Para finalizar la materia...

Los últimos aspectos que hemos tratado para acabar de completar la unidad didáctica para cumplir uno de los objetivos de la materia ha sido usar la tecnología de una forma real, contextualizada y tocando si no todos, casi todos los aspectos de la competencia digital. En cuanto a los cambios que hemos introducido al trabajo han sido dejar claros los roles de cada uno de los integrantes de los grupos a trabajar, a saber: encargado del silencio, encargado del material, portador y coordinador. Esta forma de asignar una responsabilidad a cada niño es parte de las características del trabajo cooperativo para que los alumnos adquieran una actitud independiente, autónoma y responsable. Ya que habíamos aclarado esto, volvimos a revisar todo el documento en caso de que se nos hubiera pasado cualquier cosa referente a la claridad de algún apartado, la redacción del propio trabajo…

Todo señalaba a que estaba en orden, por lo que hemos vuelto a llamar a Fernando, y hemos comenzado a hablar de otros temas referentes a la escuela. Uno de los temas que más interesantes me han parecido ha sido el de tener un equilibrio entre lo que un docente quiere llevar a cabo en el aula y el nivel de descontento de los padres, y en cómo sobre todo al principio de la vida profesional de un docente hay que ir con pies de plomo a la hora de introducir nuevas metodologías, agrupaciones o contenidos, ya que mucha gente es reacia a los cambios bruscos o a los que no está acostumbrada y es mejor poner de tu parte a los padres en vez de ir contra ellos porque siempre tendremos las de perder. Todos estos razonamientos me han parecido muy necesarios a tener en cuenta, ya que como expliqué en mi reconstrucción autobiográfica hay muchas cosas que se deberían avisar en la carrera, pero que nadie te las dice y es algo que tienes que acabar aprendiendo a golpes, como se suele decir.

Para finalizar el diario de esta asignatura, presentamos los tres proyectos grupales durante el martes de una manera no tan formal como se establece en la universidad, estando todos los participantes en círculo, mirándonos las caras y comentando las propuestas de trabajo. Me ha gustado mucho que ninguno de estos proyectos se parecieran entre sí y ofrecieran tanta diversidad, lo que motiva a seguir por el camino de la innovación, dejando claro que nunca hay que rendirse en buscar alternativas reales y contextualizadas de trabajo, por muchos impedimentos que nos pongan.