Comienzo del curso y primeros temas a discusión

En esta segunda semana de clase, hemos entrado en varios temas de conversaciones muy interesantes a discutir, como la dotación de material informático en los centros de Galicia, la escasa discriminación postiva que se está recibiendo de los centros rurales por parte de la Xunta, las ganancias de los grupos editoriales y el uso que se le da tanto a las redes sociales, como a las redes sociales académicas, entre otros. 

En cuanto a la sesión expostiva del lunes, me he quedado con la curiosidad de saber más acerca de los diferentes proyectos que se llevan a cabo con las aulas virtuales, dotación de pizarras digitales, equipos informáticos, etc. por lo que intentaré escribir una publicación con las impresiones que me han ido surgiendo. Ha salido a colación, asimismo, la creencia de que a cuanto más material tecnológico se posea, mayor será la calidad de la enseñanza, cuando en realidad lo que potencia la eduación es la idea que surja y la posibilidad de poder desarrollarla con el equipo que podamos tener a disposición, pero siempre partiendo de esta idea y no de otros factores externos. Es por esto que se está volviendo al formato en papel cuando hace unos años se creía que iba a desaparecer por el surgimiento y la implantación de la tecnología en la escuela; si sumamos a este hecho que la falta de dinero latente, el 'retroceso' de la informatización es mucho más evidente. Por otra parte, podemos ver el mercado que se extiende a través de la escuela, en el que si ya destacaban los grupos editoriales debido a los libros de texto y material escolar 'de siempre', ahora intentan entrar en escena las empresas tecnológicas.

El tema de discusión de la clase interactiva de este martes, han sido las redes sociales, tanto las propias sociales, como las académicas y las principales diferencias entre ambas. Se ha hablado de una de las principales preocupaciones de la gente de hoy en día en cuanto a dar información propia en Internet: el control de la identidad digital de cada uno.