El derecho al olvido.

Hoy os traigo un tema que se encuentra en debate en los últimos días ante la posibilidad de ser solicitado por la Infanta Cristina, vinculada al caso Noos. Por ello, antes de comenzar y en primer lugar, aclarar el concepto de "Derecho al olvido".

El derecho al olvido (reconocido por la Justicia europea en el caso Costeja en Mayo del 2014) es el derecho de una persona a que sus datos personales que se encuentran en los buscadores de la red sean eliminados, bloqueados o suprimidos, bien sea porque vulnera alguno de los derechos fundamentales como son el derecho a la intimidad, el derecho al honor o el derecho a la propia imagen, o bien porque se considere información obsoleta o sin sentido, que ya no sirve para los fines para los que fue recabada.

Debemos aclarar que dicho derecho no es absoluto, pero en caso de ser aprobado (tras haber sido valorado) no implica que los datos vayan a desaparecer del mundo virtual, sino que únicamente desaparecen los enlaces en los buscadores, es decir, los enlaces que aparecen si, por ejemplo, buscas el nombre de una persona en google.

Vivimos en un mundo rápido y virtual que crea una falsa sensación de individualidad a través del acceso mediante una cuenta personal, a la que únicamente tú tienes clave y por tanto, acceso. Dicha sensación de individualismo proporciona una falsa sensación de seguridad, como si los datos que publicamos fueran a quedarse extrictamente en el círculo de relaciones que nosotros marcamos, sin darnos cuenta de que internet abarca mucho que más que una red social como puede ser Instagram. A modo de ejemplo: Cuando subes una foto a Instagram desde tu cuenta y le añades etiquetas (hashtags), no sólo estas publicándola en Instagram, sino que también le aparecerá irremediablemente a cualquier persona que teclee en el buscador de Google tu nombre de usuario o la etiqueta que tu le has añadido a la fotografía, ya que ha sido indexada (añadida a su índice de internet) instantáneamente por dicho motor de búsqueda.

Tal y como muestra google en su portal de transparencia*, la mayoría de solicitudes que reciben son para retirar contenido de las redes sociales Blogger y Youtube, siendo ésta última la más destacada con creces. 

A mi parecer, estos datos evidencian la posibilidad de que quizá no seamos totalmente conscientes de los contenidos que subimos a las redes, publicando en muchas ocasiones sin cuestionarnos las consecuencias que de ello se derivarán, mostrando claramente deficiencias en nuestra competencia digital, por ello me parecen imprescindibles prácticas educativas como las de #NicoElViajero, a través de las cuales reflexionar acerca del control que tenemos sobre nuestras publicaciones en las redes.

 

¿Y tú, qué opinas acerca del derecho al olvido?¿Realizarías alguna petición para eliminar alguna publicación de tu pasado?

______________________________________________________________________________

* Portal de transparencia de Google: https://www.google.com/transparencyreport/removals/government/?hl=es 

*Olcina, N. (Noviembre del 2013). El derecho al olvido y google. El abogado digital. Recuperado de: http://www.elabogadodigital.com/el-derecho-al-olvido-y-google/  

Comentarios

  • Tania

    Me parece muy interesante el tema al que te acabas de referir; pues todos nosotros podemos, en algún momento, encontrarnos ante situaciones que requieran el derecho al olvido. Actualmente (como bien indicabas) tenemos la tendencia de compartir todo a través de las redes sociales: fotos, vídeos, escritos... Ante esto, y en relación con el tema que planteabas, considero que el derecho al olvido es fundamental para todas aquellas publicaciones que no son publicadas por nosotros mismos o, siendo publicadas por nosotros mismos pueden ser negativas hacia nosotros. Es decir, considero que todas aquellas publicaciones que entrañen algún tipo de peligro hacia su protagonista deben ser "olvidadas" si este lo desea, ya que en muchas ocasiones pueden ser fruto de calumnias o similares. 

    En relación con la segunda cuestión que planteas, claro que realizaría una petición para eliminar datos mios en red si estos me ofendiesen o calumniasen injustificadamene. 

     

  • Laura

    Me gusta mucho tu entrada de blog Ahinoa , la verdad que desconocía el concepto derecho al olvido, y me parece una estupenda medida para poder frenar un poco la expansión de nuestros datos.  Pues por muy privatizada que tengamos una cuenta nuestra , la difusión siempre es posible a través de "pantallazos ". Internet es un mundo muy abierto y quizás no debiera serlo tanto, y estar más adaptado a respetar los ddhh ya que está siendo un mundo , aunque virtual, al que cada vez pertenecemos más , y las nuevas generaciones incluso sin haberlo elegido ya están formando parte de la red , como es el caso de mamas que publican sus fotos , o el propio desarrollo del bebé y que acaban siendo conocidísimas por ello, escribo esto sin ánimo de juzgar, hay algunas mamás que crean hastags o canales como forma de ayuda a ciertos grupos sociales como puede ser el caso de @pepitamola, una mamá que tras haber tenido a pepita una pequeña con Síndrome de Down, quiere mostrar los avances de Pepita , lo feliz que es y luchar por la normalización. Son posibilidades que ofrece internet , pero creo necesaria la posible "vuelta atras" ,y en la propiedad de datos , no por  estar en la red ser propiedad de todos.