¿Repensar la pedagogía en la era digital para la primera infancia?

En la última de las sesiones expositivas tratamos diferentes conceptos, si bien en esta entrada quería tratar de responder a la última de las cuestiones que se nos sugería, que era la de “¿repensar la pedagogía en la era digital?”. Esta cuestión, está estrechamente relacionada con diversos contenidos de la materia, así como se relaciona también con algunas de las entradas realizadas por algunos de los compañeros/as de la materia Tecnología Educativa. Sin duda, las tecnologías digitales tienen su impacto dentro del funcionamiento de las diversas instituciones educativas, puesto que tal y como podemos conocer a través de determinadas materias dentro del currículum de Pedagogía y con la observación directa, la forma en que nos relacionamos actualmente con la tecnología modifica la organización educativa de los centros, tal que es así que también hacen que los estudiantes modifiquen sus rutinas. Por lo tanto, podemos indicar que estamos ante un nuevo contexto de enseñanza-aprendizaje, como bien hemos conocido a través de dicha sesión. Pero, la existencia de la tecnología, no se limita tan sólo al aula física, sino que atraviesa diversos contextos, motivo por el cual la “manera en que los niños pequeños se relacionan con la tecnología es objeto de indagación para obtener insumos que aporten al diseño de estrategias que favorezcan el aprendizaje en las generaciones mayores” (Kelly, 2016, p.13).

Hace unas semanas, se publicaba una entrada en el blog en que se argumentaba en contra del uso de las nuevas tecnologías dentro de la de educación infantil, algo que me hizo sentir motivada para la posterior indagación, dado que a priori, no consideraba que pudiese tener consecuencias negativas, si se llevaba a cabo de manera adecuada. Por ello, he tratado de vincular el necesario replanteamiento de la educación en la era digital con el uso de las TIC en la primera infancia, tratando de sacar provecho a las funcionalidades varias de las nuevas herramientas tecnológicas.

En la actualidad, se han generado diversos debates sobre la introducción de las TIC en la primera infancia, lo que ha llevado a múltiples indagaciones y búsquedas de evidencias, que traten de argumentar a favor o en contra de las mismas. Un ejemplo claro lo muestra Unicef (2014), puesto que considera que uno de los indicadores que inciden en el desarrollo de los niños y su calidad de vida es el contacto con los medios, si bien, aunque establece que estos medios dotan de enormes oportunidades, también pueden exponer a los niños a contenidos inapropiados. Respecto a las afirmaciones de Unicef, debemos tener en cuenta que no es una simple percepción de un organismo, si no que a mi parecer, es toda una realidad, puesto que los nuevos medios tecnológicos proporcionan una cantidad ingente de potencialidades, mas con todo, también generan una intensa preocupación.

Ahora, quería hacer una mención especial a una de las clases expositivas en que Adriana nos mostraba varios vídeos sobre el empleo de las nuevas tecnologías dentro de las aulas de Educación Infantil, donde se empleaban iPad para trabajar diversos contenidos de determinadas materias (tales como matemáticas). La visualización de los mismos, causó un visible rechazo por parte de algunos de los que nos encontrábamos allí, si bien, he de decir que desde un primer momento no me sentí moralmente indiferente, puesto que como bien he indicado anteriormente, estos aparatos electrónicos creía que podían ser útiles. Tal es así que, he encontrado como diversos autores parten del empleo de estos dispositivos en la educación infantil, puesto que inciden en que favorece el pensamiento creativo, “por lo que sus acciones apuntan en gran medida al desarrollo de software de programación para niños. Además, favorecen proyectos creativos relacionados con la actividad artística (cuentos, música, instrumentos)” (Kelly, 2016, p.13)

Como conclusión final, he de decir que no me ha resultado fácil posicionarme de una u otra banda respecto del empleo de estos aparatos electrónicos, una vez he conocido las potencialidades que pueden ofrecer, así como algunas de las preocupaciones que suscitan en la sociedad actual. En mi opinión, la introducción de las nuevas tecnologías dentro de la primera infancia, pude llegar a mejorar la creatividad de los niños/as, mejorar su motivación para el aprendizaje, mejorar la cooperación, mejorar la inteligencia, etc. Además, quería indicar que, si tenemos en cuenta la cantidad de niños en edades tempranas que acceden en sus hogares a los mismos sin control de sus progenitores, me parece una estrategia realmente efectiva, que se plasme una visión educativa de los mismos dentro de los centros de educación infantil, puesto que esto puede acarrear una mejora en la visión de la infancia sobre las TIC. También, me parece interesante que, tomando en consideración que los niños/as han nacido en una era digital y que por ello son considerados como nativos digitales, debemos facilitarle el uso de los mismos, tratando de alfabetizarles digitalmente desde las primeras edades, siempre partiendo de un uso educativo de las mismas. Cabe indicar además, que existen numerosas aplicaciones que ayudan a mejorar la realidad educativa de alumnos con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, tales como nos muestran el “Proyecto Azahar”, “Albor”, “Adapro”, entre otros. Por otro lado, entiendo las preocupaciones que suscita en la actualidad la integración de las mismas dentro de la primera infancia, tanto dentro de la educación formal, como no formal e informal. Respecto a la educación formal, me parece esencial que se traten de integrar desde una visión educativa, aunque, también me parece interesante y acaso indispensable, que se trabaje con otro tipo de materiales, aún sin olvidarnos de las potencialidades de los nuevos aparatos electrónicos (para la visualización de vídeos, presentaciones, imágenes reales, etc.). Esto, hace necesaria una actualización también de los docentes. Si nos centramos en el ámbito informal, he de decir que necesitamos de una nueva educación, que pase primero por educar a las familias, para que éstas puedan educar a sus descendientes. Es decir, es necesario que las familias y la sociedad en general tomen conciencia de cuáles son los principales problemas que acarrea el mal uso que se haga de las nuevas tecnologías, tratando de mejorar siempre la competencia digital de todos. Por lo tanto, concluyo con que es necesario repensar la pedagogía también dentro de la primera infancia, y no sólo centrándonos en niveles superiores. 

Finalmente, quería indicar que la realización de esta nueva entrada me ha ayudado a interrelacionar contenidos de diferentes sesiones, así como a recordar contenidos de determinadas materias donde se nos hablaba de la nueva realidad para la actualización docente (Didáctica, por ejemplo), así como a recordar cómo se producía el aprendizaje en la primera infancia (Psicología del Desarrollo), entre otras. Además, he podido conocer la percepción de diversos autores sobre la integración de las TIC en la primera infancia, destacando los principales argumentos a favor y en contra, lo cual me ha ayudado, no sin dificultad, a posicionarme en una postura intermedia, aunque no indiferente.

Ahora…

¿Cuál es vuestra opinión al respecto? ¿Ofrecen potencialidades las TIC en la primera infancia?

REFERENCIAS:

-Kelly, V. (2016). Primera infancia frente a las pantallas: De fenómeno social a asunto de estado. Cuaderno SITEAL: Buenos Aires.

-Méndez, D. (9 de septiembre de 2016). Recursos TIC para Necesidades Educativas Especiales. Educa con TIC. Recuperado de: http://www.educacontic.es/blog/recursos-tic-para-necesidades-educativas-especiales

-UNICEF (2014) Todos los niños y niñas cuentan. Revelando las disparidades para impulsar los derechos de la niñez. El estado de la infancia en 2014 en cifras. Unicef

Comentarios

  • Ainhoa

    Buenos días Nerea!

    Justamente hace unas semanas escuchaba en el telediario una noticia que hacía referencia al impacto de las nuevas tecnologías en el desarrollo cerebral de los niños y como estas provocaban trastornos de sueño, de atención, de percepción...

    Y buscando algo más de información al respecto, me encontré con una afirmación de Cohutec Vargas Genis, presidente del Instituto de Ciencias de la Rehabilitación INCRI, que contrapone un poco tu punto de vista sobre que las tecnologías desarrollan la creatividad (siempre y cuando se haga un uso continuado de ellas). Él dice que:

    "el uso exacerbado de la tecnología se refleja en el pobre desarrollo psicomotor, pues este se reduce al uso de los dedos inhabilitando el cuerpo sensorial, además de que los destellos de los aparatos irritan el cerebro y en lugar de desarrollar lo creativo, los niños solamente se enfocan en lo lógico."

    Si bien es cierto que existen estudios al respecto y no pongo en duda ninguna de sus bases científicas, creo que las nuevas tecnologías también cuentan con un sinfín de posibilidades y aportan numerosos beneficios.

    Tal y como recoge Cris Rowan en su artículo publicado en el Huffington Post cuatro pilares principales para el desarrollo correcto del niño son el movimiento, el tacto, la conexión humana y el contacto con la naturaleza.

    Y personalmente, considero que estas cuatro bases para el desarrollo no se encuentran para nada ligadas a la restricción del uso de las tecnologías. Es más, me parece que sería muy positivo introducir las tecnologías de forma transversal en cada una de ellas, de forma que puedan aportar los beneficios necesarios y solventar las carencias que puedan tener en cada ámbito.

    Por ejemplo, en campo del movimiento me parece que la tecnología puede aportar muchísimos beneficios y soluciones. ¿Cuántos niños han dejado a un lado su vida sedentaria para ir en busca de los famosos Pokémons?Además es especialmente importante en casos de personas con movilidad reducida. 

    O por poner otro ejemplo, en relación a la conexión humana. La tecnología juega en este aspecto un papel fundamental a día de hoy, ya que nuestro país atraviesa por un proceso de emigración, en el que muchos padres o madres se ven obligados a trasladarse a otros países o lugares en busca de trabajo, y su forma de comunicación más completa son videollamadas mediante aplicaciones como Skype.

    Por ello, creo que las tecnologías son un elemento transversal que puede proporcionar efectos muy positivos en los pequeños siempre y cuando se sepan introducir con responsabilidad  y coherencia, algo que desde hace ya unos años, la Pedagogía intenta implementar.

    Como puedes observar este es un tema que me produce interés y curiosidad, debido a que puedo relacionarlo fácilmente con mi proceso de aprendizaje y  mis anteriores estudios de Educación Infantil.


    Carrizosa, P. (10 de Mayo de 2017). La tecnologización impide el desarrollo artístico y sensorial en los niños, señala experto. La Jornada de Oriente. Recuperado de: http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2017/05/10/la-tecnologizacion-impide-desarrollo-artistico-sensorial-los-ninos-senala-experto/ 

    Rowan, C. (20 de Octubre de 2013). La influencia de la tecnología en el desarrollo del niño. Huffington Post. Recuperado de:  http://www.huffingtonpost.es/cris-rowan/influencia-de-la-tecnologia-ninos_b_4043967.html 

  • Tania

    Hola Nerea, has realizado una publicación, que como bien recoges en tu conclusión, recoge varios de los contenidos tratados a lo largo de la materia. 

    En relación a las preguntas que planteas debo indicar que sí estoy de acuerdo en la introducción de las TIC dentro del ámbito educativo. Actualmente, casi todos nosotros contamos en nuestro domicilio de distintos aparatos electrónicos en casa y, los niños y niñas tienen acceso a ellos. Entonces, ¿por qué vamos a evitar su uso dentro del centro educativo? Considero que dentro del ámbito educativo se debe apostar por una integración transversal, como bien indica Ainhoa; no centrando todas las actividades en el empleo de las TIC, pero sí ir introduciendolas en aquellos casos que pueda ser conveniente. 

    Para finalizar, me gustaría indicar que, considero que este debate al que tú haces referencia a cerca de la idea: tecnologías sí o tecnologías no dentro del ámbito educativo de la primera infancia; carece de sentido en la sociedad actual. Esto se debe a que si somos objetivos, todos los niños y niñas de corta edad ya tienen experiencias con las TIC en sus domicilios. Por lo tanto, ¿qué problema hay en empezar a desarrollar la competencia digital en edades tempranas dentro del contexto escolar?