Aprendizaje Creativo.

¡Buenas Tardes!

Llegamos a la cuarta semana de clase, con ella toca hablar de una nueva teoría del aprendizaje, la teoría del Conectivismo de Siemens.

Antes de abordar este tema tratamos los dos puntos extremos que podemos encontrar en un aula, en cuanto a la utilización de materiales tecnológicos; uno de ellos es la negación extrema del problema, es decir, no lo tocamos y lo dejamos apartado del aula; el otro es una aceptación acrítica. Desde mi punto de vista, ninguna de estas dos situaciones nos interesa en un aula, dado que los niños y niñas deben saber autorregular y tener una posición crítica sobre la red y conocer los riesgos ocultos de la misma. Buscar un equilibrio entre ambos puntos sería lo mejor para ellos y nunca, situarnos en los extremos.

Para abordar esta nueva teoría, hemos visto un vídeo-documental de Siemens, el cual defiende la creatividad en el aprendizaje, así como una mayor participación del alumnado, llegando a ser el protagonista de su propio aprendizaje. Además, trata el tema del currículo abierto, es decir, el currículo del que habla Siemens no está definido y lo crearán los alumnos. De manera que, si educamos a los niños y niñas en la lógica de memorizar nunca van a proponer nada, además como maestros podemos proponer propuestas educativas más abiertas para que los niños sean más autónomos, creativos y participativos en las tareas del aula (tareas de interacción, trabajos interactivos…).

El vídeo, también menciona que en el aprendizaje no solo es importante la tecnología educativa, sino saber cómo usamos esos recursos y como nos adaptamos a ellos, dándole una menos importancia a la cantidad. Por otro lado, es muy importante no olvidarse de 3 retos que plantea la educación: la socialización, el respeto y la inclusividad.  

En el sistema educativo debemos buscar maneras para mejorar la educación y que se ajusten mejor a la sociedad para afrontar cambios. De manera que veamos el aprendizaje como creatividad de la innovación, logrando crear un  espacio de aprendizaje donde los niños y niñas sean más creativos y autónomos.