La educación a distancia

Hace unas semanas comentábamos en las clases expositivas el aprendizaje a través de las redes (e-learning), la formación en red, y se abría un pequeño debate en clase sobre si la formación a través de la web es realmente un nuevo método de enseñanza-aprendizaje o simplemente te vale para obtener un título, sin apenas fijar conocimientos. En los últimos años este recurso ha adquirido más protagonismo, convirtiéndose en una opción para muchas personas pero, ¿ampliamos realmente nuestros conocimientos a la hora de realizar este tipo de cursos?

Considero que es un avance en nuestro día a día y una forma rápida de obtener un certificado o título que añadir a nuestro currículum. Sin embargo, el hecho de no ser presencial, de no tener contacto directo con el docente o un profesional formado acerca del tema hace que no interioricemos los conocimientos y nuestra experiencia sea escasa, por lo que el aprendizaje será notablemente menor.

¿Qué opinais vosotros?

Comentarios

  • Nerea Patiño Fontenla

    Hola Andrea. Ante la cuestión que nos planteas, considero que es una cuestión de dificil respuesta, ya que muchos autores han apostado por la introdución de este tipo de enseñanzas y cada vez en mayor medida, mientras que otros, son reacios a introducir las mismas porque consideran que realmente no se produce aprendizaje. En mi opinión, y tal y como mostraba en otras publicaciones de otros compañeros sobre este mismo tema, pienso que las nuevas plataformas de teleformación como los MOOC pueden ser una herramienta realmente efectiva para producir aprendizaje en los discentes. Existen numerosas formas de aprender dentro de estas plataformas, si bien, dependen en cierto modo de la teoría de aprendizaje en la que se sustente la organización, así como de los fines que esta pretende. Por lo tanto, pienso que no debemos juzgar una plataforma e-learning puntual o específica, por todas las demás. Además, he de indicar que este tipo de plataformas hacen que los conocimientos puedan llegar a cualquier parte del mundo, hacen que todo el mundo tenga las mismas oprtunidades cuando tiene acceso a los recursos TIC, así como generan un abaratamiento de costes, entre otros muchos aspectos positivos. 

    En todo caso, con el ejemplo que nos propones y que otros compañeros/as también emplean de la obtención de títulos sin fijar contenidos, pienso que realmente esto sí se produce así en el era actual, mas con todo y como he mostrado en otras publicaciones, pienso que en cierto modo esto también depende de la moral de cada persona, puesto que si estás haciendo un curso y pretendes que éste te forme, no deberías optar por la opción fácil, aunque esta suponga menor esfuerzo. En caso de hacerlo, considero que realmente no existe un notorio interés por el aprendizaje, a la vez que considero que sólo se accede al mismo para la obtención de dicho título acreditativo (siempre y cuando la formación tenga un diseño adecuado y pueda ser realmente efectiva). 

  • Sofía Varela Munín

    En mi opinión estamos entendiendo el problema desde un punto de vista erróneo. Llevamos casi 20 años metidas en el sistema educativo y sabemos que existen profesores inútiles, que existen aspectos del currículum que establece el ministerio o la consellería que son inútiles, que existen libros de texto que son inútiles. Pero no hacemos generalizaciones porque eso nos dejaría en un vacío educativo absoluto. En lugar de eso, optamos por reflexionar y reformular aquellas cosas que no funcionan. Bien, hagamos lo mismo con la educación en red. Reflexionemos, ensayemos, reformulemos. 

    En cuanto a lo de conseguir un título puedo decir que esto no es algo nuevo. En nuestro país los títulos crean jerarquías y hacemos lo que sea necesario para escalarlas. Esto que expongo puede ser discutido por quienes piensan que cuantos más títulos más habrás estudiado y más preparado estarás. No engañan a nadie.

    Por último, quiero poner dos ejemplos:

    1. En segundo de bachillerato tienes que estudiar la vida, características y obra de unos cuantos autores españoles. Lo has hecho? Te lo sabes de memoria? PERFECTO, vete a selectividad y escupe todo eso. Ya has aprobado y puedes ser una orgullosa universitaria. Pero... te has leído algún libro de esa persona sobre la que escribiste 3 carillas? No? Pues bueno... no has aprendido nada. 

    2. El otro día Sara nos contaba que hizo un cursillo por Internet sobre primeros auxilios. Afirmó que no había aprendido nada. Pero el título está ahí y por suerte ella no se limitó a conseguirlo, sino que buscó una alternativa de aprendizaje.

    Un ejemplo de educación presencial 100% e inútil. Un ejemplo de educación en red 100% y lo mismo. En el primer caso no damos por hecho que el problema es la forma, pero en el segundo ya saltan las alarmas. Vamos a darle una vuelta antes de desterrar todas las opciones que tenemos.