Currículum Bimodal

El desarrollo de estas últimas clases en las que hemos podido aprender diferentes modelos y teorías de aprendizaje me ha recordado una publicación que encontré para realizar otra de las entradas que realicé en el blog; esta hablaba sobre el currículum bimodal, una firme apuesta por un cambio metodológico dentro de las aulas empleando las TIC para ello.

¿Qué es el currículum bimodal? Es una apuesta clara por introducir la realidad social (Internet, el smartphone, la Tablet…) en las aulas, es decir, pretende introducir las TIC de manera transversal a todas las materias. No obstante, (Màrques, 2012, párrafo siete) “esta función transmisora de la cultura exigen una revisión profunda del currículum que desarrollaremos en los centros docentes. Si hoy tenemos una “nueva cultura”, unos nuevos instrumentos de trabajo, unas nuevas formas de comunicación… no podemos seguir formando y evaluando a los estudiantes con las metas, instrumentos y procedimientos del pasado”. Para ello, esta nueva propuesta educativa se sustenta en pilares como:

  • Memoria auxiliar aumentada (muy relacionada con el PLE, trabajado en profundidad en anteriores sesiones expositivas): donde el alumnado va colocando de manera ordenada todos los recursos que son de utilidad para el desarrollo y resolución de las actividades propuestas por el docente.
  • Contar en casi la totalidad de las actividades a desarrollar con la memoria auxiliar aumentada, con los apuntes realizados en clase, con diversas herramientas tecnológicas… Es decir, se apuesta por la resolución de problemas y la realización de actividades con distintos materiales de apoyo.

Así mismo, es necesario indicar que sus principios básicos son:

  • Realización de las actividades prácticas con el apoyo de apuntes y otras fuentes de información: “Los alumnos siempre podrán realizar estas actividades prácticas con apoyo de su <<memoria auxiliar>>, es decir, consultando apuntes, libros e Internet” (Marquès y Álvarez, 2014, pp. 153).    En este punto, es necesario indicar que, todos los alumnos deben haber superado con éxito el trabajo de la lectura, la escritura y el cálculo, en niveles de enseñanza inferiores al ciclo medio de la enseñanza primaria; pues a partir de ella sería cuando comenzase a implantarse en las aulas. Así mismo, se debe decir que, lo que se pretende con estas actividades es que “dejen huella” en el alumnado para que en ocasiones venideras sean capaces de realizar las tareas impuestas de forma autónoma.
  • Adquisición (memorización reconstructiva) del vocabulario esencial. Se trata de la realización de glosarios de las asignaturas: “Se realizarán múltiples actividades centradas en la adquisición de vocabulario y de datos (conceptos, hechos, personas, tablas de multiplicar, ortografía) que, aún en nuestra era de Internet, siguen siendo imprescindibles para pensar, para entender lo que leemos o nos dicen, para comunicarnos y para buscar en la red.” (Marqués y Álvarez, 2014, pp. 154). Para ellas se emplearán diversos tipos de metodologías que podrán o no incorporar las TIC.
  • Evaluación continua y exámenes control. Para ello se usarán múltiples técnicas: autoevaluación, corrección entre el propio alumnado, presentación y corrección pública (empleando la pizarra digital) y portafolio. Igualmente, habrá dos tipos de exámenes: memorísticos (relacionados con los contenidos considerados imprescindibles) y prácticos (donde se podrá echar mano de la memoria auxiliar aumentada).
  • Trabajo por proyectos (los alumnos como actores capaces de realizar varios roles): para ello adoptaran roles como: ser buscadores de información y de recursos en: libros, Internet…; ser especialistas y blogueros de un tema relacionado con las asignaturas; ser los encargados de realizar exposiciones con fotografías, mapas conceptuales, líneas de tiempo; ser gestores del aprendizaje como servicio en la aula y en el contexto social… Entre otros.
  • Máxima importancia a la tutoría: que actuará como un instrumento que persigue explotar los talentos del alumnado así como detectar precozmente los problemas surgidos en su proceso de enseñanza-aprendizaje.

Por lo tanto, se trata de una apuesta que integra TIC y currículum, desde mi punto de vista, de una manera efectiva y lúdica para facilitar el aprendizaje del alumnado.

En otro punto, y haciendo referencia a los contenidos tratados en clase, debo indicar el currículum bimodal se puede encontrar dentro del modelo relacional. Esto se debe a que se apuesta por un proceso integrado en el que van de la mano conocimientos, ideas, personas, entorno… Es decir, se trata de una propuesta educativa que engloba al contexto aula y al contexto social que rodea al alumnado. Igualmente, el currículo bimodal lo encuadraría dentro del Modelo TIM de incorporación de las TIC dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Esto se debe a que, desarrolla las premisas básicas de este modelo: la integración de las TIC en el currículo, el desarrollo profesional docente (él será el encargado de guiar el aprendizaje de sus alumnos) y el aprendizaje de los alumnos con el empleo de las TIC.

A nivel personal, debo indicar que esta publicación me ha ayudado a poner en relación los conocimientos teóricos aprendidos en clase con propuestas reales para cambiar los procesos de enseñanza-aprendizaje.  Así mismo, considero que he trabajado bajo la “Teoría conectivista” del aprendizaje, pues he podido aprender poniendo en relación mis conocimientos con otros que llegaron a mí a través de Internet consultando diversas fuentes documentales.

Para finalizar os dejo las palabras de Pere Marquès, uno de los máximos exponentes del currículo bimodal. Así mismo, os planteo la siguiente cuestión: ¿consideráis que el currículum bimodal es una apuesta efectiva para la integración de las TIC en la educación, y en concreto, dentro de las aulas?

Para ayudaros en vuestra reflexión os dejo las siguientes palabras: “Lo que necesitamos mañana es más importante que lo que sabemos hoy, es decir, el acceso a lo que se necesita es más importante que lo que ya se sabe”  (Pere Marquès e Isabel  Álvarez, 2014). 

 

 

Referencias bibliográficas:

Marquès Graells, P. y Álvarez Cánovas, I. (2014). El currículo bimodal como marco metodológico y para la evaluación. Principios básicos y mejoras obtenidas en aprendizajes y rendimiento de los estudiantes. Educar, 50 (1), 149-166.

Marquès Graells, P. (2012). ¿Qué es el currículum bimodal?. Chispas TIC y Educación. Recuperado de: http://peremarques.blogspot.com.es/2011/09/que-es-el-curriculum-bimodal-i.html (Fecha de consulta: 3/05/2017).

Revista Educación 3.0. (Productor). (2013).  ¿Qué es el currículum bimodal? Metodología para evitar el fracaso escolar, por Pere Marquès. Recuperado de:

(Fecha de consulta: 3/05/2017).

 

Comentarios

  • Nerea Patiño Fontenla

    Buenas tardes Tania. 

    Tu publicación me ha parecido sumamente interesante, puesto que me introduces en un nuevo concepto como es el currículum bimodal. Sin duda, tu nueva entrada me ha ayudado a interrelacionar los conceptos que hasta ahora llevamos trabajado a lo largo de las sesiones de clase tanto expositivas como interactivas, así como me ha ayudado a reflexionar y a conocer nuevos ejemplos similares a alguno que ya conocía de introdución de las nuevas tecnologías dentro del aula. 

    Respecto a las cuestiones que propones, he de indicar que esta nueva apuesta de introdución de las nuevas tecnologías dentro del aula me parece un mecanismo realmente interesante, puesto que promueve la utilización de las mismas de manera transversal a lo largo de los diferentes niveles de enseñanza, aunque parte de que para su utilización se requiere el cumplimiento de una serie de criterios, que me parecen notoriamente oportunos, como es el conocimiento de vocabulario, escritura, lectura y el cálculo. Por lo tanto, me parece una estrategia realmente efectiva para la introdución de las TIC en la enseñanza, si bien, considero que debe ir acompañada de una gestión adecuada, tanto en lo que se refiere a los recursos materiales necesarios, como económicos, considerando esencial los recursos humanos, que tanta polémica generan ultimamente. Tal que es así, que los últimos años se apuesta por la renovación o actualización docente, tratando de formar a los docentes antiguos en nuevos contenidos relacionados con el mundo de las TIC, para que apuesten por éstas nuevas herramientas dentro de las aulas, puesto que la necesidad de las mismas es real. 

    Finalmente, he de indicar que al igual que tú, pienso que se trata de trabajar la enseñanza-aprendizaje desde una perspectiva relacional, ya que según este modelo que se presenta, se dota de una mayor importancia al proceso que a los resultados, ya que trata de generar conocimientos que perduren en la mente de los educandos. 

  • Daniel López

    Has realizado una publicación muy significativa, sobre todo desde el punto de vista de la escuela y de los problemas que en ella se suscitan, como es el fracaso escolar. Continuando con tu publicación, y de acuerdo con Nerea, has realizado un conexión entre el currículo bimodal y los conceptos trabajados en clase muy precisa.

    Me gustaría saber, en qué medida esta nueva metodología está orientada  más a aprobar que a aprender, es decir, continuamos orientando el aprendizaje a la superación de exámenes y, continuando por esta línea en qué medida continuamos sobrevalorando las cualificaciones ante otros elementos. Con esta metodología veo alguna desventaja como la expuesta; pero si es verdad que tiene una infinidad de beneficios, destacando la importancia de la tutoría y el poder para indagar en los intereses de cada alumno; aspecto a valorar.

    Creo que uno de los aspectos a destacar es que el profesor debe dominar y conocer en profundidad los conceptos de una disciplina concreta, además de tener una capacidad de organización destacable a la hora de planificar las clases. Por otra parte, tenemos que tener presenta que los docentes deben depositar en sus alumnos un nivel de confianza moderado puesto que los discentes tendrán acceso a dispositivos móviles y por tanto a distracciones que estos dispositivos pueden producir.

    En lo que se refiere a los exámenes me parece un cambio en la forma de realizarlos, puesto que los docentes tendrán que repensarlos y no caer en preguntas que inciten a la memorización mecánica de contenidos por parte de sus alumnos. 

  • Tania

    Hola Daniel, me gustaría decirte que esta metodología no está pensada para aprobar unicamente. Es decir, es cierto que pretende reducir el fracaso escolar reduciendo el aprendizaje memorístico. No obstante, para poder superar los examenes que se plantean es necesario contar con una serie de destrezas que serán fundamentales para realizar las actividades prácticas propuestas. Por lo tanto, lo que con ella se pretende hacer es suprimir los aprendizajes memorísticos que no sean fundamentales (fechas, datos históricos...) por un manejo de distintas herramientas de busqueda, englobadas en la memoria auxiliar aumentada. Así mismo, el currículum bimodal considera que hay contenidos teóricos que son innegocibles y que los alumnos deben conocer para el desarrollo de las demás actividades.