EVA, LMS y PLE

Aun que ya  he tratado el tema del e-learning en uno de mis blogs anteriores, me gustaría mediante esta publicación profundizar en esta metodología incluyendo conceptos a los que no hice referencia con anterioridad puesto que no los conocía.

Como bien sabréis el e-learning es una metodología basada en el aprendizaje a través de las TIC, que parte de los sistemas de gestión del aprendizaje (LMS) y cuya función es ofrecernos soporte suficiente para la mediación en cuanto a la  apropiación de conocimientos, administración de los mismos, el acceso a herramientas didácticas, reutilización de contenidos...etc (Sotelo & Solart 2014). Las instituciones educativas hacen uso de este tipo de metodología para brindar a los alumnos la posibilidad de poder acceder a procesos de formación sin la necesidad de trasladarse a un centro educativo; generalizando así su capacidad para ofrecer su oferta formativa a un número mayor de personas interesadas. El e-learning tiene múltiples posibilidades pues lo podemos emplear con cursos presencias, semipresenciales y a distancia; puesto que en unos casos nos puede servir de complemento en cuanto a la creación de un espacio educativo exclusivamente centrado en los alumnos (Sotelo & Solart 2014).

Son comúnmente conocidos, en nuestro día a día, los Learning Managemente System (LMS) y los entornos de Aprendizaje Personal (PLE).

El LMS, que desde una perspectiva institucional, es aquel en el que el alumno es un consumidor de materiales previamente elaborados por el docente,  en cuyo proceso la personalización se refiere a una relación de tareas y materiales basados en un modelo de aprendiz estándar y predefinido. Como ya he indicado, los contenidos son suministrados por docentes y elaborados por expertos y especialistas en un área determinada, en donde  el aprendizaje se divide por niveles en los que el profesor orienta el proceso de enseñanza y aprendizaje.

En el LMS se producen procesos de interacción en grupos cerrados, cuya capacidad para enriquecer el proceso de aprendizaje es más limitado.

Mediante este método el rol del alumno es mucho más pasivo que mediante otras metodologías, puesto que su función es la de receptor de los contenidos; aun que debemos apreciar que el propio LMS no propicia la organización ni la autogestión de la información por parte de los estudiantes. Por otra parte, en cuanto a procesos de curación de contenidos, el LMS no tiene la capacidad suficiente como para que los alumnos tengan que poner en práctica competencias de búsqueda, selección, filtrado, organización...etc. de la información. Si considero que el LMS  nos puede ayudar a adentrarnos en el mundo digital y  perimirnos una comodidad que de otra forma no sería posible.

El PLE, diverge de lo expresado anteriormente; siendo  más rico en cuanto a la capacidad `para poner en juego las diversas competencias que los alumnos deben tener para poder gestionar un PLE de forma eficaz, es decir, es necesario (a mi parecer)  tener competencias y formación sobre la curación de contenidos para  que un proceso como éste nos reporte beneficios realmente. Este a diferencia del anterior es personal y no depende de instituciones ni de personas externas.

Por lo tanto, y apoyándome en lo dicho en la clase expositiva, el PLE  es creador de contenidos, autodirigido, propio y activo. Si en la anterior situación la personalización del proceso se refería a una relación de tareas ajustada a un temario, en este caso responde a los intereses del propio individuo. En cuanto al contenido, internet nos ofrece una gran cantidad de fuentes de información de las que podemos hacer uso; aun que debemos tener ciertas habilidades para diferencias de información validad y fiable de la que no lo es. De la misma forma, como he indicado anteriormente, veo necesario competencias sobre gestión de la información.

El PLE nos brinda la opción de aumentar nuestra capacidad de participación social y de integrarnos en comunidades virtuales como foros o blog sobre aquello que más nos interesa; abriéndose de esta forma posibilidades y nuevas oportunidades de aprendizaje.

Aunque en el LMS el contenido tiene una propiedad, en este caso el conocimiento puede ser distribuido por editoriales que controlan las publicaciones y el uso de las mismas; o por los aprendices puesto que tienen la capacidad de crear y compartir.

Siguiendo la línea de Santamaría (2010) una de las cuestiones que más dudas me ha generado es cómo definir que es un PLE. Dicho autor afirma que existe  una gran diversidad de definiciones que difieren unas de otras; mientras unos sugieren que es más una herramienta otros se inclinan a indicar que es un concepto. Esto es debido a la cantidad de ideas y subprocesos a los que hace referencia el PLE.

Durante mi búsqueda para fundamentar el blog me he encontrado con el concepto de EVA (Entorno Virtual de Aprendizaje). A diferencia del PLE y de forma similar al LMS; el EVA  se encuadra dentro de un contexto de una asignatura y se relaciona con un modelo coherente de integración de herramientas como foros, test, creación de contenidos...etc. Aun que encontramos notables diferencias con el PLE. Las relaciones son asimétricas en el EVA y simétricas en el PLE; dicha asimetría se produce entre los profesores y alumnos ya que por un lado se exhorta a los estudiantes en entornos virtuales a ser creativos, participar y tomar el control de su aprendizaje, y por otra parte se les limita a un papel pasivo. Por último, otra diferencia, que para mí es la fundamental y que diferencia el PLE del EVA y el LMS es el alcance, puesto que mientras en el LMS y el EVA no van más allá del plano institucional; el PLE es expansible por medio de internet.

A mi parecer todos estos conceptos se interrelacionan entre sí, aunque considero que en el caso del PLE  este tiene un carácter complementario. Mientras que los docentes por medio del LMS y del EVA nos pueden acercar a realidades diversas, mediante nuestro propio PLE podemos profundizar en un tema determinado encontrando conceptos  y propuestas que nos puedan llevar a conocer realidades distintas. Es decir, concibo el EVA y el LSM como ventanas a un mundo cuya gestión corre por cuenta personal. Por otra parte considero que  el conocimiento de estos conceptos es de suma utilidad para nuestro desarrollo personal, puesto que nos referimos a procesos que cada día son más empleados por lo que debemos tener un dominio conceptual que nos ayude a definirlos y a establecer las posibilidades de cada uno de ellos.

Referencias bibliográficas:

Santamaría, F (2010). Entornos Personales de Aprendizaje: Una propuesta tecnológico-educativa para la integración en el aula, Retos educativos en la sociedad del conocimiento, 382- 391. Recuperado de: http://buleria.unileon.es/bitstream/handle/10612/2468/Retos%20Educativos%20en%20la%20Sociedad%20del%20Conocimiento.pdf?sequence=1#page=396

Sotelo, F. & Solart, Mº F. (2014). Incorporación de recursos web   como servicios de e-learning al sistema   de gestión de aprendizaje .LRN: una revisión. Tecnura, 18 (39), 165-180.

 

 

Comentarios

  • Nerea Patiño Fontenla

    Hola Daniel. Tu aportación me ha parecido sumamente interesante y concuerdo contigo en varias de las posturas a las que apuntas, sin embargo, en el caso del PLE quería indicar una serie de dificultades que posee o más bien, que yo le encuentro, a las que no se hizo alusión en tu nueva entrada. 

    Si es cierto que el PLE permite una gestión del autoaprendizaje, ya que permite al discente aprender aquellas cosas que más le interesan, tiene un papel más activo en el proceso didáctico, así como los tiempos son flexibles, entre otras muchas potencialidades. Con todo, quería indicar que esta metodología no me parece la más adecuada (si adoptamos este enfoque únicamente), dado que la existencia de un aprendizaje abierto o libre por parte del discente, puede crear una situación de sobreinformación a la que se hacía referencia en alguna de las sesiones de la materia. Con ello, considero que debemos tener especial cuidado, puesto que a través de la red se nos ofrece mucha información, que puede dificultar nuestra curación de contenidos, con la importancia que tiene esta para el dominio de la competencia digital. Además, el hecho de que el aprendizaje sea controlado por los propios aprendices, puede dificultar el proceso, puesto que no existe nadie que les guíe en su aprendizaje y en algunos casos, éste puede no ser el adecuado. Mientras tanto, el LMS en mi opinión podría servir también como estrategia para la curación de contenidos. Finalmente, quería indicar que lo ideal es la convivencia de varios de los enfoques, tratando de albergar las ventajas de cada uno y reduciendo al máximo sus incovenientes. 

    ¿Qué opinas acerca de mi aportación? ¿Estás de acuerdo con mi postura?

  • Daniel López

    No había reparado en lo que nos expones, y me encuentro completamente de acuerdo contigo. Teniendo tu aportación en cuenta considero que los estudiantes que tienen competencias digitales desarrolladas son capaces de gestionar una cantidad destacable de la información que internet nos ofrece; sin embargo existen riesgos. Tal y como expongo, el LMS y las explicaciones de los docentes pueden ser resortes para conocer nuevas cosas, pero como bien indicas y basándome en la teoría de la zona de desarrollo próximo siempre se puede llegar a un fin más ambicioso con ayuda de un guía que nos  puede organizar nuestro aprendizaje cuando nos hallamos en la incertidumbre.  Quizás debería haber reflexionado más profundamente acerca del LMS, puesto que me centré en el PLE como herramienta para la curación de contenidos y no en las potencialidades del LMS para introducir a los estudiantes en la autogestión de su propio aprendizaje.

    Al igual que tú, considero que el LMS y el PLE pueden convivir en armonía sin necesidad de posicionarse a favor de uno y en contra del otro; porque ambos son necesarios. La prueba de ello es nuestro propio Campus Virtual, en el que podemos acceder al conocimiento ya elaborado pero, de la misma forma; podemos establecer un feedback con los profesores a la hora de entregar proyectos ( cuya elaboración pasa por la aplicación de competencias digitales- Curación de Contenidos-) a través de  este tipo de herramientas virtuales.