Pedagogía de....

En las últimas clases de Tecnología Educativa hemos conocido nuevas connotaciones relacionadas con la Pedagogía, de las que voy a resaltar: la Pedagogía de la Imagen, la Pedagogía de Pares y la Pedagogía de los Espacios.

En una primera sesión hemos podido conocer la “Pedagogía de la Imagen”, muy presente en multitud de publicaciones en el Blog. En el desarrollo de la clase hemos podido observar que una imagen puede llegar a transmitir más que mil palabras, pues se trata de una muestra de la realidad muy efectiva. No obstante, si queremos usar una imagen con fines educativos (Árevalo, 1998, pp. 20) “el significado tiene que responder a lo que queremos suscitar en nuestro interlocutor”. Es decir, en la actividad educativa no se pueden emplear imágenes de forma indiscriminada, se debe tener claro todo aquello que se debe transmitir y la finalidad que perseguimos.

Así mismo, es necesario indicar que, la imagen como recurso pedagógico contribuye a (Rigo, 2014):

  • La comprensión de contenidos abstractos y difíciles de interpretar.
  • La motivación para aprender y profundizar con lecturas complementarias.
  • La presentación de nuevos conceptos.
  • La promoción del recurso de los contenidos aprendidos y enseñados.
  • El fomento de una comunicación auténtica en el aula y relacionada con la vida cotidiana.
  • La estimulación de la imagen y expresión de emociones.
  • La activación de conocimientos previos.  

En este punto se nos muestran varias posibilidades para educar empleando las imágenes:

  • Educar con la imagen: en palabras de Árevalo (2004) se entiende como una forma de mostrar la realidad, bien sea está lejana o una representación de actos cotidianos.
  • Educar para la imagen: en palabras de Árevalo (2004) se trata de alfabetizar para la comprensión de la imagen, pasando de ser consumidores de imágenes a ser críticos a la hora consumir las imágenes.

Para finalizar, a modo de reflexión indicar que hubo otra materia en la que abordamos la importancia de la imagen. En una actividad práctica desarrollada en la asignatura de Didáctica tuvimos que analizar qué posición ocupaban las imágenes en el libro de texto. De ella pudimos extraer las siguientes conclusiones: las imágenes ocupan un mayor espacio en los libros de texto de niveles inferiores y, a medida que se sube en el sistema educativo su presencia va desapareciendo.

En otra sesión hemos podido conocer la “Pedagogía de Pares”, de la que conocimos las siguientes características: se trata de un aprendizaje social; en él todos somos co-aprendices; en él las responsabilidades son compartidas entre todos y todas; en él los liderazgos son dinámicos y voluntarios y, en él todos reflexionamos sobre el propio proceso de aprendizaje. A continuación os dejo un vídeo que puede clarificar un poco más los aquí explicado:

En este punto se puede realizar una breve reflexión sobre los postulados de esta propuesta, pudiendo realizar una interrelación con las distintas teorías del aprendizaje. Desde mi punto de vista, de las teorías tratadas en clase, la que más se ajusta a esta propuesta pedagógica es el conectivismo, pues muestran bastantes puntos en común: la idea del desarrollo de un aprendizaje colectivo, el hecho de que todos somos co-aprendices, la necesidad de reflexionar sobre el propio proceso de aprendizaje…

Igualmente hemos podido conocer algo sobre la “Pedagogía del Espacio”. Si nos referimos al espacio más tradicional de la educación debemos tener en cuenta el contexto escolar. En él nos encontramos las mesas, las sillas, el encerado… y sobre todo la colocación que estos elementos tienen en el espacio. Es decir, “el uso del espacio en la escuela no es nunca neutro” (Romañá, 2014, pp. 3). Así mismo, este  condiciona nuestra actuación, ya que “supone para cada individuo un sistema de coordenadas orientadas a nivel perceptivo, cognitivo, afectivo y relacional” (Romañá, 2014, pp. 5). En cierta manera, debemos entender que el espacio ayuda a la socialización, sobre todo hoy en día cuando se ha dado el salto del entorno físico a un entorno virtual. En este entorno, se lleva a cabo un importante proceso de enseñanza-aprendiza, en el que las rutinas habituales de socialización han cambiado. Ahora, las nuevas tecnologías condicionan, en muchos casos, la llegada al conocimiento y la gestión del mismo. Como hemos podido conocer a través de diversas publicaciones, ahora hablamos de la educación a distancia, de las distintas plataformas dedicadas al aprendizaje en red… Es decir, la llegada de internet y su expansión ha causado nuevos hábitos en la sociedad que han revolucionado el nuevo espacio de aprendizaje.

Y vosotros, ¿qué opinais sobre lo aquí expuesto?

Referencias bibliográficas:

Árevalo Zamudio, J. (1998). Imagen y Pedagogía. Recuperado de: http://ed.dgespe.sep.gob.mx/materiales/lecturas05/secundaria/fcye/habilidades.intelectuales/imagen.y.pedagogia.pdf (Fecha de consulta: 11/05/2017).

Rigo, Y. (2014). Aprender y enseñar a través de imágenes. Desafío educativo. Arte y Sociedad. Revista de Investigación, 6. Recuperado de: file:///C:/Users/Tania/Downloads/Dialnet-AprenderYEnsenarATravesDeImagenes-4665727.pdf (Fecha de consulta: 11/05/2017).

Romañá, T. (2014). Pedagogía del Espacio. Jornadas sobre flexibilidad y calidad educativa, Navarra.  Recuperado de: http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/57064/1/Pedagogia%20de%20espacio_T.Roma%C3%B1%C3%A1_2014.pdf (Fecha de consulta: 14/05/2017).

Villavicencio, M. (2015). Pedagogía de Pares. Recuperado de:

(Fecha de consulta: 11/05/2017)

 

 

Comentarios

  • Daniel López

    Me ha gustado de forma significativa como has planteado el título, dejandolo abierto mediante los puntos suspensivos. Considero que la pedagogía es una ciencia muy amplia y por lo tanto puede tener múltiples aplicaciones; bien por que todo a nuestro alrededor puede resultar educativo, o bien por que el uso que le damos a un determinado elemento, como el espacio o la imagen, puede resultar pedagógico aun que su cometido final no sea educativo.

    Me encuentro de acuerdo con Arévalo  cuando establece que no se puede emplar la imagen de forma aleatoria sin identificar aquellos elementos que la hacen educativa. Considero que la imagen reune tres componentes fundamentales que son: las emociones, la reflexión y el conocimientos. Opino que la imagen tiene una gran capacidad para conjugar estos tres elementos y poder despertar en nosotros curiosidad por indagar en esa realidad que una imagen nos puede presentar.

    Por otra parte, en la pedagogía del espacio es un apecto que volunciona de lo real a la virtual, pero me gustaria destacar  el espacio personal, es decir, aquel conjunto de coordenadas que conforman nuestro propio espacio de conductas ligadas con nuestras redes sociales, identidad territorial... y que configuran un mundo simbóliso, social...que marca la forma en la que nos relacionamos e interaccionamos (Romaña, 2014); por lo tanto considero que aquí tenemos tres elementos: el espacio estructural, el digital y el personal (en un sentido abstracto).

    Referencias bibliográficas:

    Romaña, T. (2014). Pedagogía del espacio. Jornadas sobre flexibilidad y calidad educativa. Recuperado de: http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/57064/1/Pedagogia%20de%20espacio_T.Roma%C3%B1%C3%A1_2014.pdf

  • Nerea Patiño Fontenla

    Buenas tardes Tania. 

    A través de tu publicación, he podido reflexionar en mayor medida sobre los conceptos de las sesiones expositivas en los que se han tratado tus planteamientos, así como he podido refrescarlos, ya que al no volver a tener contacto con ellos, parecía haberlos relegado a un segundo plano dentro de la materia. 

    Sin duda, estoy de acuerdo con el autor cuando se reconocen dos posturas para educar con y para la imagen desde un punto de vista pedagógico, ya que a mi parecer, educar para la imagen implica el desarrollo de la conciencia crítica de aquello que se nos pretende mostrar. A su vez, es síntoma de una madurez o desarrollo intelectual, ya que requiere de un cierto grado de compresión de aquello a lo que uno se expone a observar. Reflexionando sobre tu publicación, sí me he recordado de la práctica a la que haces alusión dentro de la materia Didáctica, aunque yo en mayor medida lo puedo relacionar también con la materia Contextos Educativos, ya que a través de una compañera de grupo con interés por el arte, acudimos a realizar unas prácticas de observación en el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela, donde, pude conocer (reconozco gracias a ella) la necesidad que tenemos de saber interpretar y ser críticos ante una imagen, algo a lo que no me había expuesto anteriormente y que me resultó sumamente interesante. Sería eso, educar para la imagen, aunque en cierto modo, bajo un punto de vista diferente, podría servir también para educar con la imagen, al igual que la mención que indicas de los libros de texto. 

    Respecto a la pedagogía del espacio, en la era digital en la que nos encontramos en la actualidad, sí que han cambiado los espacios en los que se educa, pasando de un contexto educativo formal a poder desarrollarse en otros contextos no formales o incluso, en ocasiones, informales. Por este motivo, y relacionándolo con la última cuestión que se nos proponía en la última sesión expositiva, pienso que si los entornos han cambiado, debemos repensar la manera en que hacemos pedagogía, puesto que estamos a vivir en una era digital que necesita de cambios que nos preparen de la manera más adecuada para un futuro.