WhatsApp, una comunicación controlada

Todos conocemos la aplicación de WhatsApp, y seguramente el 98% de los adolescentes la tienen instalada en su móvil y la usan con gran frecuencia. En sus inicios esta aplicación permitía comunicarse con otras personas, sin depender de su localización por el módico precio de 0,80 céntimos de euro, pero poco a poco está aplicación fue coartando nuestra libertad e intimidad sin que muchos de nosotros no nos diésemos cuenta. Esta aplicación llegó hasta límites donde marcaba tu última hora de conexión y si leías los mensajes, estas dos opciones las podías eliminar en la privacidad de tu cuenta. Por un lado la última hora de conexión puede servir para controlar los hábitos de una persona, ya que contando las veces que se conecta y se desconecta y la última hora de conexión del día podemos saber si ha estado ocupado, si se ha acostado tarde o si no visto el móvil en todo el día. Si hablamos de los Tics azules nos encontramos con el obsesivo control porque te contesten un mensaje pese a todo. Estas novedades condicionaron muchas parejas ya que el WhatsApp es una de las principales vías de comunicación entre ellos, y la mala interpretación de muchos mensaje puede ocasionar algún tipo de pelea o molestia en la pareja, además del excesivo control que alguna personas someten sobre sus parejas mediante la hora de conexión y las respuestas a sus mensajes en un corto periodo de tiempo.

El otro día me encontré con un par de noticias en internet sobre esta aplicación que facilitará aún más el excesivo control e incluso podría llegar a ser peligrosa para algunas porosas. La primera novedad con la que me encontré es la geolocalización, es decir, los ingenieros de esta empresa están desarrollando un software que permite que esta aplicación te muestre el lugar exacto donde está la persona con la que estás hablando, lo cual resulta muy peligroso para testigos protegidos o personas en riesgo, además del control que el estado puede llegar a ejercer sobre nosotros con una mejora del software.

http://www.ideal.es/tecnologia/201704/16/ultima-novedad-whatsapp-contactos-20170416112349.html

La otra novedad es la posibilidad de eliminar mensajes que ya has enviado a cualquier contacto, aunque en un principio parezca una mejora que facilita el uso de la aplicación en realidad también favorece la creación de conflictos ya que la aplicación una vez borrado el mensaje enviará un aviso al otro participante de la conversación alertándoles de que has eliminado un mensaje lo cual, la mayoría de las veces, creará un conflicto grave entre las personas por una tontería.

https://tabletzona.es/2017/03/28/tira-afloja-la-privacidad-whatsapp-ahora-sera-posible-eliminar-mensajes/

Desde mi punto de vista, pienso que la gratuidad de la aplicación está siendo cobrada de otro forma, es decir, mediante la eliminación de nuestra privacidad en beneficio de ellos mismos. Aunque la mayoría de las opciones mencionadas son optativas, es decir, que se pueden desactivar, muchas personas no son conscientes de que esas funciones no son obligatorias con lo cual no las desactivan. Pienso que la solución no es la eliminación de las funciones, sino el paso de una sociedad controladora y enferma, a una sociedad más liberal que busque la cooperación y comunicación de forma segura y libre.

¿Qué opináis de estas funciones ? ¿Creéis que es necesario eliminarlas?

Comentarios

  • Milagros

    Sorpréndeme a noticia da nova incorporación da geolocalización do whatsapp. Dende o meu punto de vista, esta ferramenta de comunicación é moi útil para poder comunicarse con persoas que se encontran a kilómetros de distancia nosa, como amigos e familiares, ou incluso resulta moi cómodo poder usar este tipo de mensaxería para calquer procedemento de comunicación ou información cara a un compañeiro, profesor, distintas institucións, para o traballo, incluso. 

    Pero, desde o enfoque que realizas, cara un uso máis de vixilancia ou control, temos que ter en conta que podemos desactivar, como ben dices, este tipo de utilidades que nos dán no whatsapp polo que non considero que sexa unha ferramenta que haxa que eliminar e menos eliminar estas novas funcións, xa que cada un pode elixir si usalas ou non. É un uso libre de comunicación dentro desta nova sociedade tecnolóxica. 

  • Andrea

    Buenas tardes Andreas, en total consonacia mi pensamiento y opinión con la tuya. Creo que poco a poco el WhatsApp se ha ido convirtiendo en una parte esencial de nuestras vidas, y estar "en línea" sin contestar un mensaje ya puede ser causa de un conflicto.

    Resaltar, sobretodo, este control entre adolescentes y sus parejas; sin duda este control excesivo no hace más que empeorar la calidad de vida y aumentar los problemas en su vida.

    Con las dos nuevas incorporaciones este control se hace mayor e incluso se puede conocer la localización de las personas, tema muy peligroso ya que permite conocer al otro u otra donde se encuentra la otra persona.

    Veo necesario que se empiecen a controlar y a quitar estas posibilidades, ya que solo por su existencia, activados o no, ya pueden dar problemas entre las relaciones de las personas que usen la aplicación. Imposible un uso libre de la tecnología con funciones de control como éstas.

  • Ainhoa

    Buenos días Andrea!

    Desde luego no es un tema que dejar pasar el que comentas, ya que ese control del que hablas, conlleva una reflexión subyacente mucho más profunda de lo que parece.

    Cierto es que tú tienes poder de decisión en la mayoría de ocasiones, es decir, puedes escoger si mantener la hora de conexión pública o privada, al igual que el mecanismo de los "tics" azules. Lo mismo pasa con la red social Stellae, tú decides qué hacer público y a quién y qué no.

    Pero esta cuestión se vuelve de especial relevancia cuando ni tú mismo puedes tener el control sobre la información que se publica de ti. Esto ocurre, por ejemplo, cuando proporcionamos datos personales a cualquier empresa o compañía, por ejemplo, cuando nos hacemos socios de un supermercado o de una página de compras online y al final, acaba resultando que tu número de teléfono lo utilizan otras empresas de igual o distinta actividad par intentar venderte cualquier producto. Cierto es que la letra pequeña es muy engañosa y la mayoría de las veces aceptamos sin leer, pero... ¿no lo hacen ya con ese propósito?¿Dónde están los límites?