Comparación Salvados-Millenials

Por Estefanía

En esta ocasión, mi entrada va enfocada al vídeo que nos recomendaste, titulado Millenials, el cual tiene mucho que ver con el programa de Salvados tan comentado por mis compañeras. En este video se habla de una nueva sociedad, denominada Millenials, que abarca los nacidos en 1984 y posteriores, dicha sociedad se caracteriza por ser narcisistas y al mismo tiempo insatisfechos. Según Simon Sinek, esto tiene cuatro motivos fundamentales, la crianza, pues esta generación son experimentos de crianza fallidos, la impaciencia, el ambiente y la tecnología. Esta entrada va enfocada a esta última.

A diferencia de Jordi Évole, quien hace mucha referencia a que la culpa de que las personas tengan tanta dependencia de las tecnologías, se debe a la presión ejercida por la sociedad. Sinek defiende que, el uso del móvil u otros smartphones, liberan en nuestro cerebro una cantidad determinada de dopamina. Dicha sustancia, también se libera cuando se fuma o se toma alcohol, esto explicaría que se cree cierta adicción, es decir, que para él la “culpa” recae en el propio individuo. A mi juicio, ambas opiniones coexisten, pues nosotros mismos somos quienes escogemos coger el móvil nada más despertarnos, o cuando quedamos con alguien somos los que decidimos mirar el móvil para contestar al alguien al otro lado de la pantalla, pero también es cierto que esta acción puede provocar que la persona con la que hemos quedado recree nuestro acto. En este caso Évole tiene la razón, pues la sociedad es a que, en cierto modo, te ha presionado para que, una vez más caigas.

Yo creo que la solución a este nuevo problema que se está acrecentando cada vez más, comienza porque cada uno nos marquemos unos propósitos. Aunque suene ridículo, empezar por amontonar los móviles (como aparece en la imagen) cuando quedamos con amigos, es un primer paso, pues no creo que sea necesario dejarlos en casa como hace Sinek, ya que la tecnología es un gran avance que no debemos abandonar o apartar por el simple hecho de que no sepamos hacer un correcto uso.

Referencias