Todo tiene sentido si juntamos las diferentes partes

Estaba un poco reflexionando sobre el periodo de práctica que tuve las semanas anteriores y me fijé de que muchas cosas sobre que reflexionamos en clase las pude encontrar en la escuela, cosa que me ayudó también a crear un enlace entre todo lo de que estamos hablando.

El instituto donde hice la práctica participa en el Proyecto Abalar, que “sustancia la estrategia para la integración llena de las TIC en la práctica educativa de Galicia, como una de las áreas de intervención de la Conselleria de Educación e Ordenación Universitaria.” (https://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/es/espazo/proxecto-abalar/introducion )

Eso implica que cada niño tiene un ordenador portátil y, además, el curso en que estuve de practica tiene también unos Ipads por los trabajos de grupo. Vi en persona a los niños trabajar con estos medios y por esto tengo la posibilidad de reflexionar sobre un proyecto que empieza bien pero, a mi aviso, no tiene un desarrollo bien pensado y hecho.

En aquellas semanas los niños tenían que hacer diferentes trabajos con los medios informáticos: un trabajo sobre los parques nacionales de Galicia en lingua galega y uno (parte de mi proyecto de práctica) sobre los árboles que tienen en el patio de la escuela. Quiero concentrarme ahora más en el trabajo de lingua galega porque es en estos momentos que no solo yo, sino también la profesora se fijó de como tener a disposición la tecnología en las aulas no sirve para nada si no hay un trabajo más profundo detrás con los niños.

En este proyecto los niños tenían que buscar informaciones sobre los diferentes parques naturales que hay en Galicia, compartirle con el resto del grupo y elaborar un documento con todas las informaciones y después compartirlo con los compañeros. Me gustó mucho que la profesora recordó a los niños la regla de buscar más de tres paginas web para comprobar que las informaciones sean concordantes y exactas. El problema que vi es que pero los niños no tenían una conciencia sobre que paginas elegir como mejores y más atendibles: solo una vez, cuándo el trabajo ya era empezado, la profesora se fijó en este aspecto y dijo a los niños que era más seguro confiar en las paginas web de alguna institución oficial que en la Wikipedia, sin ni explicar porque o como buscarlas. Fue un niño que dijo que él sabía que la Wikipedia se puede editar en cualquier momento y que lo pueden hacer todos, pero la profesora no le preguntó de explicar algo más ni si alguna vez lo hizo.

Fue en este momento que me di cuenta de cómo yo tampoco sabía bien el funcionamiento de una página web que usamos todos los días antes de esta asignatura. Y me puse a reflexionar porque pedimos a los niños de trabajar de una cierta forma y de no usar algunas herramientas disponibles en Internet si ni nosotros sabemos mucho sobre el tema o no nos ponemos a reflexionar sobre esto. Si sé que la Wikipedia se puede editar libremente y veo que un niño ya sabe algo sobre este argumento, ¿por qué no puedo parar un momento el trabajo y aprovechar de lo que él ha dicho? ¿Por qué no parar para que los niños se den cuenta de cómo funcionan las herramientas con que trabajan todos los días? Y ¿por qué limitarse a criticar un conocimiento creado por muchas personas sin evaluar con los niños los lados positivos y los negativos, si es lo que realmente están haciendo en este momento en el trabajo de grupo? Pensé en lo que hicimos con la Wikipedia, la sensación de maravilla que me llenó cuando descubrí que puedo decir algo, que también una “chica normal” puede saber algo que a lo mejor otros no saben y puede compartirlo con los demás y enriquecer un poco cada persona que está interesada en el tema. Pensé en esto y me pregunté porque en aquel momento la profesora no valoró lo que el niño le estaba explicando, porque un mensaje tan claro como “yo sé algo que mis compañeros no saben, puedo aportar algo al conocimiento que tienen de la red” no fue puesto en primer lugar (además si es un niño con problemas de memoria y cada vez tiene que preguntar a los compañeros, sintiéndose poco importante en el grupo).

Quizás porque es más fácil decir a los niños lo que tienen que hacer y cómo tienen que hacerlo en lugar de dejarlos libres de descubrir las cosas, de aprender en el sentido original que tiene ese verbo, lo de agarrar algo, hacerlo propio.

Al final la competencia de que se habla mucho hoy en día en el ámbito escolar es esto, saber hacer propio algo y después saberlo adaptarlo y ponerlo en práctica en diferentes contextos y en frente a diferentes condiciones.

Pero por hacer esto tenemos que interiorizar, hacer nuestras las cosas. Y ¿Cuál es la mejor forma de aprender algo, sino hacerlo? Y como no siempre se puede poner en practica todo, las nuevas tecnologías nos ayudan en ese sentido, gracias a programas que los niños pueden llegar a manejar sin problemas y que les permiten de reflexionar sobre diferentes aspectos.

El otro día en clase vimos uno de estos programas. Con Etoys se puede crear cualquier herramienta/figura/objeto y hacerlo funcionar como si fuera real. Nosotros empezamos a descubrirlo de forma libre, con solo algunas indicaciones básicas dadas por el profesor (también por el poco tiempo de clase que tenemos) y acabamos construyendo un reloj. El razonamiento detrás de este proceso es super importante, sobre todo con los niños, que así pueden trabajar diferentes contenidos del currículo de una forma divertida y no así impartidos como se usa hacer tradicionalmente: aquí hay matemáticas (el orden de los números; los cálculos para decidir cuantas vueltas por segundo tienen que dar el segundero, el minutero…), un contenido multidisciplinar como aprender a leer un reloj, plástica (crear algo y hacerlo bien y bonito), competencias (y competencias verdaderas, no solo aprender a escribir un documento!) de informática…

Volviendo a focalizarse sobre esta última, creo que es importante hablar un poco de lo que entendemos por competencia informática, porque demasiadas veces la entendemos solo cómo utilizar el ordenador para hacer búsquedas de informaciones, pero no es así. Primero, por lo que vi en la escuela durante el periodo de práctica, no podemos pedir a los alumnos solo de buscar informaciones sin antes hacer un trabajo de conciencia de lo que es un ordenador, de cómo funciona y de las potencialidades cómo de los riesgos que trae su utilizo. Muchas veces vi las profesoras preguntar a los niños de hacer una investigación sobre un tema y de poner las informaciones de buena forma en una presentación con el programa que quieran. Súbito después vi a los alumnos buscar informaciones sin saber donde estaban buscando, si en una página web segura o no, y sobre todo utilizar un programa de escritura sin saber nada de eso. Buscaban informaciones y ponían fondos a las páginas sin pero saber cómo poner las tildes a las letras o acceder al programa que querían utilizar.

Esto no es un uso cociente del ordenador, y tampoco significa saber utilizarlo. Primero, para usarlo tenemos que empezar enseñando las herramientas básicas. Segundo, esa no es la competencia informática que cómo profesores tenemos que trabajar y desarrollar con los niños.

Según la descripción del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, “La competencia digital (CD) es aquella que implica el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el uso del tiempo libre, la inclusión y participación en la sociedad. [….] Para el adecuado desarrollo de la competencia digital resulta necesario abordar: la información, la comunicación, la creación de contenidos, la seguridad y la resolución de problemas” (http://www.mecd.gob.es/educacion/mc/lomce/el-curriculo/curriculo-primaria-eso-bachillerato/competencias-clave/digital.html). Todo esto se traduce en las tres etapas de saber, saber hacer y saber ser.

Si solo preguntas a los niños de buscar algo en un sistema de búsqueda y después escribir algo en un documento, sin hablar con ellos de lo que están haciendo, solo estas trabajando una pequeña parte de todo lo que es la competencia digital, en particular la capacidad de encontrar informaciones, sin pero desarrollar la capacidad de selección ni de búsqueda con conciencia de los niños. Para hablar de desarrollo de esa competencia tienes que hacer un trabajo más profundo con ellos, dejándoles la posibilidad de cometer fallos, pero siempre siendo a lado para hacerlos reflexionar y fomentar su capacidad crítica antes de un ordenador.  

A ese propósito, Adell y Castañeda no hablan de competencia informática, sino de PLE (sin embargo, sin ser los primeros), entorno personal de aprendizaje (personal learning environment literalmente), o sea “conexiones sociales y de fuentes básicas de las que aprender. Ese “entramado” ha estado condicionado siempre por las fuentes de conocimiento fiable de las que disponían y de las cuales se entendía que debían aprender”.  (Referencias por toda esa última parte sobre el PLE: https://cv.usc.es/pluginfile.php/116831/mod_resource/content/1/AdellyCasta%C3%B1edaCap1.pdf). Claramente este entorno de aprendizaje se desarrolla siguiendo la marcha de las sociedades y con las nuevas tecnologías se multiplican exponencialmente las oportunidades de crear un entorno de aprendizaje que sea siempre más personal porque tenemos la posibilidad de explorar el mundo del conocimiento humano y seleccionar las informaciones que queremos adquirir cómo nunca.  Por eso que los autores piensan en el PLE cómo una idea pedagógica sobre cómo aprenden las personas con la tecnología.

La relación educativa con los entornos informáticos según el PLE se desarrolla en tres herramientas de aprendizaje principales:

-        Herramientas, mecanismos y actividades para leer: esto no incluye solo a los instrumentos para acceder a las informaciones, sino también a los mecanismos que nos permiten hacer todo eso (de búsqueda, de curiosidad e iniciativa...) y a las actividades cómo las conferencias

-        Herramientas, mecanismos y actividades para hacer/reflexionar haciendo: en esta segunda parte se incluyen los mecanismos de reflexión (o sea procesar y devolver las informaciones) cómo también las herramientas y los espacios en los que se pueden hacer cosas con las informaciones encontradas antes, o sea herramientas como blog/video/paginas web y todo lo que puede hacernos hacer reflexionando

-        Herramientas, mecanismos y actividades para compartir y reflexionar en comunidad, o sea la PLN (Red Personal de Aprendizaje): esta tercera parte se refiere a las personas que nos circundan y con las cuales compartimos los conocimientos que adquirimos con las fases precedentes, a la capacidad de dialogo y de transmitir informaciones, y entonces a herramientas cómo software social y actividades de encuentro

Y todo esto ¿cómo influye en el trabajo de los profesores? Esta claro que hoy en día no podemos trabajar con los niños cómo se hacía antes, sobre todo cuando se habla del mundo tecnológico. La escuela hoy tiene la tarea de enseñar a los alumnos no solo contenidos didácticos, sino también ayudarlos a desarrollar la capacidad de selección critica en frente a diferentes situaciones, también con las nuevas tecnologías, herramientas potentes que tenemos a disposición, que pero si utilizadas sin pensar pueden ser un arma de doble filo.