• Blogs
  • Bianca
  • La importancia de nuestras huellas digitales

La importancia de nuestras huellas digitales

Por Bianca Comentarios (2)

En el blog de hoy me gustaría comentar una noticia publicada en el periódico El País, que presenta el siguiente titular: “Detenidos tres menores por difundir fotos íntimas de una compañera de 14 años”. A continuación os dejo el link para que podáis leer la noticia y sacar vuestras propias conclusiones.

http://politica.elpais.com/politica/2017/03/02/actualidad/1488454374_710153.html

La lectura de esta noticia me ha llevado a reflexionar sobre la huella digital que dejamos nada más entrar en la red, esto es, los registros que dejamos al entrar en Internet y que pueden beneficiar pero también perjudicar a los usuarios. En este sentido, considero que los beneficios podrían equipararse a una mayor comodidad para el usuario, por ejemplo, no tener que ingresar los datos una y otra vez en nuestras cuentas en línea. Pero puede que sus efectos negativos no sean tan visibles para una gran parte de nosotros, o al menos para mí no lo eran hasta que la profesora de la materia nos comentó algunos de ellos.

En este sentido, me gustaría diferenciar dos tipos de huellas digitales; aquellas que nosotros mismos dejamos en la red de manera consciente, como por ejemplo nuestras publicaciones en las distintas redes sociales que utilicemos (Facebook, Instagram, Tumblr..) y que por lo tanto son explícitas, y aquellas que dejamos de manera inconsciente y que pueden interesar a terceros que poco tienen que ver con nosotros; como por ejemplo las búsquedas que realizamos en la red, ligadas a nuestros intereses, gustos..etc; que resultan de gran interés para ciertas organizaciones que persiguen fines comerciales. Por lo tanto, nuestras huellas orientan lo que se fabrica, se vende y se consume. Y algo curioso y que todos podemos comprobar es cómo intentan potenciar que compremos a través de publicidad que se relaciona con aquellas cosas que o bien nos interesan o que resultan ser la última tendencia del momento. Hablamos en este último caso de huellas digitales implícitas que juegan un papel fundamental en la economía actual, intentando favorecer al consumismo desmesurado con estrategias que se ocultan muy bien entre nosotros. Considero que se trata de algo realmente interesante sobre lo que reflexionar, puesto que nos dice mucho sobre el mundo actual y las relaciones que se pueden dar de forma oculta o menos visible entre economía y tecnología.

Volviendo a la noticia, estaríamos hablando de una huella digital explícita, pues la menor era consciente de que le había pasado esas fotos a su compañero, por lo que en esos momentos ya había renunciado a parte de su privacidad, ya no era dueña de esa fotografía y por lo tanto no podía tener control sobre la misma. Debemos ser conscientes de que nunca podremos disfrutar de la privacidad al 100%, puesto que hay cosas que se escapan de nuestro control y que no podemos gestionar. Sin embargo, debemos hacer hincapié en aquellas que sí podemos dominar y decidir sobre ellas, y que como pedagogos debemos tenerlas presentes para poder transmitírselas a la sociedad.

En este sentido, no estoy culpando a la menor, ni quiero quitarle peso a los despreciables actos de los sujetos que han decidido compartir esa fotografía; sin embargo, creo que no se trata de una cuestión tan fácil, en dónde unos son los malos y otros los buenos. Con esto quiero decir que hace falta una labor de concienciación desde las escuelas y desde los hogares; la sociedad debe ser conocedora de los peligros y de las ventajas que nos ofrecen los nuevos medios, puesto que si no sabemos hacer un buen uso de los mismos los peligros que acarrean pueden dañarnos y dejarnos secuelas de por vida.

Por último, me gustaría finalizar comentando una frase que se encuentra al final de la noticia: “La Policía Nacional alerta de cómo las nuevas tecnologías han potenciado este tipo de prácticas y recomienda a los menores que tengan mucho cuidado porque una vez que una imagen suya está publicada en Internet es muy difícil eliminarla.”

 En contraposición con lo expresado por la Policía Nacional, yo no considero que las nuevas tecnologías hayan potenciado esas prácticas; lo que las han potenciado es el desconocimiento total de la sociedad ante los nuevos medios y, como consecuencia, la mala gestión que hacemos de los mismos. No considero que las nuevas tecnologías sean las culpables, las que nos inciten a hacer las cosas mal; la responsabilidad es solamente nuestra y esto es algo sobre lo que debemos reflexionar.

Y vosotros, ¿qué pensáis?

 

Referencias Bibliográficas

El País. (2 de Marzo 2017). Detenidos tres menores por difundir fotos íntimas de una compañera de 14 años. El País. Recuperado de: http://politica.elpais.com/politica/2017/03/02/actualidad/1488454374_710153.html

Internet Society. (2014). Recuperado de: https://www.internetsociety.org/sites/default/files/Digital_footprints_March%2028_SPANISH.pdf

 

Comentarios

  • Laura

    Me parece muy interesante que hayas compartido esta noticia , pues este tipo de noticias están siendo muy comunes, y por ello merece que se pongan medios para erradicarlas.

    Estoy contigo en la desinformacion que tienen los jovenes hoy en día , se les ha permitido entrar en este "mundillo" sin conocerlo, teniendo edades en las que uno aún no se está capacitado para tomar decisiones que puedan perseguirle toda la vida. El hacer titulares que generen miedo a la hora de utilizar redes sociales no ayuda a la solución del problema, si está pasando esto es porque los profesionales responsables de educación no están trabajando sobre este nuevo conflicto que se genera con las nuevas tecnologías, supongo que no es justo culpar a un profesor ya que éste , por desgracia, se tiene que ceñir a lo que le mandan. Es un problema serio , donde se están desaprovechando oportunidades que nos ofrece la tecnología , y que aun encima está generando grandes peligros, el gran paso lo tienen que dar "los de arriba" pero los que estamos abajo debemos difundir esta necesidad por si es que "los de arriba" no se están enterando.

  • Daniel López

    La reflexión realizada en el último párrafo me parece muy acertada, pues no es la tecnología la "culpable". Es decir, la causa de estos actos es el uso inapropiado de los medios y el desconocimiento de los mismos.

    En el caso de las nuevas tecnologías es necesario una educación a tres bandas: alumnos, profesores y familias; pues es frecuente que los padres se encuentren al margen de los que sus hijos realizan en las redes sociales, además debemos tener en cuenta la intención de los compañeros al difundir ese contenido. Por lo que puedo leer en la noticia sus intenciones eran claramente vejatorias, puesto que la joven sufría acoso escolar.

    A mi parecer, me parece fundamental una educación integral en los valores democráticos de respeto (de la privacidad) y tolerancia que nos permitan hacer un uso  ético del contenido digital (que nunca debe ser objeto de burlas), sabiendo las consecuencias negativas que un material como este puede tener sobre esta alumna.