Los niños y su vida online

En el día de hoy, mientras navegaba por internet, he visto una publicación que me ha llamado la atención y la cual me ha llevado a pararme a reflexionar un poco, la cual, hablaba sobre la recomendación de una organización caritativa de Reino Unido, National Society for the Prevention of Cruelty to Children, a los padres, y venía a decir que era recomendable hablar con sus hijos sobre su vida online al menos cada dos semanas.

Como dice la publicación es cada vez más elevado el número de jóvenes en la red, así como lo son los contenidos de carácter inapropiado; sexual, violento, etc. De los 1600 niños que participaron en el estudio, un tercio había accedido a contenidos violentos o de odio en la red, y una quinta parte había encontrado publicaciones sexuales o de acoso.

Otro dato relevante de este estudio es que más de un tercio de los niños habían agregado a un desconocido en los últimos 6 meses a sus redes sociales.

Cuando leí estos datos me sorprendieron bastante, pues desconocía que fuese tan elevado el número de menores que acceden a estos contenidos y que usan las redes sociales, a pesar de no llegar a la edad requerida.  Al leer estos datos me he acordado del reciente “juego” online que ha llegado nuestro país, denominado “La ballena azul”, un juego macabro que somete al participante a una serie de pruebas y cuyo final es el suicidio, a este juego también se unen a través de redes sociales o de mensajes en sus teléfonos, este es un ejemplo de los peligros que tienen las redes sociales para los niños y adolescentes.

Para relacionar este tema con la materia es necesario hablar de la competencia digital, la cual como ya vimos tiene un total de 5 áreas, pues en este caso creo necesario hablar del área de la seguridad, la cual, como ya vimos, hace referencia a la protección de información y datos personales, protección de la identidad digital, medidas de seguridad y lo que yo por lo menos considero más importante, el uso seguro y responsable.

Dicho esto creo que son evidentes los numerosos peligrosos que conlleva el uso de internet y las nuevas tecnologías, sobre todo en niños y jóvenes,  por lo que creo que es necesario que dentro de las escuelas se haga referencia a estos y además se enseñe a utilizar estas tecnologías de manera responsable y adecuada, pero sobretodo, creo que es una labor de la familia, pero el tema de lo que hacen sus hijos en internet sigue siendo un tema tabú para muchos padres, a pesar de esto su labor es muy importante tanto para concienciar de los peligros de internet para prevenir el problema, como para detectar posibles problemas.

Para concluir, mencionar que, en el momento en el que vivimos donde las nuevas tecnologías estan a la orden del día y la comunicación por redes sociales es cada vez mayor y se extiende a todos los grupos de edad, veo necesario concienciar tanto a los niños como a sus familias de los riesgos que corren y potenciar el diálogo entre ellos sobre lo que hacen en internet.

Webgrafía:

http://www.20minutos.es/noticia/3061944/0/investigan-casos-juego-ballena-azul-madrid/

http://www.ticbeat.com/educacion/aconsejan-a-padres-hablar-con-sus-hijos-sobre-su-vida-online-cada-dos-semanas/

Comentarios

  • Noelia Casal

    Ola Jacobo. Realmente a presencia de menores é cada vez máis abrumante nas redes sociais ao igual que é cada vez máis frecuente ver a nenos e nenas de primaria con dispositivos móbiles propios e creo que ambas accións están directamente relacionadas. Como ti mesmo dis, non solo na escola se debe debe prestar atención á formación para o uso responsable e seguro das TICs senón tamén dentro da familia. Na actualidade, moitos cativos e cativas posúen unha competencia dixital maior que a dos seus proxenitores, moitas veces cunha diferencia realmente siginificativa. Isto impídelles ser conscientes da realidade á que se poden estar enfrentando e a todo o que se expoñen os seus fillos e fillas polo que como dis, o obxecto da concienciación e da formación non deben ser unicamente os menores, senón tamén as familias, que dende que nacen representan a primeira socialización e é de quen reciben a educación dos primeiros anos.