Todo tiene un principio y un final

Veo necesario cerrar esta etapa haciendo una conclusión sobre la materia Tecnología Educativa. Aunque nuestro recorrido por la asignatura haya terminado, esto es solo un comienzo de un proceso autónomo en el que podremos seguir formándonos, ampliar nuestra visión acerca de la tecnología y su presencia en nuestro día a día. Gracias a la asignatura pudimos percatarnos de la existencia de contenidos y nuevas herramientas para nosotros. 

En mi primera entrada, relataba que no sabía qué publicar exactamente y qué impresiones me llevaba de las primeras sesiones. No soy muy buena escribiendo y me cuesta reflexionar acerca de lo que quiero poner, lo borro, vuelvo a escribir otra cosa diferente...y así sucesivamente. Aunque me costó empezar a desenvolverme en la asignatura, considero que a día de hoy mejoré en cuanto a mi metodología de aprendizaje.

Imagino que para muchos de nosotros entrar en la plataforma se convirtió en un hábito. Esta asignatura fue diferente a todas las demás, innovadora, por lo que me queda un buen sabor de boca después de cursarla. Como ya dije, esta materia requiere una formación continua y no desconectarse de ella, por lo que seguro que cada uno de nosotros sigue su propio camino.

¡Hasta siempre!