Fusión de modelos

Na clase expositiva do martes pasado, tratamos os dous enfoques da tecnoloxía educativa. Tratando de profundizar no tema, dispúxenme a buscar información, da que non obtiven ningunha idea clara sobre ambos modelos. A clase interactiva de hoxe axudoume a ubicarme e entender mellor os dous enfoques.

O modelo tecnocrático concibe a tecnoloxía como un medio para acadar un fin, un modelo no que unha acción (causa), produce un efecto. O modelo relacional, é máis amplo e, como cita o autor Nicolás Burbules (2001), toda ferramenta ten uns usos establecidos, pero que pódenselle aplicar outros alternativos que levan a outras solucións tamén alternativas.

Na clase, analizamos unha serie de textos de diversos autores, uns pertencentes ao modelo relacional e outros ao modelo tecnocrático. Vimos sen dificultade a que modelo pertencía cada un tendo en conta diferentes palabras. Mentres que para o modelo tecnocrático nos fixamos en palabras como técnicas, influencia, ou interconexión, para o modelo postecnocrático atopamos palabras como desenvolvemento, cambio ou tranformación.

Dende o meu punto de vista, un proxecto debe ter un pouco de ambas perspectivas, xa que a tecnoloxía debe ser un medio a través do que se poida lograr un fin determinado, pero á vez son necesarios determinados cambios para que  dita tecnoloxía poida realizar a actividade que se lle establece. Como puidemos ver nun dos vídeos que nos mostrou a profesora na clase, por moito que se inclúa a tecnoloxía, senón se produce un cambio na metodoloxía e na forma de ensinar-aprender, as innovacións non se poderán aproveitar todo aquilo que se desexaría.

Ahora, teremos que decidir como será o proxecto e como integrar os modelos nel!

Comentarios

  • Daniel López

    En uno de mis últimos blog hablo del mismo tema y propongo la misma idea que expones en tu publicación. Considero que extraer las potencialidades de cada uno de los modelos es una opción que no debemos desestimar, puesto que dependiendo de tus objetivos podrás emplear las característias más siginificativas de éstos modelos; enriqueciendo de esta forma el proceso en la consecución de dichas metas. Como ya he mencionado en otros comentarios, opino que para la selección y organización de la información (por ejemplo empleando pizarras digitales) se podría emplear un modelo tecnocrático y utilizar uno relacional a la hora de crear espacios educativos de reflexión en los que los contenidos tratados sean aprehendidos.

  • Nerea Patiño Fontenla

    Hola Sandra. Al igual que tú y que Daniel, yo también he incluído una entrada la semana anterior en la que reflexiono sobre ambos modelos. Aunque apuesto porque los dos enfoques nos pueden aportar aspectos positivos, sí es cierto que pienso que no se deben fusionar, sino que debemos saber escoger cuál será el más adecuado en función de las necesidades detectadas y sobre cómo queremos incidir en su desarrollo. Por ejemplo, cuando se trata de un proyecto que pretende fomentar el cambio de valores, sin duda, escogería un enfoque relacional o postecnocrático, mientras que para investigaciones de relaciones causa-efecto, por ejemplo, escogería un enfoque tecnocrático, donde el proceso queda un poco más difuso. 

    Al igual que vosotros, me imagino, estoy de acuerdo con que un modelo no es por si mismo bueno ni malo, sino que depende de la gestión que hagamos a través del mismo, así como de las ideas que proponemos, que harán que se modificique la metodología didáctica.