Modelos en tecnología educativa

En  la clase expositiva del pasado 18/04/2017 se trataron una serie de elementos entre los que destacan los enfoques en tecnología educativa. Dichos modelos son decisivos a la hora de poder entender el papel de las tecnología en el proyecto que se nos ha encomendado elaborar.

Como bien tratamos en clase existen dos enfoques, el tecnocrático y el relacional. El tecnocrático es aquel, que bajo una visión más simple, instrumental y sin pretensión de cambio; considera que las nuevas tecnologías son herramientas para usar en el proceso de Enseñanza y Aprendizaje;  operando bajo una relación  de causa-efecto. El modelo relacional se trata de una concepción Artefactual-Organizativa. Es un proceso complejo e integrado que implica apersonar procedimiento, ideas, artilugios...etc. para analizar problemas y diseñar, poner en práctica, evaluar y administrar soluciones.

De forma esquemática expongo:

Tecnocrático

Relacional

La tecnología como un medio para conseguir un fin.

Las tecnologías como entornos de interacción.

Causa-Efecto.

Práctica social.

Prácticas centradas en el uso de la tecnologías.

Debemos cambiar otras prácticas sociales y culturales.

 

Considero que el punto de vista  condicionado por uno de estos modelos va determinar un uso u otro de los medios tecnológicos, es decir, en el  primer caso el fin del empleo de las tecnologías es la adaptación de las personas a los medios tecnológicos sin ninguna pretensión crítica con la realidad, al contrario de lo que ocurre con el modelo relacional.

Pienso que el primer modelo (tecnocrático) se identifica con la digitalización de  de los medios didácticos tradicionales ( pizarra electrónico...etc.). Este tipo de aspectos no tienen más pretensión que la selección y organización de contenidos, así como la comodidad que dichos elementos nos pueden reportar. 

Con respecto al segundo modelo (relacional) considero que actúa como un medio facilitador del pensamiento emancipativo, y se relaciona con la necesidad de revisar  la función trasmisora y reproductora de los medios de comunicación. Se halla ampliamente conectado a la sociedad y a los valores transmitidos. Siguiendo a Ballesta (2011) hay que completar la función emancipadora de los medios para emplearlos en la tarea de detectar problemas dotando de la posibilidad  de  transformación social.

Considero que estos dos modelos aportan aspectos positivos y que deben convivir en armonía, puesto que mientras que el primero nos permite transmitir, seleccionar, organizar la información;  el segundo nos permite manejar dicha información en espacios educativos-interactivos que propicien la reflexión alrededor de los temas propuestos.

Siguiendo con el autor (Ballesta, 2011), incido en que el segundo enfoque tiene un trasfondo basado en la no neutralidad del mensaje comunicativo. Por eso es necesario plantear una educación que abarque tanto la dimensión técnica como la ideológica; posibilitando un adecuado desarrollo profesional. Concebir el medio como una herramienta que propicie la indagación y el análisis de contenido de los mensajes desde los soportes tecnológicos.

El conocimiento de estos dos tipos de modelos considero que es uno de los aspectos  más significativos que debemos tener en cuenta  a la hora de manejar los distintos medios que podemos emplear a la hora de diseñar una intervención, puesto que del enfoque del cual partamos podremos conseguir una educación más o menos enriquecida. Si bien es verdad,  no considero la necesidad de posicionarse hacia uno u otro enfoque; sino que pienso que se pueden complementar aprovechando las potencialidades y los aspectos positivos de cada uno de ellos.

Referencias bibliográficas:

Ballesta, J. (2011). Los medios en la enseñanza. En M. L., Sevillano (coordª.), Medios, recursos didácticos y tecnología educativa (pp. 63-82). Madrid: Pearson.

Comentarios

  • Nerea Patiño Fontenla

    Hola Daniel. 

    Tu aportación me ha parecido sumamente interesante, ya que adoptas en enfoque diferente al de los demás compañeros/as que han argumentado acerca del tema que nos sugieres. Bajo mi punto de vista, y tal y como he argumentado en mi nueva aportación a comienzos de esta semana, es necesario que convivan ambos modelos, dadas las potencialidades que nos pueden aportar cada uno de ellos. Aunque si es cierto, que el modelo relacional es útil cuando queremos tratar de generar un conocimiento más profundo, un conocimiento que implique una transformación de valores, pensamientos, creencias, etc. Pero, tal y como tú nos muestras, es necesario que convivan ambos modelos, tratando de aprovechar los aspectos positivos de cada uno.