• Blogs
  • Bianca
  • "Vamos a enseñarles a utilizar las fuentes de información y también a cuestionarlas"

"Vamos a enseñarles a utilizar las fuentes de información y también a cuestionarlas"

 En las sesiones formativas de la última semana (14/02/2017), hemos sido conocedores de nuevas ideas que me han llamado la atención, debido a mi desconocimiento parcial y total ante las mismas antes de las sesiones interactiva y expositiva. En este sentido, me gustaría reflexionar sobre aquellas ideas que más me han llamado la atención y que, por ello, considero como más significativas.

En un primer momento hablaré de la infoxicación, de las dificultades que entraña el hecho de sobrevivir en la sociedad de la información en la que nos bombardean con inimaginables cantidades de información, que a cada segundo se suben a la red indistintamente desde todas las partes del mundo, sin ningún tipo de límite y a nuestra disposición desde el momento en el que accedemos a la web. En este sentido, estoy de acuerdo en que una de las claves necesarias en la supervivencia a tal exceso de información disponible a cualquier hora, en cualquier momento y en todos los lugares; es el desarrollo de la capacidades que nos permitan manejar tal información de una manera eficaz, para lo que es preciso que el ser humano desarrolle habilidades que nos permitan clasificar esos datos que presentan unos lenguajes concretos conforme a una serie de criterios coherentes con la información que estamos buscando o que recibimos en nuestra vida diaria. En este sentido, considero que no nos podemos creer ciegamente nada de lo que leamos, debemos ser restrictivos, apostando en todo momento por un análisis sólido y crítico de la información. Y para ello debemos dedicar tiempo, puesto que implica ir más allá de la superficialidad de las palabras hasta llegar a la profundidad de las mismas, buscando su sentido y sus pretensiones.

infoxicación.jpg  

Y es aquí, en este punto, en donde tiene sentido reflexionar sobre otro concepto tratado en clase: la curación de contenidos. Este término hace referencia a un proceso necesario que nos permite acceder a la sociedad de la información de una nueva forma, filtrando la información que se encuentra en la Web y facilitando un acceso más eficiente a los contenidos, evitando así la infoxicación. Un aspecto importante que entraña este proceso es el valor añadido que nosotros mismos le otorgamos a la información con la que tratamos, dotando a la información de un significado personal y personalizado, mostrando nuestra perspectiva ante una determinada realidad, enriqueciendo así el conocimiento. Este proceso, que cuenta con cuatro fases (una búsqueda precisa, una selección de acuerdo con una serie de criterios, la aportación de nuestro sentido particular y, por último, compartir el conocimiento para que se construya en la propia red) es el que nos permite, bajo mi opinión, pasar de una sociedad de la información a una sociedad del conocimiento, que sea crítica y reflexiva con la información que maneja hasta el punto que le permita construir conocimiento a partir de la misma.

curación de contenidos.jpg

Por último, y relacionado con lo anterior, me gustaría comentar algo sobre la dicotomía información vs conocimiento. Considero que un requisito indispensable para adquirir conocimiento a través de la información que manejemos es, como dije anteriormente, trabajar sobre la misma a través de la organización y la adicción de experiencias. Esta posibilidad empodera a la sociedad, siempre y cuando seamos capaces de apropiarnos de este poder participando activamente en la red de una manera consciente, analítica y participativa.

Hoy en día el conocimiento producido por los sujetos está puesto en las redes al servicio de la humanidad; algo que permite la fluidez del conocimiento, ya que se encuentra en permanente movimiento, caracterizándose por el dinamismo que supone una innovación continua. En este sentido, la economía persigue que la sociedad produzca conocimiento, algo que pone en juego cuestiones como la propiedad del conocimiento. Así, hemos pasado de un conocimiento cerrado, que se encontraba en la antigüedad en las manos de unos pocos, los privilegiados; a un conocimiento abierto, generado en gran medida por la tecnología y las posibilidades que nos ofrece el acceso a la red. Este hecho populariza la cultura y genera posibilidades de mejora de nuestra calidad de vida, por lo que debemos saber aprovechar esta oportunidad de la mejor manera posible, para que podamos crecer y evolucionar con mayor autonomía e independencia. 

 

Referencias Bibliográficas

Romero, M.J. (2016). Iniciación a la curación de contenidos en la universidad: una experiencia en el área de psicobiología. Revista de Educación a Distancia, 49 (6), 1-32.