Wikipedia y las redes de comunicación

Durante esta tercera sesión hemos estado recordando todo lo hablado durante las sesiones anteriores, tanto del vídeo de Siemens y su teoría del conectivismo y de cómo dentro de la educación es mucho más necesaria la creatividad que la ‘tradición’ para que nuestros futuros alumnos puedan desenvolverse en este cada vez más globalizado mundo.

En relación a la creatividad, hemos visto que España ha demostrado en muchas ocasiones ofrecer más puestos de trabajo caracterizados por la manufacturación y no tanto por la creatividad, lo que hace que estemos después de muchos otros países que se encuentran en la constante búsqueda de mentes creativas que estén dando un aire fresco continuamente a la empresa u organización para las que trabajen, y es algo que no nos lo pueden dar los conocimientos, sino una persona o conjunto de personas que posean otros puntos de vista y ofrezcan otra manera de hacer las cosas. De esta forma, no es muy difícil adivinar que en España el I+D es casi inexistente porque se destina casi todo a la fabricación.

Centrándonos en las sesiones de esta semana, cabe decir que los seres humanos, al igual que la tecnología, funcionamos por redes de comunicación, las cuales ya estaban presentes mucho antes de la llegada de Internet (poniendo como ejemplo el Códice Calixtino o las redes de comunicación de los peregrinos de Compostela). Un ejemplo de red de comunicación inmenso, que está al alcance de todos y que ha superado a las grandes enciclopedias en papel ha sido la Wikipedia, en la que cualquier persona puede colaborar en ella para cada vez hacerla más grande. De esta forma, hemos puesto cada uno de nuestros alumnos nuestro granito de arena, en el que cualquier persona que tenga un perfil creado puede rebatir la información que hemos proporcionado, creando temas de discusión que pueden alargarse indefinidamente. A pesar de la poca fiabilidad que se le atribuye, cuando queremos buscar información sobre un tema en concreto, una de las fuentes que consultamos tanto por su extensión, como por su alcance, es la propia Wikipedia, lo que debería hacernos dudar si realmente es tan mala como nos intentan hacer creer a la hora de encontrar datos verdaderos.

Todas estas redes nos ofrecen las ventajas de la comunicación desde y hacia cualquier parte del mundo, pero tenemos que tener muy en cuenta la red profunda y todo lo que ello conlleva, y transmitírselo de igual manera a los niños, para que sean conscientes de los peligros de las redes y actúen desde un uso responsable de la tecnología para identificar y evitar los riesgos que puedan surgir, como se ha podido ver en clase con la geolocalización y el seguimiento que nos hacen continuamente los satélites.

Por último y volviendo a la creactividad, es que si vamos a trabajar con ella con nuestro alumnado, que así debemos hacerlo, no solo debemos quedarnos en el plano físico, sino trascender a la creación digital y así ir acorde con el mundo en el que hoy en día seguimos formándonos como personas, tanto niños como adultos. Además, también tenemos que saber conducirles de una forma correcta para que sepan usar todas estas redes de comunicación que existen dentro del gran mundo de Internet, empujándoles a que sean participes de la creación de lo virtual.