Serendipia

Si buscamos la palabra Serendipia en el Diccionario de la Real Academia Española podemos comprobar que esta se define como "hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual". Así, con esta única palabra, defino yo el trayecto personal durante mi formación en la asignatura de Tecnología Educativa, como algo inesperado, en donde se nos permitió conocer nuevas formas de aprendizaje y nuevas herramientas educativas que potenciarían nuestra formación. Donde se nos permitió ser protagonistas de nuestro propio aprendizaje, y en donde las TIC dejaron de ser un recurso para compartir fotos, momentos, o estados emocionales, para pasar a ser un recurso básico en la enseñaza. Donde descubrimos y comprobamos que una red social también puede ser educativa, y donde nos pudimos enriquecer de las aportaciones de nuestros compañeros, creando así una gran red de aprendizaje.

Aprendimos nuevos términos, valoramos la información, y empezamos a adquirir, esta vez sí, competencias digitales. Supimos comprender los fallos como algo necesario para la futura mejora, autoevaluándonos de forma objetiva, sabiendo apreciar nuestros puntos fuertes y débiles.

Se nos permitió ser autónomos más que independientes, y vivimos experiencias divertidas mediante diversas actividades que permitían desarrollar nuestra creatividad al mismo tiempo que demostrábamos nuestros conocimientos.

Por todo ello, por lo compartido, por las aportaciones de los compañeros y por enseñarnos que la tecnología va más allá de móviles, ordenadores y tablets, ahora que llega el final, concibo la asignatura de Tecnología Educativa como mi propia Serendipia.

Me despido con un "seguimos en contacto", puesto que la Tecnología Educativa está presente en nuestro día a día.

"Tu eliges hacia donde y tu decides hasta cuando porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo" Jorge Bucay.