Mundo laboral y TIC.

¡Buenos y soleados días! 

Poco a poco se va agotando el tiempo, por eso hoy os traigo una de las últimas entradas que se incluirá en mi portfolio. Ayer, leyendo la entrada nuestra compañera Sara acerca de la formación TIC en los jóvenes orientada al mundo laboral, suscitó en mi una pequeña reflexión.

Tal y como le indicaba a ella en el comentario que le dejé, hoy en día los nativos digitales estamos sobradamente preparados para los retos que nos ponen las nuevas tecnologías a diario, desde nuevas aplicaciones móviles hasta innovadores electrodomésticos. Esto es algo que, sin embargo, no ocurre en el mundo laboral, ya que a la hora de adentrarnos en el tejido laboral de una empresa y tener que realizar tareas básicas y tan sencillas como manejar correctamente un Excel, nos encontramos un poco como peces fuera del agua.

Por ello, me pregunto ¿Porqué nos encontramos más predispuestos a formarnos en TIC en lo cotidiano y, sin embargo, no a la hora de especializarnos profesionalmente?

Actualmente, en las empresas se demanda cada vez más trabajadores con conocimientos y formados en TIC, algo que parece, los centros de Formación Profesional tienen en cuenta . Oscar Boluda  afirma que la Formación Profesional es una etapa educativa idónea para desarrollar unas competencias digitales útiles [...].Estas competencias digitales, [...] pueden ser articuladas a través de la programación de cada módulo (Alonso, 2008).

Esto es algo que no parece suceder en la Universidad, que cada día se encuentran más alejados de las TIC e incluso existen debates acerca de si la educación formal ha de solventar esa necesidad digital que demanda la sociedad. Por eso, Giorgina Vivanco (2016) defiende que sería positivo incluir cierta formación técnico profesional dentro de la enseñanza formal, como opción básica, no como obligación, a lo que yo añado (por propia experiencia)  "ya desde los primeros cursos".

Por último y relacionándolo con mi proceso de aprendizaje y con esta materia, considero que la pedagogía y especialmente, los conocimientos adquiridos en esta materia (y los que podremos adquirir en cuarto) resultan fundamentales para hacer frente a esta demanda del mundo laboral, ya que como profesionales de la educación podemos integrar las tecnologías como contenido y como herramienta para transformar la situación de carencia y necesidad actual que atraviesan los jóvenes que se enfrentan diariamente  a un mundo laboral muy competitivo, que exige altos niveles competenciales y de habilidades prácticas, sobre todo en cuanto a la competencia digital se refiere.

¿Qué pensáis acerca de este tema?¿Estarías vosotros preparados, después de más de 20 años en la educación formal, para enfrentaros a las TIC básicas en un mundo laboral como el actual?¿Qué propondríais?


Alonso, M. (2008). Formación profesional, metodología y competencia digital [Entrada en blog]. EducaConTic. Disponible en: http://www.educacontic.es/blog/formacion-profesional-metodologia-y-competencia-digital 

Lasida, J. (2011). La contribución de la tecnología en la preparación de jóvenes desfavorecidos para el mundo del trabajo: Reflexiones de Tres Proyectos en América Latina. Serie de Aprendizaje, 7. Disponible en: http://www.iyfnet.org/sites/default/files/Entra_Serie_de_Aprendizaje_7.pdf 

Vivanco, G., Bercovich, N. y Lugo, M.T. (2016). Formación TIC y empleo para los jóvenes: Desafíos y posibles cursos de acción. Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina (SITEAL).Disponible en: http://www.publicaciones.siteal.iipe.unesco.org/eventos-del-siteal/31/formacion-tic-y-empleo-para-los-jovenes-desafios-y-posibles-cursos-de-accion 

 

Comentarios

  • Nerea Patiño Fontenla

    Buenos días Ainhoa. 

    Has propuesto un tema que suscita en gran medida la reflexión. En mi opinión, pienso que la vivencia en una era donde las nuevas tecnologías han ido cobrando mayor fuerza con el tiempo, donde nos podemos considerar como nativos digitales según algunos autores, no es garantía suficiente para poder indicar que seamos lo suficientemente competentes para dar respuesta a las demandas que nos exige el mercado laboral en la actualidad, centrándome fundamentalmente en el uso de las TIC. Si bien, pienso que esto se produce en gran medida por el tipo de metodología que se sigue dentro del ámbito educativo, puesto que en la actualidad, dentro del mundo laboral "se requiere cada vez más el trabajo en equipo, y el diseño es el resultado de la participación conjunta de un grupo de personas, es todavía más importante" (Almenara, 2007, p.7); y esto, considero que dentro del ámbito educativo no se viene trabajando, aunque si es cierto, que en los últimos años aparecen sectores poblacionales que tratan de fomentar el trabajo en equipo, la cooperación, etc. Pero, no toda la culpa pienso que pueda tenerla únicamente el ámbito educativo formal, aunque si en gran parte, puesto que existen creencias que opinan que "incorporar tecnologías garantizará el funcionamiento correcto de la empresa" (Almenara, 2007, p.12). Ante esto, aunque si es cierto que las tecnologías ayudan con sus múltiples potencialides dentro del mundo laboral y profesional, considero que requieren de esfuerzo y trabajo, por llevarlas a cabo y darlas a conocer a través de una metodología que fomente el uso de las mismas y no se emplee únicamente como medio, cayendo en un enfoque claramente instrumental (que ha predominado en muchas empresas), sino dotar a las personas de una alfabeticazión digital, y tratar de aumentar gradualmente su competencia digital, transformando las herramientas tecnológicas en algo más que medios a disposión de los usuarios. 

    Referencias bibliográficas:

    Almenara, J. C. (2007). Las necesidades de las TIC en el ámbito educativo: oportunidades, riesgos y necesidades. Tecnología y comunicación educativas21(45), 5-19.