Pedagogía Red

Hola chicos/as!

Seguro que conoceréis las últimas noticias sobre Francia tras las recientes elecciones en el país en las que finalmente ganó Enmanuel Macron. He de decir que ojeando noticias leí su programa lo que me llevó a leer algo bastante curioso: pretende prohibir el uso del teléfono móvil en primaria y secundaria. El eterno debate.

Esto ha desencadenado en traer a mi blog este tema de nuevo, abordado en las primeras clases, ya que actualmente considero que es necesario tratarlo desde una perpectiva más teórica (aún que también reflexiva) de acuerdo a sus características positivas en el contexto educativo. A continuación presento los términos que considero útiles conocer en relación a este tema:

El Mobile Learning se refiere a todos los estudios de investigación que relacionan movilidad, aprendizaje y dispositivos electrónicos. Sus características básicas según el Gabinete de Tele-Educación de la Politécnica de Madrid (2013) son:

  • "Permite el acceso a la información cuándo sea necesario y dónde sea necesario.
  • Favorece la autonomía. 
  • Favorece el aprendizaje centrado en el alumno y en el contexto. 
  • Permite la multifuncionalidad, con los distintos sensores, video, acelerómetros, etc. 
  • Aumenta la motivación del alumno. 
  • Es de fácil uso y está integrado en la vida de los alumnos. 
  • Facilita la comprensión de los conocimientos; incluye multimedia y está centrado en el entorno. 
  • Atención a la diversidad. 
  • Permite la utilización de juegos como apoyo a la enseñanza. 
  • Permiten una evaluación formativa y sumativa."

¿Suena bien, no? Pues a pesar de que estas características se podrían asociar en ocasiones también a la educación tradicional, a mi parecer las nuevas herramientas tecnológicas, como en este caso el teléfono móvil, permiten crear herramientas que logren estos objetivos con más facilidad y efectividad. Crear plataformas de interacción y comunicación que puedan utilizarse tanto individual o colectivamente fuera del aula como dentro de esta darían un montón de posibilidades.

Esto conecta con el siguiente término que os quiero presentar:

La Mobile Web 2.0 que son los estudios de investigación que relacionan movilidad, aprendizaje y dispositivos electrónicos móviles. La web 2.0 permite a sus usuarios crear, modificar o compartir contenidos, y en este caso la web está diseñada para su uso específico en teléfonos móviles.

Un dispositivo en el aula que nos permite añadir a nuestro PLE multitud de nuevas aplicaciones móviles, añado las siguientes: 

  • Para crear listas: Astrid.

Astrid is popular task list app for Android , that is easy to use and ...

  • Para tomar notas: Plaintext.

image

  • Para gestión de la clase: Teacher Kit

TeacherKit - Class manager - Android Apps op Google Play

  • Para crear contenidos: Socrative.

image

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Webgrafía y Bibliografía:

Gabinete de Tele-Educación. (2013). Guía para la implantación del Mobile Learning. Recuperado en: http://serviciosgate.upm.es/docs/asesoramiento/guia_implementacion_movil.pdf

Brazuelo Grund. (2010). Diseño de páginas web educativas para teléfonos móviles. Edutec-e. 32, 1-14. Recuperado en:http://www.edutec.es/revista/index.php/edutec-e/article/view/437/172

Imagenes: Fuente Google Imagenes.

Comentarios

  • Nerea Patiño Fontenla

    Buenos días Raquel.

    El tema que nos planteas es una tema interesante desde el punto de vista pedagógico, puesto que en los últimos años, dada la expansión de las tecnologías móviles, se debate constantemente acerca de su uso dentro de la educación primaria y secundaria, pero no sólo en Francia, sino que esta realidad se traslada a múltiples países. Sin duda, las tecnologías móviles dotan al alumnado de múltiples ventajas, si bien, los debates se propician por la mala utilización que puedan hacer los sujetos de estos dispositivos, entre los cuáles destacan la distracción que pueden producir, así como el ciberbullying con imágenes de compañeros/as, o incluso como se tiene visto en ocasiones, también al profesorado. 

    Ante esta realidad, pienso que la supresión o prohibición de estos aparatos dentro del centro, suponen un distanciamiento del ámbito formal respecto de la realidad del alumnado, ya que en su vida cotidiana fuera del centro estos dispositivos tienen un uso normalizado. Por ello, ¿por qué no normalizar o naturalizar su uso? Ante esta cuestión, algunos profesionales indican que "una solución posible a esta dualidad entre la prohibición de los dispositivos móviles en el aula y la necesidad de desarrollar proyectos educativos que liguen la escuela con el entorno social y tecnológico en el que se desenvuelve el alumnado fuera de ella, es optar por una entrada de los dispositivos móviles autoregulada, exponiendo el tema en común y buscando entre todos soluciones por consenso" (Valero, 2012, p.9). Esta propuesta me parece sumamente interesante y acaso necesaria, puesto que no se pueden poner en duda las implicaciones positivas y ventajas que supone el Mobile Learning. Tal y como tú nos muestras, nos ofrece múltiples beneficios, dados por las implicaciones que tiene según Grund (2010) respecto a la movilidad física (los espacios o contextos de uso), tecnológica (disponibilidad 24 horas) y social (aprender de y con los demás). Si es cierto, que los malos usos están presentes, pero ¿Por qué no educamos para que esto no se produzca? ¿Por qué no formamos al profesorado en su uso?

    Referencias bibliográficas:

    Grund, F. B., & González, M. L. C. (2010). Diseño de páginas web educativas para teléfonos móviles. Edutec. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, (32).

    Valero, C. C., Redondo, M. R., & Palacín, A. S. (2012). Tendencias actuales en el uso de dispositivos móviles en educación. La educación digital magazine147, 1-21.

  • Tania

    Hola Raquel, a través de tu publicación nos estas trasladando a un debate que semeja no tiene fin. Es decir, con cierta periocidad surge de nuevo este debate: ¿móvil sí o no en el aula? Pues, desde mi punto de vista, y como tu planteas en tu publicación, considero que puede ser una herramienta educativa que en muchos casos aun esta por explotar. Igualmente, comparto la idea que presenta Nerea, ¿por qué no normalizar el uso del móvil en el aula? Es cierto que existen muchos chicos y chicas que hacen un mal uso de su teléfono móvil; pero este uso no cambiará si no hay alguién que le enseñe como emplearl y en que ocasiones es adecuado su uso o no. Por lo tanto, desde mi punto de vista, se debe apostar por la alfabetización en el uso del teléfono móvil a chicos y chicas, ya que de esta menera se podrán corregir todas aquellas actitudes que ahora tanto repudiamos. 

  • Ainhoa

    Buenos días Raquel!

    El tema que traes es sin duda una de las polémicas más acuciantes en el nivel de enseñanza secundaria obligatoria.

    Tal y como había comentado en algunos blogs de compañeros que trataron este mismo tema, considero que una de las metas de la educación (especialmente en estos niveles) es la preparación para la vida.

    Esto implica educar y formar a los alumnos en todo aquello que forme parte de esta en cualquiera de sus ámbitos.

    ¿De que serviría la enseñanza de las matemáticas si no nos enseñarán a utilizarlas en cuanto manejo del dinero, por ejemplo? ¿De qué serviría la enseñanza del conocimiento del medio si no lo aplicaran a nuestro contexto próximo? Y como ello, mil ejemplos más.

    Los aprendizajes realizados en la escuela son aprendizajes teóricos que parten de una naturaleza científica, pero también son prácticos, de forma que podamos aplicarlos a nuestro entorno inmediato y nuestra vida diaria.

    Así, el educar en nuevas tecnologías se vuelve
    fundamental, ya que forman parte de nuestra vida cotidiana, actualmente más que cualquier otro elemento. Por ello, la escuela debería funcionar como mediador entre ese conocimiento teórico tecnológico y esa aplicación práctica de las TIC en nuestra cotidianeidad.