como medios que se emplean en el proceso de enseñanza-aprendizaje, son considerados tecnología. En este sentido, recalaco la importancia de educar con y para los medios, dada la fuerte incidencia que presentan en nuestros tiempos y con el objetivo prioritario de reducir al máximo sus riesgos y aprovechar las posibilidades que nos ofrecen; entre las que destaco, especialmente, la posibilidad de generar un acercamiento a realidades que no siempre pueden experimentarse o visitarse directamente; lo que se traduce en algo verdaderamente enriquecedor para los procesos educativos, ya que los dota de significación; teniendo como trasfondo permanente la posibilidad de originar nuevas estrategias de enseñanza y de aprendizaje.