La presencia de la tecnología en Diagnosis

Por Bianca Comentarios (1)

Teniendo en cuenta que estamos a tan solo una semana de finalizar nuestro período de prácticas, en este blog me gustaría comentaros mis vivencias en el centro en el que me encuentro, a la vez que relacionaré el uso de las tecnologías y sus implicaciones en nuestro trabajo como pedagogos.

Diagnosis: Formación e Diagnóstico, el centro en el que realizo mis prácticas, está orientado a la detección e intervención de dificultades en el aprendizaje, que pueden presentar su origen en la interacción de múltiples causas, siendo las más frecuentes la dislexia, el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH), Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD), Trastornos Específicos del Lenguaje (TEL), Trastornos de conducta y autismo. En este sentido, se trabaja con ellos de forma individualizada, atendiendo siempre a sus necesidades y ritmos de aprendizaje desde diferentes áreas: la pedagógica, la psicológica y la logopédica.

Teniendo esto en cuenta, se destacan diferentes instrumentos, recursos o procedimientos que podemos etiquetar de tecnología, ya que facilitan y posibilitan el trabajo en nuestro centro, de manera que sirven a la consecución de una serie de objetivos claros y definidos. Como hemos visto en las sesiones formativas de la materia, la tecnología no se reduce a las nuevas tecnologías, como estamos acostumbrados a creer; y es a esto a lo que me estoy refiriendo al hablar de tecnología.

En este sentido en mi centro cuentan con manuales diversos que permiten el diagnóstico de dificultades en los sujetos; posibilitando por lo tanto una aplicación práctica de las concepciones e hipótesis teóricas que se recogen en los mismos. Así, he tenido la oportunidad de poder aplicar tales conocimientos, sirviendo al objetivo fundamental de obtener datos objetivos sobre la capacidad de un sujeto en el área de la lectoescritura.

Entiendo también como tecnología los diversos materiales que utilizan los sujetos en sus sesiones: una gran variedad de juegos, algunos elaborados por la propia pedagoga, que les permiten trabajar de manera casi inconsciente en las áreas en las que presentan mayores dificultades; materiales diversos tales como fichas, fotografías y cartulinas; orientadas al trabajo personalizado de cada sujeto; lápices, pinturas, gomas, diccionarios, plastilina, carpetas y un largo etcétera, ya que hablamos de todos aquellos materiales que satisfacen los objetivos educativos de cada sesión.

Otro ejemplo a considerar son las producciones de la pedagoga enfocadas a que permitan cambios de conducta en los sujetos; haciendo referencia a una técnica denominada como “economía de fichas”. En este sentido, hablamos de un contrato familiar en dónde se considera que las conductas han de premiarse o castigarse como premisa fundamental de cambio; hablamos pues de un enfoque conductista que se combina en todo momento con el diálogo y la motivación a la reflexión por parte de los sujetos y sus familiares.

Por último, me gustaría destacar que la presencia de las nuevas tecnologías en el centro se ve muy limitada; ya que muchos de los niños y niñas que allí se encuentran presentan una fuerte adicción a las tecnologías. Tanto es así que he oído a niños afirmar literalmente que si la tecnología no existiera, se tirarían de un cuarto piso. Hablamos de niños y niñas muy pequeños, que prefieren encerrarse con su consola a bajar al parque que tienen debajo de su casa. En este sentido, la pedagoga se ha propuesto realizar este verano un campamento enfocado a la “desintoxicación”: los niños pasarán 15 días sin ningún tipo de dispositivo tecnológico, únicamente llevará un móvil la pedagoga del centro, para que se puedan comunicar con sus familias una vez al día. El objetivo de este campamento es hacer ver a los sujetos que hay vida más allá de las tecnologías y que pueden disfrutar y pasárselo bien sin acordarse siquiera de las mismas. Además de esto, el equipo de Diagnosis trabaja de forma casi diaria este tema con las familias y los sujetos, con el objetivo de que se reduzca el número de horas que se dedican a las nuevas tecnologías a edades tan tempranas, pero en muchos casos no se observa un compromiso fijo por las partes afectadas; algo que dificulta nuestro quehacer como pedagogos/as.

En cuanto a la presencia de las nuevas tecnologías en el centro se destacan las tablets, a menudo empleadas con los sujetos de mayor edad; y utilizándose para la realización de actividades diversas (de atención, memoria, velocidad de procesamiento…) que implican una respuesta rápida por parte de los sujetos. Un punto positivo de su utilización es que nos permiten realizar un seguimiento a los sujetos, puesto que se guardan los resultados alcanzados por los mismos a la vez que originan gráficas que representan la evolución de los mismos. Estas actividades se realizan dos veces al mes. También cuentan en el centro con un ordenador para cada profesional, utilizado fundamentalmente para la producción de material para cada sujeto y diversas tareas administrativas; dos plastificadoras y una impresora.

A modo de conclusión me gustaría destacar que estoy muy de acuerdo con el trabajo que se lleva a cabo en el centro; pues trabajan con la individualidad de cada sujeto, centrándose en sus peculiaridades (algo de lo que con muchísima frecuencia se olvidan en los centros escolares) y manteniendo relaciones muy cercanas entre los profesionales y cada educando, sirviendo esto de motivación para los niños. En cuanto a la utilización de las nuevas tecnologías, como he dicho se ve bastante limitada, aunque un aspecto positivo es que se dan pautas a las familias y niños, que incitan a la reflexión y al desarrollo de la capacidad crítica en cuanto a los nuevos medios. Ahora bien, he de destacar que está más presente una perspectiva de rechazo hacia los nuevos medios, centrándose más en hacer ver los límites y peligros que pueden entrañar con un mal uso de los mismos que en las posibilidades que nos pueden ofrecer; las ventajas que se derivan de su buen uso. Tal vez, sería necesaria una nueva concepción en el centro, que enfatice ambas caras de las nuevas tecnologías. 

Comentarios

  • Tania

    Me parece que tu experiencia en las prácticas está siendo muy enriquecedora. Debo indicar que tu centro de prácticas presenta algunas similitudes con el mío, la "Fundación para a Protección de Discapacitados Psíquicos da Comarca de Barcala". En ambos veo que se apuesta por la realización propia de material educativo, pues es una manera adecuada de satisfacer las necesidades educativas de los sujetos que asisten a ambas instalaciones. 

    En otro punto, me parece interesante indicar que, la visión de la tecnología en ambos centros es diferente. En tu centro veo que puede llegar a entenderse como un problema; pues como manifiestas, muchos de los usuarios de Diagnosis: Formación e Diagnóstico semeja que presentan problemas de adicción. Sin embargo, en el centro en el que me encuentro realizando yo las prácticas, el empleo de las nuevas tecnologías se ve como una oportunidad por parte de los educadores que en la Fundación trabajan. En él las nuevas tecnologías se emplean para trabajar la psicomotricidad, para afianzar conocimientos, para conocer nuevas realidades... es decir, se trata de un apoyo educativo fundamental para el desarrollo del sujeto.