• Blogs
  • Bianca
  • Proyecto Òmnia: TICs en contextos penitenciarios

Proyecto Òmnia: TICs en contextos penitenciarios

Por Bianca Comentarios (3)

La visita de las cuatro pedagogas del pasado martes me ha hecho reflexionar sobre algo que nunca antes me había cuestionado: la pertinencia de las TIC en las prisiones.

Como pudimos ver, en el contexto penitenciario que nos describía Mónica, el uso de las TIC era nulo. En este sentido me he puesto a indagar sobre experiencias que se dieran con las TIC en este campo y he encontrado un proyecto socioeducativo verdaderamente interesante, llevado a cabo en la comunidad catalana: el Proyecto Òmnia.

Este proyecto concibe a las TIC como un medio terapéutico, facilitador del desarrollo personal y de la inserción social de los jóvenes reclusos. Para ello, abordan diferentes ámbitos educativos trabajando desde las TIC a nivel individual, grupal e incluso comunitario. El objetivo último de este proyecto consiste en que los jóvenes adquieran la capacidad crítica y reflexiva a través del desarrollo de competencias básicas en las Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

Algo que me ha llamado la atención es que el proyecto se dirige a un colectivo muy cerrado: jóvenes de entre 18 y 25 años. Bajo mi punto de vista, no comprendo el porqué de tal limitación pues hablamos de un proyecto verdaderamente interesante, que ha demostrado mejorar las habilidades de los internos así como también su autoestima y, en general, su inteligencia emocional. Entonces, ¿por qué limitar el proyecto a una edad en concreto? En este sentido, considero que no están fomentando la reducción de la brecha digital que tanto preocupa a muchos; más bien todo lo contrario.

Para ejemplificar el proyecto, os comentaré una de las experiencias que se llevó a cabo a través del mismo: la participación de los internos en un Blog. Los objetivos generales de esta actividad consistían en mejorar las habilidades tecnológicas de los internos al mismo tiempo que iban mejorando sus habilidades en la escritura y la lectura. En este sentido, se apostaba por reforzar el sentido educativo de los portales web que posibilitan el acceso de los internos a una gran cantidad de información. Así, los sujetos deberían ser capaces de  localizar y seleccionar la información que necesitasen para, en un segundo momento, poder estructurarla y darle un sentido personal y propio, aportando a través de los blogs sus opiniones acerca de la realidad estudiada. Podemos ver aquí una excelente actividad que trabaja en la curación de contenidos de los jóvenes, en dónde se ven implicadas las 4 S´s que estudiamos en las sesiones formativas de la materia: Search (búsqueda), Select (seleccionar), make Sense (darle un sentido propio), Share (compartir).

No me cabe duda de que este tipo de iniciativas conciben a los educandos como el centro del proceso formativo, intentando mejorar su autonomía a través de la capacitación de sus habilidades; fomentando sus potencialidades y utilizando herramientas innovadoras que sean capaces de motivarles, teniendo en cuenta las características contextuales de los sujetos. Además, algo que me gustaría destacar positivamente es el hecho de trabajar con diversos objetivos que se complementan de forma eficaz; pues como vimos en la actividad descrita anteriormente, los sujetos no sólo trabajan sobre su competencia digital, sino también en su capacidad reflexiva, su competencia lingüística o su competencial social.

Además, con este tipo de iniciativas se abren nuevas vías para nuestro quehacer profesional pues, como pedagogos, estamos capacitados para participar en el diseño y adaptación de materiales necesarios en estos proyectos. También como dinamizadores, que guían a los sujetos en su proceso de aprendizaje, intentando proporcionarles estrategias para que sean quiénes de gestionar de forma autónoma su propio conocimiento.

Así, bajo mi punto de vista, estamos ante un cambio de paradigma a la hora de concebir los contextos penitenciarios, apostando por la utilización de nuevas metodologías para trabajar con los internos. Metodologías que confirman resultados positivos en los educandos; metodologías acordes con la sociedad actual. 

Como vimos, en el contexto que nos describía Mónica las TIC estaban totalmente prohibidas. Resultaba ser una norma infranqueable, apoyándose en la máxima de reducir todas las libertades del sujeto al máximo. Tal vez esta concepción sea la más cómoda y económica, pero no la más efectiva. Si ocultamos los medios que nos rodean en el mundo actual, no estaremos trabajando con ellos de forma preventiva, a favor de su futura reinserción social. 

Por último, para aquellos que os interesa este ámbito,  me gustaría recomendaros la lectura del artículo que dejo en el apartado de referencias, ya que os aportará más detalles sobre este proyecto.

 

Referencias Bibliográficas

Bobes, M. & García, A.  (2010). El uso de las TIC como herramienta educativa y terapéutica en el contexto penitenciario. El proyecto Òmnia en las prisiones catalanas. Revista de Educación Social, 11. Recuperado de http://www.eduso.net/res/?b=14&c=131&n=376

 

 

Comentarios

  • Nerea Patiño Fontenla

    Hola Bianca. 

    En primer lugar, quería indicar que he disfrutado mucho de tu nueva publicación, puesto que el ámbito penitenciario es un ámbito por el que desde hace un tiempo me he empezado a interesar. Por ello, tu publicación me ha resultado interesante, a la vez que motivadora para un futuro ejercicio profesional. 

    Sin duda, las TIC son una herramienta importante en cualquier ámbito, pero, si considero que dentro del ámbito penitenciario, puede sere dificil integrarlas. En estas primeras prácticas de Pedagogía, he estado en un centro de menores de la provincia de Pontevedra y he podido comprender el motivo que lleva a los educadores a no implementarlas, algo que puede servir, a lo mejor (desde mi ignorancia), como fundamento también para el ámbito penitenciario. En estas prácticas, he preguntado al personal educativo el porqué no se trabajaba con las TIC y con otro tipo de recursos y las respuestas me han dejado un tanto descolocada, puesto que indicaban que en algún momento se les dotaba a estas de mayor importancia y se trataban de implementar, pero a raíz de las dificultades que surgieron, tuvieron que reducir su uso; ya que, me comentaban que los jóvenes, tendían a destrozar todo objeto que encontraban por banda en un momento de ira, con las repercursiones que tiene a nivel económico para cualquier institución. Además, me indicaban que cuando los jóvenes tienen en sus manos un ordenador, peligra el acceso a la redes sociales, ya que están en un contexto en el que es interesante conocer cómo se comporta el individuo de manera aislada y es interesante, en muchas ocasiones, suprimir los lazos con personas del mundo exterior al centro, para evitar posibles consecuencias mayores. 

    Si bien, he podido comprobar que a los jóvenes con mejor comportamiento, sí se les dejaba el acceso a las clases de informática, donde realizaban diferentes actividades y bajo mi punto de vista, el acceso a estas clases ellos mismos lo consideran como motivador, ya que rompe con sus dinámicas habituales.  

    A pesar de lo comentado, no cabe la menor duda de que las TIC son una herramienta interesante en cualquier aspecto, tanto desde una perspectiva para la mejora de su autoestima, motivación, para la inserción sociolaboral y un largo etcétera; y creo, que deberíamos de intentar integrarlas, aún con las dificultades que se pudieran presentar. Sería interesante informarles primero y hacerles conscientes de la importancia que tiene mantener un uso respetuoso con los medios informáticos que tenemos a nuestro alcance, así como hacerles conscientes del necesario dominio de la competencia digital, indicándole aspectos que les puedan resultar interesantes, a la vez que motivadores. 

    Cuando indicas que el programa se está llevando a cabo con un rango de edad especfífico (jóvenes), me posiciono de tu lado, puesto que considero que realmente sería interesante implementarlo en otras edades, con la pretensión última de reducir la brecha digital. El motivo que les ha llevado a esta situación, puede ser que conforme se va avanzando en edades, éstas personas presenten menor motivación o interés por el uso de nuevos recursos tecnológicos o bien, se corresponda con el desarrollo de una política social para la mejora de los jóvenes reclusos (de nuevo, desde mi ignorancia). 

    ¿Qué opinas al respecto? ¿Piensas que la respuesta podría ser la que indico en el párrafo anterior?

  • Tania

    Me parecen muy interesantes las aportaciones de las dos. Es cierto que las TIC´s son fundamentales en cualquier contexto que se precie en la actualidad, pues como todos conocemos, vivimos rodeados de tecnología queriendo o sin querer. Igualmente es necesario extender el uso de las TIC´s a todas las edades y todos los géneros, no solo a un rango determinado (caso del proyecto Òmnia). No obstante, considero que hay contextos donde la implantación de las TIC´s es mucho más difícil que en otros.

    Dentro del contexto penitenciario, me parece sumamente complicada una correcta implantación de las TIC´s. Pues, puede darse el caso de que los reclusos no empleen los recursos que tienen a su disposición para los fines adecuados; llegando a generar más problemas que ventajas. Situación que se puede extender, en menor medida, al los centros de menores

    Por lo tanto, considero que la única forma de poder lograr una correcta inclusión de las TIC´s, en contextos que podemos denominar de riesgo, es mediante un control exhaustivo de lo qué se hace y para qué. Es decir, en este tipo de contextos el papel del educador debe ser fundamental a la hora de controlar todo lo que pasa en su clase. Siendo necesario para ello una mayor dotación de recursos materiales, personales y económicos que nos ayuden a un correcto desarrollo de las iniciativas. Esto me lleva a indicar lo siguiente: si realmente las Administraciones se comprometen a implantar y apostar por las TIC´s en todos los contextos, necesitan realizar a su vez una gran inversión económica que garantice las seguridad de los usuarios y, por extensión, a todos nosotros. 

  • Bianca

    Gracias por vuestras aportaciones chicas.

    Coincido con vosotras en los riesgos que conlleva la implantación de las TICs en contextos como estos, sin embargo, iniciativas como estas nos demuestran que si las cosas se hacen bien, con precaución y control, se pueden aprovechar las tecnologías para el deasrrollo personal y social de los sujetos. Claro está que se necesitaría para ello una evaluación previa del contexto y de las oportunidades que nos ofrece el mismo; así como también una planificación flexible de lo que se pretende conseguir con las TICs y, lo más importante, cómo se pretenden conseguir tales objetivos. En todo caso, siempre ha de ser una planificación flexible, que se adapte a las peculiaridades de los destinatarios. 

    En definitiva, con esto os quiero decir que estoy de acuerdo con vosotras, este tipo de iniciativas conllevan mucho esfuerzo; y la necesidad de ser consciente y controlar todas las variables que pueden intervenir en el desarrollo de las mismas; y tal vez no pueda ser llevada a cabo con todos los sujetos que se encuentran en contextos penitanciarios, sin embargo, estoy segura que podría ser una gran fuente de motivación para aquellas personas que confían y apuestan por la reeducación.