Analfabetismo digital

Por Sandra

El analfabetismo se define como la incapacidad de leer y escribir que se debe generalmente a la falta de enseñanza de las mismas capacidades. Hace décadas era analfabeto quien no sabía leer y escribir, como acabamos de comprobar en la propia definición del término. Pero a medida que ha ido desapareciendo este fenómeno gracias al fomento de la educación, consideramos analfabeto funcional a quien no es capaz de entender un texto.

En cuanto a lo digital, es algo parecido, pues actualmente cualquiera sabe usar un ordenador pero ¿cuantos saben manejar más de un 5% de las funciones básicas de Word? La educación digital pasa por un cambio de paradigma: pensar digitalmente, pues escribir en las redes no es lo mismo que escribir en un periódico.

El analfabetismo digital es el nivel de desconocimiento de las nuevas tecnologías que impide que las personas puedan acceder a las posibilidades de interactuar con estas. Para "curarlo" tenemos que conocer cómo dominar y usar las nuevas tecnologías.

Para ello tendremos que empezar por los profesores, en gran parte, analfabetos digitales, ¿cuántos docentes sabrían resolver 10 utilidades básicas digitales? Probablemente pocos y los más jóvenes, lo cual es un problema. 

En la nueva era de las tecnologías, las nuevas generaciones de profesores tendremos alumnos que han nacido con las tecnologías y que las usarán para todo, pero los profesores no estamos preparados para educarlos digitalmente, así que lo primero es "desanalfabetizar" digitalmente a los profesores.

Debemos ponernos manos a la obra con esta enmienda, debemos educar digitalmente, aprender de las nuevas tecnologías. Los profesores tienen a mano esta herramienta pero no todos saben usarla y, aunque sepan, no saben sacarle todo el partido que esta puede darles. Las tecnologías tienen sus defectos y riesgos, pero si aprendemos a usarlas podremos sacar su máximo potencial y sacar el máximo potencial de nuestros alumnos gracias a ellas.

Así que concienciémonos de esta necesidad y combatamos el analfabetismo digital.