Quizás es que me siento sentimental, no sé

Esta va a ser una entrada corta y no creo que dé lugar a demasiado debate ya que se trata de un tema bastante simple pero, reflexionando sobre esta última sesión expositiva, me he dado cuenta de un detalle, a priori bastante “pequeño” pero que para mí ha sido de lo más significativo. Esta vez voy a dejar de lado los conceptos “tecnología” o “tecnología educativa” un poco de lado y voy a centrarme en otros. Al fin y al cabo la temática de Stellae es diversa y libre, ¿no?

Me gustaría contaros qué imagen me llevo yo de esta materia, ahora que ya hemos terminado con las sesiones. Me he dado cuenta de que ha sido una de las, desgraciadamente, pocas materias en la que se nos ha tenido en cuenta, a los alumnos, en todo momento, promoviendo nuestra participación activa en la misma y dándonos a nosotros mismos, y a nuestras opiniones, la importancia que realmente merecemos. Con esto no quiero decir que se nos haya tratado como animales estos últimos tres años en la facultad (aunque seguro que a más de uno al leerme se le viene a la cabeza algún momento de nuestra trayectoria universitaria en la que se nos ha tratado como tal, pero bueno, pasado pisado compañeros), pero es cierto que en algunas ocasiones los docentes vienen a clase para soltarnos el “rollo” sin importarles siquiera el hecho de que interioricemos su “rollo” o que simplemente nos interese el mismo. De hecho, en más de una ocasión, se nos ha tratado como la “prioridad” menos importante de esta facultad, y la verdad es que me río del tema, pero por no llorar.

En esta materia nuestra opinión, nuestro trabajo y nosotros mismos hemos sido los grandes protagonistas de la materia, junto con la tecnología educativa, por supuesto. Y es increíble que en tercer grado de pedagogía diga esto pero gracias, gracias por dar a los alumnos la importancia que realmente tenemos en esta facultad, porque, al menos yo, he visto a pocos docentes comportarse de este modo y defendiendo estos criterios. Es realmente triste tener que reconocer algo así, pero es cierto.

Y para rematar, no quiero decir que esta materia sea la pionera en respeto hacia el alumnado, pero sí ha sido una de las que ha tenido este criterio en cuenta y oye, pues habrá que decirlo ya que tenemos una plataforma que nos permite hacerlo.

Con esto me despido, la próxima entrada tratará de un tema más substancial, lo prometo. Ánimo con todos vuestros proyectos, nos leemos en la próxima entrada!

Comentarios

  • Laura Córdoba Pérez

    No puedo estar más de acuerdo contigo Elena! Creo que lo que realmente nos motivó desde un principio en esta materia fue el hecho de sentir eramos parte fundamental de la misma. Estamos acostumbrados a ser meros oyentes pero en esta ocasión se nos pidió además ser partícipes de todas aquellas actividades que se llevaron a cabo a lo largo del cuatrimestre.

    A mi parecer, el uso de una metodología tan diferente y la invitación que se nos hizo desde el inicio a ser sujetos críticos con la asignatura y con cualquier aspecto que quisiésemos comentar, ha sido la mezcla perfecta para incentivarnos. Nunca antes habíamos sentido tanta libertad a la hora de expresar lo que realmente opinamos, al menos yo, en la universidad desde el primer año llegas a clase, te sientas, escuchas y te vas, el profesorado en general en ningún momento se plantea si está captando la atención del alumno o no.

    Como bien dices, esto no debería ser una novedad, se nos debería tener en cuenta SIEMPRE, desarrollamos un papel fundamental dentro del sistema universitario.

  • Milagros

    Boas tardes!!!! 

    Creo que este blog deixa claramente claro que moitos dos alumnos/as da USC pensamos. Moitas veces non nos sentimos parte das clases xa que moitos dos profesores seguen realizando unhas clases monótonas e expositivas, sen deixarnos marxe de participación delas. 

    Sen embargo, notamos certa motivación cando nos dín que vai ser unha clase diferente, mais práctica, mais participativa,.... Isto resulta tan innovador para nós que ata acudimos as clases con mellor cara e con moitas mais ganas de ir. Dende o meu punto de vista solo podo decir que dende que era pequena tiven clases monótonas e expositivas, polo que a miña forma de aprender é bastante diferente o que se fixo nesta materia, o cal nun primeiro momento se me fixo difícil poder participar. Pero a todo se acostumbra un!!!

  • Ainhoa

    Buenas noches Ele!

    Justo hablaba de esto mismo cuando salíamos de clase camino a casa con Raquel.

    Muchos consideran que una de las funciones de los estudiantes es quejarse, y la verdad es que hasta ahora lo hemos hecho en varias ocasiones, pero hay que decir que en la mayoría de las veces teníamos razón. Reivindicábamos aspectos fundamentales y de gran importancia para nuestra formación que no podían dejarse a un lado. 

    Pero considero, que en cuanto a esta materia se refiere, no podemos tener ninguna queja. Son exigentes, pero no es algo negativo puesto que se percibe que lo hacen para nuestro propio beneficio, para superarnos y ayudarnos a conseguir objetivos, que al principio de la materia, podrían parecernos muy lejanos.

    Además, han sido de las pocas profesoras a las que realmente he visto implicadas en nuestro aprendizaje y en la materia. Se observaba perfectamente que les gusta a lo que se dedican y lo hacen cuidando los detalles, realizando diferentes actividades y utilizando metodologías diferentes para que las clases se nos hagan más amenas y motivadoras. 

    Por ello, yo también digo, ¡gracias!

  • Andrea Carro Carro

    Hola Elena! Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que expones. Creo que esta asignatura ha sido muy práctica e interactiva a la par que nos ha ofrecido miles de contenidos que , suponíamos que conocíamos pero que resultó ser todo lo contrario.

    Es verdad que en esta facultad imperan las clases magistrales alejadas de todo tipo de innovación metodológica, utilizando las mismas herramientas que se utilizaban hacen 40 años. Esto no beneficia por mucho que los profesores insistan en que es necesario dejar de lado las nuevas tecnologías, ya que provocan distracción y falta de concentración.

    Esta asignatura nos ha demostrado todo lo contrario, gracias a ella pudimos observar los beneficios de utilizar de forma responsable y con objetivo claro las Tics, lo que a su vez nos demostró que al igual que avanza la sociedad la educación debe adaptarse a la misma, para despertar nuestro interés y motivación.

  • Sandra Araujo Javier

    Hola Elena! Penso o mesmo ca ti. A materia de Tecnoloxía Educativa permitiunos traballar dunha forma diferentes e alternativa, superando as típicas clases de dúas horas sentados e escoitando ao profesor mentres miramos unha presentación de power point.

    Sen dúbida, a forma na que comezou a materia foi todo unha sorpresa para nos, ao igual que o seu final. Como ti dis, durante todo o cuatrimestre as profesoras tiveronnos en conta como alumnos e como 'protagonistas' do noso propio proceso de aprendizaxe. Sen dúbida o que máis me gustou foi a forma de despedida que escolleron. Creo que a idea de facer unha telaraña de conexións fíxonos reflexionar sobre o que os compañeiros pensan de nos e o que é máis importante, o que nos fomos capaces de aportarlle ao grupo. Creo que é a primeira vez que unhas profesoras crean un vídeos para despedirse de nós e, o que é máis importante, para darnos as gracias por formar parte da materia.

    Oxalá nos atopemos con actitudes así moitas máis veces no noso percorrido académico!