Las TIC`s y los docentes de la vieja escuela

No hace mucho tiempo, este curso para ser exactos, una profesora prácticamente nos prohibía la utilización de dispositivos técnologicos en clase, incluso obliga a retirarlos de encima de las mesas. La causa, según esta profesora entorpecen la comunicación entre los alumnos y ella, y ralentizan el ritmo de la clase, con lo cual nos vemos obligados a coger apuntes a mano (lo que a mi,personalmente, me retrasa mucho más) y a estar 2 horas mirando hacia la pizarra para lograr coger los pocos apuntes que ella nos da.

Yo pienso que sería conveniente que estos profesores recibiesen una charla o algún tipo de orientación sobre las nuevas tecnologías, para que así sean conscientes de que no son un obstáculo ni entorpecen las clases, sino que facilitan nuestro trabajo y en suyo, en su justa medida.

Qué pensáis vosotros? Estáis de acuerdo con esta medida? Apoyáis la retirada de las nuevas tecnologías de las aulas?

Aquí os dejo un breve video que explica la relación entre algunos docentes y las nuevas tecnologías.

 

Comentarios

  • Andrea Bermúdez

    Hola Andrea, tras leer tu escrito, he de decir que veo muy lógica la réplica que estás haciendo sobre que determinados docentes rehúsen emplear la tecnología en el aula. Mi postura respecto a esta dimensión coincide bastante con los argumentos sobre los que te basas, pero he de decir que, desde mi opinión, una clase puede llegar a ser motivadora sin emplear las TIC’s siempre y cuando lo suplas con  dinámicas que conecten la teoría con la práctica y la plantees de forma adecuada. Me sostengo en el argumento de que un powerpoint es un recurso tecnológico, pero, ¿es motivador? sin embargo, realizar una técnica grupal en la que desarrollemos distintas aptitudes puede llegar a enriquecernos y estimularnos de una forma más directa que el comentado anteriormente porwerpoint. 

    A la pregunta que lanzas, mi respuesta es obviamente que no apoyo la retirada de las nuevas tecnologías en el aula, pues debía ser precisamente desde el profesorado, quien desde su rol de transmisor de conocimientos promoviese el uso pedagógico de estos dispositivos como una herramienta educativa y potenciase nuestras habilidades de competencia digital, que aunque se estén desarrollando de una manera más protagonista y palpable en esta materia, debía ser transversal en todas las asignaturas, pues no podemos dar la espalda a una realidad: la tecnología está presente en nuestra vida cotidiana.

    Un saludo!

  • Nerea Patiño Fontenla

    Hola Andrea, tras leer tu aportación quería responder a la pregunta que tú misma planteas. En mi opinión, pienso que las tecnologías en las aulas son de gran utilidad, ya que facilitan tanto la tarea del docente como la tarea del discente y precisamente, al igual que tu apuntas, es necesario que se tomen medidas y que sobre todo, éstas partan del profesorado. Yo creo que la verdadera necesidad es una adecuada gestión, un adecuado uso y un dominio de la competencia digital, que pase por hacer una reflexión crítica por parte del profesorado a cerca de las potencialidades que tienen las TICs y sobre todo en la actualidad Internet. No podemos obviar que las TIC nos ofrecen aprender de formas variadas, creativas e innovadoras, tales como: el aprendizaje en ambientes virtuales, conocimiento de archivos digitales, simulaciones y demostraciones a través de vídeos, redes de comunidades de aprendizaje, visitas guiadas y un largo etcétera. Además, pienso que es necesario que los profesores sean los primeros en capacitarse para hacer uso de estas nuevas herramientas y que nos lo transmitan a nosotros. Como bien se indica en el vídeo que sugieres en tu post, es necesario cambiar el temor, por la actracción y emoción que pueden provocar las nuevas tecnologías. Finalmente, indicar que al igual que Andrea Bermúdez, considero que no debemos dar la espalda a la realidad en la que vivimos, ya que la tecnología es un componente indispensable en nuestra vida cotidiana. 

  • Angela

    Al igual que apuntan Nerea y Andrea considero que prohibir o evitar el uso de las TICS no es el mejor modo de afrontar esta realidad. Estamos en un mundo en donde esta tecnología cada vez está más presente y la solución no está en obviarla sino que en hacer frente y dar una respuesta adecuada a la misma. Cada profesor puede tener sus opiniones acerca de estas nuevas tecnologías pero debemos de admitir que se trata de una herramienta que, a pesar de que también puede presentar inconvenientes, supone numerosas ventajas. De este modo, teniendo en cuenta que nos encontramos en una facultad de Pedagogía el profesor debe de fomentar la libertad y también dar la posibilidad de experimentar cual es el mejor modo de aprendizaje y de estudio de cada uno de los sujetos: lo que para unos es más favorable para otros no lo es. De este modo, cada persona debe de tener la libertad de usar aquel material que considera más adecuado para favorecer a la adquisición y el desarrollo de conocimientos, siempre y cuando no supone una barrera o dificultades para el resto de sujetos. 

  • Belén Campo Iglesias

    Buenos días andrea, he de decir que me has leído la mente con el tema de tú publicación, tenía pensado hacer alguna entrada sobre esta temática y veo que al parecer no soy la única que últimamente ha pensado en este tema. Estoy totalmente de acuerdo en que la "prohibición" de el uso de nuevas tecnologías en clase no es más que una forma de dar la espalada a la realidad actual. Además creo que teniendo en cuenta el panorama de los centros educativos es necesario que nosotros como pedagogos comencemos a integrar estas tecnologías en métodos eficientes y coherentes, que no solo se limiten a entregarles portátiles o tablets a los alumnos para que trabajen con ellas en lugar de un folios. Me parece que al igual que se renuevan los conocimientos y los recursos, los métodos en que se empleen estos y se desarrollen las clases también deben renovarse para evitar un mál uso, malas organizaciones en clase o situaciones similares que realmente no integran a las nuevas tecnologías en la educación.