• Blogs
  • Ana
  • Los jóvenes y las redes sociales

Los jóvenes y las redes sociales

Los jóvenes y las redes sociales es un tema que siempre parece estar en el punto de mira por su gran controversia.

Neuropsicólogos de importancia nacional como es el caso de Álvaro Bilbao opinan que en la preadolescencia, es decir, entre los 10 y los 13 años, se produce una gran necesidad por permanecer conectados con el grupo de iguales. Esto se da antes en las niñas debido a que entran en la adolescencia a una edad más temprana que los niños. Este hecho se debe, como muy explican en el artículo del periódico ABC, a una necesidad básica de relación social, es decir, a la necesidad de sentirse integrados en un grupo, de formar parte de algo. Esta necesidad de sentir que estamos conectados con el mundo que nos rodea puede hacer que pasen desapercibidas otras necesidades como por ejemplo el dormir, ya que muchos jóvenes gastan sus horas de sueño en el uso de las redes sociales, de estudio, de comer y lo más importante, de protección. Nuestra gran necesidad por saber de los demás y que los demás sepan de nosotros, por sentirnos parte del grupo social, nos expone a un montón de peligros de los cuales, los jóvenes sobre todo, no somos conscientes. Ya que supone una necesidad, y no tienen por que ser malas para ellos, resulta absurdo prohibir su uso, lo adecuado sería establecer unos límites y educar acerca de la utilización de este tipo de herramientas.

 

Las redes sociales pueden presentar muchas ventajas pero también muchos inconvenientes: permite comunicarse, conocer lo que nos rodea, expresarse, buscar información, relacionarse, etc. pero también pone en peligro la privacidad, mal uso o distribución de lo que decimos, subimos o hacemos en las redes, información a desconocidos, etc. Como bien decía antes, los jóvenes que utilizan estas redes sociales no siempre son conscientes de los peligros que pueden correr en ellas. Esto queda muy bien recogido en una frase del vídeo Los peligros de Internet que dice “Nos preocupa más la seguridad en la vida real que en internet” y es totalmente cierto. Los propios niños entrevistados en el video consideraban una aberración el decirle a un desconocido por la calle su dirección, o el colegio al que asistían, o dejar abierta la puerta de su casa por la noche. Sin embargo, eso es, de manera metafórica lo que ocurre en la red. No debemos olvidar nunca que lo que colgamos está a disposición de casi todo el mundo, dependiendo del tipo de privacidad que se tenga en las redes. Es cierto que se puede estar relativamente seguro, pero la mayor parte de la gente desconoce como hacerlo, quedando por tanto expuesto a cualquier tipo de problemas.

En los jóvenes además, la inexperiencia y las ansias por relacionarse con el mundo que los rodea suele llevarles a no ser conscientes de los peligros que pueden correr y de los riesgos que se asumen (escasa intimidad, exposición a desconocidos, posibles repercusiones laborales o académicas…). Es por eso que en este aspecto, juegan un papel muy importante padres y educadores ya que son los responsables de educar a sus hijos y a sus alumnos para que estos sean conscientes de las ventajas y los inconvenientes anteriormente citados, así como de muchos otros. Son responsables también de que los propios jóvenes lo sean así como de informarlos de todo y de ayudarlos en la medida de lo posible.

Las redes sociales son unas herramientas útiles y que resultan entretenidas así como de gran interés, por eso, disfrutarlas al máximo manteniendo la seguridad está en nuestras manos.

 

REFERENCIAS:

 

SETIÉN, M. (2016). Redes sociales y adolescencia: ¿oportunidad o peligro?. ABC. Descargado de http://www.abc.es/familia/educacion/abci-redes-sociales-y-adolescencia-oportunidad-o-peligro-201605230137_noticia.html